Pandillas asesinan a tres policías en cuatro días

A los atentados anteriores, se le suma un ataque armado desde un vehículo en marcha a la caseta entrada a Santa Ana donde un policía resultó herido.

Foto EDH/ Cristian Diaz

Por David Marroquín/Eugenia Velásquez

Jun 11, 2019- 21:00

El gobierno del presidente Nayib Bukele enfrenta su primer oleada de ataques contra agentes de la Policía, sin que hasta el momento haya develado las acciones que anunció hace unos días para contrarrestar esos atentados y también reducir los altos índices de la violencia criminal provocados en su mayoría por las pandillas.

El jueves pasado, Bukele reveló en su cuenta de Twitter que había sostenido una reunión de emergencia con los responsables de la Policía Nacional Civil (PNC) en la que se definirían las acciones a seguir contra el crimen.

En contraste con el compromiso de Bukele, las pandillas arreciaron los ataques contra personal policial y causaron los asesinatos de tres policías en La Paz, Santa Ana y Ahuachapán; en cuatro días.

Estos atentados contra personal policial se recrudecieron después de que el presidente Bukele se comprometiera a “dar buenas noticias en los próximos días” en materia de seguridad ciudadana.

Analistas en seguridad cuestionaron que hasta el momento no se conozca el plan de seguridad del nuevo Gobierno y consideraron que los ataques de las pandillas contra personal policial buscan presionar al Gobierno para negociar.

Asesinan a investigador de la Policía en Ahuachapán

El agente, Juan de la Cruz Colocho Martínez, de 43 años, fue acribillado a balazos la mañana de ayer cuando se dirigía a sus labores como investigador en el Departamento de Investigaciones de la delegación de Ahuachapán. Colocho Martínez fue atacado en el punto de microbuses de la colonia Los Girasoles del cantón El Barro en Ahuachapán.

No menos de cuatro supuestos pandilleros sospechosos de haber participado en el crimen del agente Colocho Martínez, fueron capturados en vías de investigación.

Con Colocho Martínez suman 22 policías los que han sido asesinados en el transcurso de este año. A los policías se les suman, 12 militares y tres custodios penitenciarios.

Este atentado se registró a las 6:30 de la mañana, pero diez minutos antes se había registrado un ataque armado contra agentes de la Policía destacados en la caseta policial del expeaje, entrada a Santa Ana, carretera Panamericana.

Los atacantes dispararon desde un vehículo en marcha. Un policía resultó herido, por lo que fue llevado al hospital del Seguro Social de Santa Ana, donde su situación es delicada, según fuentes policiales.

Minutos después, las autoridades policiales hallaron el vehículo usado para cometer el ataque, a un kilómetro de la caseta atacada, según fuentes policiales.

Esta serie de atentados de las pandillas contra personal policial comenzó el sábado pasado, con el asesinato del agente, Gerardo Cea Vásquez, quien minutos antes había alertado al 911 de que le daban seguimiento en un vehículo.

Sin embargo, cuando llegaron las patrullas policiales, Cea Vásquez había sido baleado y su estado era crítico. El ataque se produjo en el sector del Tiangue de Santiago Nonualco, La Paz. Cea Vásquez murió horas después en el hospital del Seguro Social de San Salvador.

Las agresiones continuaron la tarde del domingo pasado con la emboscada a un vehículo policial en el que un agente murió y otro resultó gravemente lesionado.

Los policías fueron atacados en el cantón El Cuje de Chalchuapa, Santa Ana. El policía José Dolores Romero Arias, murió en el ataque, mientras que su compañero resultó herido. La patrulla policial tenía 18 perforaciones de bala.

Hay dos versiones sobre el hecho. Una de las versiones es que los policías fueron enviados a atender una denuncia inexistente y al llegar al sitio fueron emboscados.

La otra versión detalla que pandilleros que iban en dos vehículos se encontraron con el carro policial y los delincuentes dispararon contra los policías, quienes lograron repeler el ataque.

Minutos después, los policías hallaron los dos vehículos, en uno de los cuales estaba el cadáver de un hombre.

La Policía investiga si la víctima era uno de los atacantes del carro patrulla o los pandilleros lo llevaban a lanzarlo a algún sitio desolado, pero cuando se encontraron con los policías, los delincuentes decidieron dispararles para evitar que los descubrieran.

Tras el ataque contra los dos policías, Bukele escribió en Twitter que tenían información de que dos funcionarios del Fmln habían pagado a las pandillas para atentar contra personal policial y desestabilizar a su Gobierno. El Fmln reaccionó demandando a Bukele ante la Fiscalía por la “irresponsable” acusación.

Y ayer, el ministro de Seguridad, presentó un aviso ante la Fiscalía por el “posible financiamiento de altos dirigentes del FMLN a pandillas”.

A raíz de esta nueva oleada de ataques, el fin de semana circuló en redes sociales, un memorándum de la Policía en el que se alertaba al personal policial a tomar las medidas de autoprotección a raíz de información de que las pandillas criminales han ordenado el incremento de homicidios de policías y soldados.

Cuando estén de licencia o días libres, las autoridades recomiendan a los policías que eviten frecuentar sitios de tolerancia como cervecerías o bares; así como, evitar visitar a personas en zonas donde se puede vulnerar su seguridad personal, y estar atentos en sitios públicos.

Diputados llamarán a Ministro de Seguridad y Director PNC

Los diputados de la Comisión de Seguridad y contra la Narcoactividad de la Asamblea Legislativa acordaron llamar al ministro de Seguridad Pública, Rogelio Rivas y al director de la Policía, Mauricio Arriaza Chicas. A Rivas lo requieren para explique en qué consiste el nuevo plan que tiene el gobierno de Bukele para frenar la delincuencia y las pandillas.

“Eso le vamos a preguntar, sin decir que él (Bukele) prometió, que queremos conocer cuáles son las acciones que se quedó de conocer desde el primer día (en que tomó posesión) y no se ha presentado nada”, dijo Mauricio Vargas, diputado por Arena.

Con Arriaza Chicas se pretende que explique las razones de minimizar el trabajo de la Policía Rural. “Es parte integral del control territorial que se ha perdido porque la Policía Rural ha sido minimizada en su expresión operativa y eso deja demasiada libertad a estos grupos delincuenciales”, dijo Vargas.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Familia, amigos y exempleados de Nayib Bukele están en el Gobierno
Noticias ¿Sueñas con vivir en otro país? 5 países de inmigración fácil para salvadoreños
Noticias Así será la mega ciudad que construye en El Salvador el líder de la iglesia la Luz del Mundo, detenido en EE.UU. por delitos sexuales