Pacientes son trasladados del hospital Saldaña al Amatepec

Varios pacientes con COVID-19 fueron llevados del hospital público al del ISSS.

Foto de referencia EDH/ David Martínez

Por Evelia Hernández

Abr 03, 2020- 22:30

Con tan solo 193 camas para ingreso hospitalario, el centro de salud público Dr. José Antonio Saldaña, al sur de la capital, es parte de los primeros lugares que el Gabinete Ampliado de Salud destinó para atender los primeros pacientes asintómaticos y críticos por COVID-19.

Si el hospital reúne las condiciones mínimas es un dato que se desconoce, debido a que autoridades de Salud han omitido información sobre la capacidad de respuesta de este centro hospitalario para atender a los pacientes infectados.

Desde que se declaró emergencia sanitaria, el virus ya se ha detectado en cinco municipios. Por ello, a partir de las 4:00 de la tarde de este viernes, 14 pacientes positivos con coronavirus, tres de ellos en estado crítico, fueron trasladados del hospital Saldaña hacia el Hospital Amatepec del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

 

Vea especial: Coronavirus, El Salvador contra la pandemia

El centro de salud se encuentra ubicado en Soyapango, y ahí serán referidos los casos confirmados con COVID-19, informó el Seguro Social, a través de su cuenta de Twitter, a los derechohabientes que hacen uso de ese hospital.

Foto EDH / Cortesía

Hospital Saldaña, con poca capacidad de respuesta

Cuando el primer protocolo internacional por coronavirus se activó, las autoridades de Salud no dieron mayores explicaciones a las interrogantes sobre el lugar donde serían tratados los pacientes. Fue a través de las redes sociales que las mismas personas en cuarentena en los albergues informaron y denunciaron las condiciones del centro hospitalario. Las autoridades de Salud han omitido el número de personas que se encuentra en observación en ese lugar.

En los videos que circularon en redes, un promedio de 10 personas con resultados positivos a coronavirus comparten habitación con hombres, mujeres, embarazadas y personas de la tercera edad cuyas pruebas han resultado negativa.

Desde el pasado 30 de enero, fecha en que el ahora ministro de Salud, Francisco Alabí, descartó el primer caso sospechoso del virus, las especulaciones sobre la capacidad del hospital empezaron a surgir. Las autoridades de Salud manifestaron que este centro de salud cumplía con todos los requisitos en cuanto a personal y equipo médico especializado.

Podría interesarle: Lo que debes hacer al entrar y salir de casa para evitar el contagio del coronavirus

Sin embargo, aparatos de tomografía del hospital Nacional Rosales, este último de tercer nivel, fueron llevados al hospital Saldaña, según denunció en su momento el Colegio Médico.

El Saldaña es un centro hospitalario clasificado por su funcionamiento como hospital de segundo nivel, además de ser un hospital escuela. Este centro de salud tiene capacidad para 193 camas, según su último Plan Operativo Institucional en 2019.

La categorización de hospital Departamental de Segundo Nivel se refiere a los centros que tienen mayor capacidad de respuesta en infraestructura y elementos técnicos, y además de las especialidades básicas, cuentan con subespecialidades de acuerdo con el perfil epidemiológico del área, así como con equipo y personal técnico.

En este hospital, según el Plan Operativo 2019, se contaba con 237 médicos remunerados por Ley de Salarios, 21 por Servicios Profesionales y 11 ad honorem, más 87 personas de apoyo (enfermeras y personal técnico).

Dentro de las debilidades que presentaba el Saldaña está la falta de capacidad de gestión e inversión, así como la falta de personal en todas las áreas, ausencia de una Unidad de Cuidados Intermedios “para dar respuesta a las necesidades de cirugía de tórax y un desabastecimiento frecuente”, se explica en el Plan Anual de 2019.

Además, advierten que la infraestructura es obsoleta y en mal estado, falta de personal, inadecuado tratamiento de aguas servidas, falta de un sistema informático único para la atención de pacientes, falta de manual de procesos y vías de acceso deterioradas. Mientras que las principales amenazas a su funcionamiento son: falta de presupuesto y fallas en los servicios básicos, especialmente en el abastecimiento de agua.

Entre las fortalezas, destacan la infraestructura y que la institución es un hospital escuela.

Mientras que el hospital Amatepec adonde serán referidos los pacientes con COVID-19, aunque cuenta con mejor infraestructura y equipamiento y tiene un aproximado de 200 camas, es un hospital que presenta un problema en el sistema de tuberías, por lo cual en tiempo de lluvia tiende a inundarse.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad