Muestra “Huellas de silencio” alza la voz contra el feminicidio

Mostrar con claridad los diferentes rostros de la violencia contra la mujer es el objetivo principal de esta muestra fotográfica inaugurada en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La exposición muestra historias sobre qué sucede después de que ocurre un feminicidio, en las familias. Foto EDH/ Menly Cortez

Por Menly Cortez / Rosemarié Mixco

Nov 26, 2019- 18:42

“Ninguno de nosotros tenía que estar aquí. Hoy es un día de denuncia, sobre todo, y desde la Unión Europea queremos contribuir no solamente a la denuncia sino a trabajar conjuntamente para que esta plaga del feminicidio aquí en El Salvador y en otros países del mundo se termine”.

Así inició su discurso el embajador de la Unión Europea en El Salvador, Andreu Bassols, la noche del lunes 25, en el Museo Nacional de Antropología David J. Guzmán (Muna), en la inauguración de la muestra “Huellas de silencio: impacto de la violencia feminicida”.

La exposición es parte de las actividades culturales programadas para alzar la voz contra este flagelo que golpea al istmo latinoamericano, impulsadas por el Ministerio de Cultura y la iniciativa Spotlight de la Unión Europea (UE) y las Naciones Unidas (ONU).

El acto simbólico de la iluminación de un listón color naranja emocionó a los asistentes. Foto EDH/ Menly Cortez

Lamentablemente, como lo expresó Bassols, El Salvador es el país del continente latino con mayores índices de feminicidio. Seis mujeres de cada 100,000 habitantes son víctimas de este tipo de violencia física, según cifras reveladas por la coordinadora residente del Sistema de Naciones Unidas (SNU) en El Salvador, Birgit Gerstenberg.

“‘Huellas de silencio’ es un homenaje a las 2,782 mujeres cuyas vidas fueron truncadas en forma violenta entre el 2012 y el 2018, de las cuales 1,213 casos se registraron jurídicamente como feminicidio”, según detalle proporcionado por la UE. La actividad pretende romper los estereotipos sobre las víctimas y su entorno.

Además de la muestra fotográfica, distintos edificios de El Salvador serán iluminados en color naranja como parte de la campaña internacional ÚNETE: “Pinta el mundo de naranja: Generación Igualdad condena la violación” de la ONU, del 25 de noviembre al 10 de diciembre próximo.

Previo a la inauguración, hubo un recital de poesía en homenaje a las víctimas a cargo de Keny Rodríguez, Claudia Chávez y Daysi Osorio. Foto EDH/ Menly Cortez

Edificaciones como el Palacio Nacional, el Teatro Presidente, el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, la PNC (El Castillo), el Museo del Banco Central de Reserva (BCR), las oficinas de la ONU, la Delegación de la UE y los teatros nacionales de San Salvador, Santa Ana y San Miguel, lucirán el matiz anaranjado, símbolo de un futuro más brillante, libre de violencia contra las mujeres y niñas.

Ayer 26, en el Muna, se inauguró la exposición “¿Qué llevaba puesto?”, inspirada en el poema homónimo escrito por la doctora Mary Simmerling. Esta exhibición ofrece testimonios reales de sobrevivientes de violencia sexual.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad