Un desplazamiento global sin precedentes: 79.5 millones de personas

El 20 de junio es el Día Mundial del Refugiado, y este año las cifras de Naciones Unidas indican que el desplazamiento forzado está afectando a más del 1 por ciento de la humanidad.

54 de cada 100 personas que buscan refugio en otro país son mujeres, de acuerdo con los datos de Naciones Unidas. Foto EDH / archivo

Por Alex Torres

Jun 22, 2020- 04:00

“Es la cifra más alta jamás registrada por ACNUR”, dice parte de un resumen ejecutivo presentado la última semana por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, al haber registrado que de 79.5 millones de personas estaban desplazadas a finales de 2019.

Ese informe también señala que disminuyeron las posibilidades para las personas refugiadas que esperan en una solución rápida de su difícil situación. En la década de 1990, un promedio de 1,5 millones de refugiados regresaron a sus hogares cada año.

Pero durante la última década, ese número se ha reducido a alrededor de 385,000 personas, lo que significa que el aumento en el desplazamiento hoy supera ampliamente las soluciones, advierte esa oficina de la ONU.

Ante esos dramáticos números, ACNUR hace un llamamiento a los gobiernos de todo el mundo para que hagan un mayor esfuerzo para encontrar un hogar para millones de refugiados y otras personas desplazadas por conflictos, persecuciones o eventos que perturban gravemente el orden público.

En el caso de la región centroamericana, los desplazamientos están marcados por la falta de oportunidades económicas (empleo, acceso a vivienda, etc) y por la violencia criminal que en su mayoría la protagonizan pandillas, narcotraficantes y traficantes de armas.

Con 429,900 nuevas solicitudes de asilo en 2019, Venezuela se erige como uno de los países de América y en el mundo, más afectados por este fenómeno social. Honduras (78,100), Guatemala (56,100), El Salvador (54,300) y Nicaragua con 52,000 nuevas solicitudes de asilo, suman a los millones de desplazados que buscan un refugio en otros países.

Y dentro de todos estos números hay una multitud de crisis individuales y muy personales. La cantidad de niños (estimados en 30-34 millones, decenas de miles de ellos no acompañados) que están entre los desplazados es mayor que, por ejemplo, las poblaciones enteras de Australia, Dinamarca y Mongolia juntas, dice el informe.

“Estamos presenciando una nueva realidad, ya que el desplazamiento forzado hoy en día no solo está mucho más extendido, sino que simplemente ya no es un fenómeno a corto plazo y temporal”, dijo el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad