Nancy Pelosi cuestiona viabilidad de “Tercer país seguro” en C.A.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, junto a otros legisladores, criticaron las redadas y otras medidas represivas contra migrantes

Una delegación de doce congresistas estadounidenses visitó El Salvador para conocer sobre la situación del país.

Por Xenia González Oliva

Ago 10, 2019- 06:33

La propuesta según la cual El Salvador, Guatemala y Honduras se conviertan en un “tercer País Seguro”, es vista con mucho escepticismo de parte de los legisladores estadounidenses que realizan una gira por el área.

“Yo no estoy convencida de la eficacia de una solución en un “tercer país”, no lo considero una solución, es algo que tiene que verse”, sostuvo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en su visita a El Salvador ayer.

Pelosi, legisladora por el partido Demócrata de California, reveló que durante su previa visita a Guatemala, preguntaron sobre cuáles eran los términos del acuerdo para imponer a un “tercer país seguro”, pero que no estos aún no habían sido escritos y ellos no tuvieron la oportunidad de conocerlo.

El concepto de este proyecto se plantea bajo la idea de que si una persona sale en busca de asilo hacia Estados Unidos, puede ser detenida y remitida a un tercer país que deberá atender su solicitud.

Este tercer país debe tener las condiciones para cumplir las normas de tratamiento acordes a la convención sobre el Estatuto de Refugiados de 1951, que implica garantizar protección, seguridad y una serie de condiciones de vida para las personas refugiadas.

Henry Cuéllar, miembro representante por Texas, dijo que escucharon que se quiere hacer un acuerdo de un tercer país seguro con El Salvador similar al que se hizo con Guatemala. Para él se ve muy difícil que se consiga cumplir con las condiciones necesarias y será importante evaluar las condiciones de El Salvador.

Mientras que Norma Torres, miembro de la Cámara de Representantes por California, dijo que no aceptaba que a Guatemala se le pusiera como tercer país seguro, ni tampoco que ocurriera lo mismo con el resto del Triángulo Norte.

“No quiere decir que no podemos tener unos acuerdos que juntos podamos buscar una ayuda y trabajar para mejorar el tema de las maras, de las personas que se están yendo y pidiendo asilo a los Estados Unidos, escapando de una vida de violencia aquí”, dijo. Torres añadió que esperan poder trabajar con el nuevo presidente Nayib Bukele.

“Este día escuchamos que la gente aquí se muere o se va, queremos que vivan y se queden en su propio país”, dijo Pelosi.

Los congresistas expresaron la necesidad de un verdadero trabajo en conjunto entre Estados Unidos y los países del Triángulo Norte para atender los problemas que están obligando a las personas a huir de sus hogares.

Jim McGovern, miembro demócrata de la Cámara de Representantes de Estados Unidos por el estado de Massachusetts, expuso la responsabilidad histórica de su país con El Salvador.

El legislador recordó el millonario apoyo que Estados Unidos brindó a El Salvador durante la época de la guerra, pero que cuando esta concluyó el apoyo económico se redujo dramáticamente.

“Debimos habernos quedado y ayudado a reconstruir, pero no lo hicimos”, añadió que también Estados Unidos influyó con la deportación de miembros de pandillas a un país que aún no se había reconstruido. “Si hay algún pueblo por el que los Estados Unidos debe tener compasión es el pueblo de El Salvador”.

Críticas a redadas y separación de familias

Los legisladores estadounidenses demostraron su rechazo ante las medidas tomadas por la administración del presidente Donald Trump ante la situación de la migración irregular, principalmente contra las decisiones de separar familias en las fronteras y las últimas redadas contra migrantes.

Jesús García, miembro del congreso por Illinois, Chicago, lamentó que la reciente redada en Misisipí ocurrió justo en el primer día de clases y apenas días después de la masacre en Texas. “Repudiamos estas acciones. Se está cambiando una larga tradición en los Estados Unidos de recibir a personas que buscan ayuda, que buscan asilo, y que vienen de circunstancias donde son perseguidos, donde sus vidas están en peligro”, dijo.

La delegación de 12 legisladores visitó ayer la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), donde hablaron con el rector Andreu Oliva y el padre José Tojeira. Los congresistas sostuvieron que dan todo su apoyo a que se logre un proceso de justicia ante los casos de la masacre de los jesuitas y la masacre de El Mozote.

“Creemos que los derechos humanos deben ser el centro de la política exterior de los Estados Unidos y eso significa que seremos una voz en favor de las víctimas en El Salvador, una voz a favor de los que buscan justicia y una voz a favor de los que buscan una respuesta compasiva a los migrantes”, dijo McGovern.

Agregó que es importante que se liberen las condiciones a la asistencia económica de Estados Unidos a El Salvador, para continuar el apoyo a organizaciones en pro de derechos humanos.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Julia Haydeé Mora, la Miss El Salvador de 1985 que nunca envejeció
Noticias Cinco hermosos lugares que te pagan por vivir y trabajar en ellos
Noticias Las caricaturas del prófugo Mauricio Funes, nacionalizado para evitar extradición y ser juzgado por corrupción

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad