Investigación fiscal involucra a dos funcionarios de Bukele con maras

Se trata de Mario Durán, ministro de Gobernación, y del director de Tejido Social, Carlos Marroquín. Tuvieron reunión con pandilleros el 21 de diciembre de 2015 en un restaurante de Antiguo Cuscatlán.

El ministro de Gobernación, Mario Durán Gavidia, en la colonia Valle Verde, de Apopa, donde inauguró un proyecto educativo. Investigaciones fiscales lo vinculan con una supuesta negociación con pandilleros. Foto EDH / cortesía

Por David Marroquín

Feb 06, 2020- 06:30

Las intervenciones telefónicas que les hacía la Fiscalía General a los cabecillas nacionales de la mara Salvatrucha (MS) durante las investigaciones de la Operación Jaque, permitieron descubrir que dos actuales funcionarios del gobierno de Nayib Bukele también se reunieron, al menos en una oportunidad, con pandilleros de la referida organización criminal, según el requerimiento fiscal de ese caso.

La realización de la cita fue ratificada por dos investigadores de la División élite Contra el Crimen Organizado (Deco) cuando declararon en el juicio contra 87 pandilleros y colaboradores de esa pandilla en la operación Jaque.

El ministro de Gobernación, Mario Edgardo Durán Gavidia, y el director de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Amílcar Marroquín Chicas, apodado “Sliptone”, fueron los que se reunieron con el cabecilla de la MS, Edwin Ernesto Cedillos Rodríguez, apodado El Renuente; además de otros pandilleros, uno de los cuales es apodado El Trucha.

Acudieron a la cita como funcionarios de la alcaldía de San Salvador, administrada entonces por Bukele.

En el requerimiento fiscal se detalla que el 21 de diciembre de 2015 se recibió información en el Centro de Intervención de las Telecomunicaciones de la Fiscalía, que ese día, Cedillos Rodríguez y otros miembros de la MS se reunirían con funcionarios de la comuna capitalina.

El encuentro fue acordado en un restaurante de un centro comercial que se localiza en Ciudad Merliot, Antiguo Cuscatlán.

Tres equipos de investigadores vestidos de civil y otros uniformados de la Deco se alistaron para irse a la zona a darle vigilancia, seguimiento e identificar a los pandilleros que participarían en la reunión. Hasta ese momento, los investigadores desconocían de qué funcionarios municipales se trataba.

El director del Tejido Social del gobierno, Carlos Amílcar Marroquín, se citó con jefes de MS cuando desempeñaba ese cargo en la alcaldía. Foto EDH

Los policías también tenían la misión de hacer fotografías e identificar a las personas que se reunirían con los pandilleros. Los policías que entraron al centro comercial observaron que había dos hombres con aspecto de pandilleros reunidos con dos hombres. Uno de ellos vestía una camisa con distintivos de la alcaldía de San Salvador. Además era fornido, barbudo, y de 1.80 metros de estatura.

En un momento de la reunión, uno de los individuos que parecía pandilllero salió del restaurante hablando por teléfono. Minutos después llegó Cedillos Rodríguez al restaurante y se sentó en la mesa donde estaban reunidos con Durán y Marroquín, según el requerimiento fiscal y el testimonio de los policías.

Uno de los investigadores se les acercó y escuchó que Cedillos Rodríguez le dice a uno de ellos: “qué ondas, Trucha”. Este pandillero era fornido, de tez morena y vestía un suéter blanco, pantalón azul y gorra. Este le respondió: “órale loco”.

Los policías dijeron en el juicio que los pandilleros y los funcionarios municipales estuvieron reunidos por unas dos horas. Aseguraron que no supieron lo que habían tratado en el encuentro porque los pandilleros como los funcionarios municipales hablaban en voz baja.

Al salir del restaurante, los equipos de investigadores interceptaron a los funcionarios municipales para identificarlos. Marroquín Chicas fue interceptado por los policías en el redondel Naciones Unidas. Él manejaba la motocicleta placas M-118-465. Se identificó como el jefe de la Unidad de Reconstrucción del Tejido Social de la alcaldía de San Salvador, el mismo cargo que desempeña en el gobierno de Bukele.

Durán Gavidia fue interceptado en la alameda Manuel Enrique Araujo, frente al Estado Mayor de la Fuerza Armada. En esa oportunidad viajaba en el vehículo placas nacionales N-2-689, el cual era manejado por un motorista de la alcaldía capitalina.

Durán Gavidia rechazó en su momento haberse reunido con pandilleros.

Se consultó a la Fiscalía General para saber si hay una investigación abierta contra los dos funcionarios, pero hasta ayer tarde no se tenía ninguna respuesta.

Hasta el momento, la Fiscalía ha acusado formalmente a otros funcionarios y exfuncionarios por presunto pacto con pandillas.

Los acusados son: el alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt; el exministro de Gobernación, Arístides Valencia, el exministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara; el exmediador de la tregua entre pandillas, Raúl Mijango, el columnista Paolo Lüers, Wilson Alvarado Alemán, exrepresentante de Fundación Nahual, y el fallecido exalcalde de Ilopango, Salvador Ruano.

Valencia, quien se hallaba fuera del país, informó ayer en Twitter que hoy se presentará al juzgado “a cumplir con mi deber ciudadano”.

Todos están acusados de los delitos de asociaciones ilícitas y fraude electoral. La audiencia inicial contra ellos se realizará mañana.

Te recomendamos

El festival “Foodsion Suprema 2020” llega cargado de sorpresas y esto es lo que debes saber
7 preguntas y respuestas frecuentes sobre el coronavirus
Frijoles, el beneficioso y tradicional alimento que favorece tu salud
5 maneras infalibles para ahuyentar los zancudos por las noches

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad