La mitad de los fondos para plan de seguridad proviene de créditos

Los $91 millones que exigió el presidente Nayib Bukele la noche del miércoles saldrán de un préstamo de $200 millones que el gobierno quiere que la Asamblea le autorice negociar con el BCIE para ejecutar la fase II.

En la imagen: Juan José Martell (CD); Mario Ponce y Francisco Merino (PCN); Guadalupe Vásquez (GANA); Nelson Fuentes (ministro de Hacienda); Yanci Urbina (FMLN); Francisco Zablah (GANA); Anabel Belloso y Nidia Díaz (FMLN).

Por Eugenia Velásquez

Jul 11, 2019- 21:23

Casi la mitad de los $575.2 millones que el presidente Nayib Bukele planea invertir en las 3 primeras fases del Plan Control Territorial que durará dos años desde 2019 para combatir la inseguridad, provienen de préstamos que el gobierno anterior gestionó, más otro de $200 millones que pide a la Asamblea le autorice negociar, explicó ayer el ministro de Hacienda, Nelson Fuentes.

El funcionario detalló a los diputados de la Comisión de Hacienda la distribución del dinero en las distintas etapas que conlleva el plan que Bukele ha diseñado y que busca erradicar a las pandillas, la delincuencia y al crimen organizado.

De los $575.2 millones, $268.6 millones serán financiados con créditos. El mayor es de $200 millones de un préstamo que Hacienda está tramitando con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE). Bukele urgió la noche del miércoles a los diputados aprobar ese dinero pues de allí saldrán $91 millones que necesita de inmediato para iniciar la fase 2.

Luego hay otros $58.2 millones de créditos por desembolsar que fueron avalados por la Asamblea a petición del exgobierno del FMLN. Más otros $10.4 millones de préstamos de inversión que están incluidos en el Presupuesto actual para un total de $268.6 millones.

El resto, $306.6 millones para totalizar los $575.2 millones de las tres primeras fases de siete que Bukele pretende ejecutar en su quinquenio, vendrán del Fondo General de la Nación, a razón de $80.6 millones; y $122.2 millones del impuesto a la seguridad por servicios de telefonía celular e Internet.

Ese monto es lo que el Estado prevé recolectar del impuesto a la seguridad entre julio a diciembre del presente año. Otros $103.9 millones saldrán de donaciones, según la presentación que hizo Fuentes a los diputados, pero no reveló quiénes son los financistas.

La distribución de los fondos a ejecutar entre 2019 a 2021 sólo para la fase 2 son: $244.9 millones. Para este año son $192.8 millones para desarrollar la fase 1 y 2, cuyo objetivo es “perfilar e identificar las estructuras delictivas en 17 municipios, para un combate frontal, a través de la intervención directa; disuadir el comportamiento delictivo en las zonas más vulnerables para transformar la obtención de recursos y el modo de subsistencia”; así como “el control y rigurosidad en los centros penales para mejorar las condiciones y usabilidad de las bartolinas. Movimiento de reos en centros penales”.

Para la Fase II, Bukele la ha llamado “Oportunidad” e involucra programas de recuperación de jóvenes que están en riesgo de ingresar a las pandillas y planes de reinserción laboral a la vida social y productiva para quienes deseen salirse de los grupos delincuenciales.

Son tres ejes: “reactivar el tejido social y económico para dar oportunidades en las zonas vulnerables; recuperar, sanear y remodelar los espacios para mejorar las condiciones de vida, generando convivencia y sentido de pertenencia; y apoyar con oportunidades y opciones diferentes transformando las localidades para la inserción a la vida productiva”.

Para 2020 se ejecutarán simultáneamente las 3 fases por $226.2 millones. Para la fase 3 se destinarán $120.8 millones. En 2021 las tres etapas costarán $156.2 millones.

El proceso más caro del Plan se concentra en la fase 2, cuyo monto asciende a $258.4 millones; mientras que la fase tres es de $210.1 millones y la fase uno que ya está siendo ejecutada es de $106.7 millones.

¿Qué dicen los diputados?

En la noche del miércoles Bukele les exigió a los diputados que le aprobaran $91 millones que ayer se supo por medio del titular de Hacienda que vendrán de una nueva deuda. “Diputados aprieten el botón” les dijo y si no lo hacen envíen a sus “suplentes” para que la población vean que quieren trabajar para reducir la inseguridad, les advirtió el mandatario en cadena de televisión.

“No es solo de presionar el botón, es un tema de mucha responsabilidad, aquí es muy feo que a los diputados nos vean como simples presionadores de botón y no lo somos, cuando hablamos de $91 millones, tengamos presente que es dinero de todos los salvadoreños”, refutó Rodolfo Parker, del PDC.

Norman Quijano, de ARENA, mostró satisfacción por la explicación y las consultas que Fuentes les hizo ayer, pero aduce que la iniciativa de petición de los $91 millones aún no ha llegado a la Asamblea para analizarla.

“Nos han mostrado que todo el proceso del combate de la criminalidad de 2019, 2020 y 2021 representa $575 millones, pero lo que va a entrar en los próximos días es una petición de préstamo de $90 millones”, aseveró Quijano.

Yanci Urbina, del FMLN, dijo que todavía no tienen claridad de muchas cosas y que el Plan de Bukele le parece que es una réplica del Plan El Salvador Seguro que el gobierno del FMLN implementó.

Te recomendamos

Movistar La instagramer Amber Luke quedó ciega después de tatuarse los ojos de azul
Movistar En “Al rojo vivo”, María Celeste Arrarás resalta la belleza e inteligencia de Miss El Salvador
Movistar Fallecida actriz Edith González se habría contactado con médium y esto fue lo que le dijo

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad