Nuevo Distrito Flor Blanca busca mejorar el comercio en la zona

El proyecto es una iniciativa de la USAID, la Alcaldía de San Salvador y Fundemás. Se espera que genere 190 empleos hasta diciembre del 2020, y tiene una inversión de $735,000.

Por Violeta Rivas

Dic 12, 2019- 04:30

La Embajada de los Estados Unidos en El Salvador, a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), en alianza con la Fundación Empresarial para la Acción Social (Fundemás) y la Alcaldía de San Salvador realizaron el lanzamiento del Distrito Flor Blanca, con el objetivo de fomentar la economía en la zona a través de la generación de negocios, empleos y mejora del paisaje urbano.

El evento estuvo presidido por el embajador de los Estados Unidos en El Salvador, Ronald Johnson; el alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt; y el presidente de Fundemás, Tomás Regalado, además de socios estratégicos que participarán durante la ejecución del proyecto y otros invitados especiales.

El proyecto del Distrito Flor Blanca será implementado en el área comprendida entre la 49 Avenida Sur y la 25 Avenida Sur, y entre la Alameda Roosevelt y la 12 calle Poniente.

Con la revitalización de la zona, las entidades buscan desarrollar actividades económicas, deportivas y culturales.

La inversión en el proyecto, que será implementado en nueve meses, es de $735,000 que son aportados por USAID, la municipalidad de San Salvador, Fundemás y otros socios de la iniciativa.

Para la ejecución del proyecto, USAID establecerá un comité administrativo del distrito que tendrá la participación del sector privado, la comuna capitalina, los residentes de la colonia Flor Blanca y otros actores estratégicos.

Este comité se encargará de desarrollar acciones para mejorar el clima de negocios del distrito con la finalidad de buscar alternativas para su sostenibilidad, además ayudarán a mejorar las capacidades de 82 micro y pequeñas empresas y emprendimientos de la zona para que incrementen sus ventas, generen empleos y fomenten la gestión ambiental.

El proyecto espera generar 190 puestos de trabajo durante su ejecución hasta diciembre del 2020.

“Apostarle a esta zona de la capital es crear nuevas oportunidades de trabajo para nuestra gente, es ampliar el desarrollo de la ciudad y por ende traducirlo en una mejor calidad de vida para los capitalinos. Lo mejor de todo es que estamos demostrando que al trabajar en equipo los resultados son mejores, por eso agradezco a USAID, al gobierno amigo de los Estados Unidos y a Fundemás por ser actores clave en transformar lo que desde hoy es el Distrito Flor Blanca”, expresó Muyshondt.

El embajador de Estados Unidos en El Salvador, Ronald Johnson, describió este esfuerzo como una muestra del trabajo del gobierno de los Estados Unidos en El Salvador.

“Este proyecto es un ejemplo de cómo nosotros trabajamos lado a lado con las comunidades de El Salvador, cómo socios confiables, para tener un impacto positivo en la vida diaria de nuestros amigos salvadoreños”, manifestó el embajador.

Añadió que la colonia Flor Blanca es emblemática con mucha historia y potencial, y que como país amigo de Estados Unidos apoyan los esfuerzos que se realizan en El Salvador donde las personas buscan su superación.

“En muchos países alrededor del mundo los centros históricos de la capital son grandes fuentes de actividad económica, son atracciones turísticas, centros de negocios, de comercio, artístico y más, y San Salvador tiene todo lo que necesita para también ser uno de esos destinos turísticos”, opinó Johnson.

Tomás Regalado, de Fudemás, manifestó que la alianza público privada de donde ha nacido el distrito está construyendo una comunidad donde estarán trabajando con micros y pequeñas empresas, pero principalmente para crear convivencia entre todos los actores del sector de la colonia Flor Blanca, que tiene mucha carga histórica y cultural.

“También estaremos trabajando un proyecto ambiental, de reciclaje, con las empresas y las comunidades, y la mayor importancia, que es otro de nuestros pilares, es que dejaremos la capacidad instalada en un comité del vecindario que tendrá la intervención no solo de empresas, sino de actores clave de la comunidad”, dijo Regalado.

En el marco del proyecto, el parque Cuscatlán representa un incentivo social y económico que también beneficiará a la zona debido al flujo de visitantes, por lo que el mejoramiento del comercio será otro atractivo más para el sector.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad