Ministro de Seguridad: “Todos los sectores debemos de rechazar negociar con criminales”

Mauricio Ramírez Landaverde tiene claro que el crimen organizado busca elevar los niveles de violencia para tener un arma de negociación con el nuevo gobierno.

Mauricio Ramírez Landaverde
Mauricio Ramírez Landaverde / Foto Por EDH

Por Enrique Miranda

May 06, 2019- 05:30

El ministro de Justicia y Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, está por concluir su gestión al frente de uno de los ministerios más expuestos en el país, pero considera que pese a la ola de criminalidad que debió enfrentar este gobierno luego de concluida la tregua con las pandillas del anterior gobierno, han salido bien librados.

Destaca el haber logrado reducir el índice de homicidios y retomado el control de los presidios como sus logros más sensibles. Además, dice que la institucionalidad en las filas de la Policía es firme para enfrentar un cambio de gobierno aunque no haya comunicación todavía y se muestra listo para hacer el traspaso del ministerio al gobierno entrante.

A un mes de que finalice su gestión, ¿ya se han reunido con algún equipo del gobierno entrante?

Aún no hemos tenido la oportunidad. Estamos a un mes, consideramos que hay espacio suficiente para poder hacerlo más adelante. Sin embargo, ya tenemos lineamientos de parte del señor Presidente, también la Corte de Cuentas de la República está controlando el proceso en el sentido que ya tenemos todo listo ordenado para hacer una transición completa, transparente y en la cual haya oportunidad de poner al tanto a las autoridades entrantes de todo el quehacer institucional, la parte de los proyectos, la parte presupuestaria, financiera, los diferentes planes operativos, estratégicos y todo aquellos asuntos en marcha y pendientes que deberán pasar a conocimiento de las nuevas autoridades para la toma de decisiones que corresponda.

¿Cómo le entregan al nuevo gobierno el área de seguridad?

Con desafíos muy grandes pero también con avances significativos. Partiendo de que al presente gobierno correspondió enfrentar una situación dura en el sentido que al inicio de este gobierno finalizó el proceso que conocemos como tregua y, sin ninguna, duda desde el inicio del gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén la criminalidad, las maras o pandillas, iniciaron una campaña que tuvo como propósito incrementar los homicidios, forzar al gobierno a retomar las acciones que habían aprendido un año antes, a partir de marzo de 2012.

Por lo tanto, los primeros años de la presente administración fueron de un incremento de la violencia significativo y sobre todo que fue dirigido contra miembros de las instituciones de seguridad con un periodo muy doloroso para la Policía, la Fuerza Armada pero que estas instituciones encararon con firmeza manteniéndose en la legalidad, aplicando la ley, lo cual inició con una fuerte campaña de persecución en todo el país.

Posteriormente desde enero de 2016 se inician dos grandes esfuerzos desde la estrategia de seguridad. Por un lado, el plan El Salvador Seguro y las medidas extraordinarias desde el primer trimestre de ese año, con lo cual, ya se empezó a tener una reducción clara cada año. De forma que del 2015 al 2018 se redujo en más de 50 puntos la tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes. Es un resultado importante, significativo. Que significó la reducción a la mitad de los índices de violencia.

A las puertas de nuevo gobierno se incrementan los ataques a la Policía ¿Cómo interpreta esto?

Precisamente por eso, es una búsqueda de la criminalidad de incidir en las decisiones, en este caso, de las futuras autoridades en momentos previos a la ascensión de un nuevo presidente y de nuevos titulares en el área de seguridad.

Es una búsqueda de mostrar cierto poder o fuerza, lo cual no les podemos nosotros reconocer nada de eso. Son ataques cobardes, por la espalda, en momentos que las víctimas están más vulnerables. Y en el caso de los miembros de las instituciones de seguridad, cuando los miembros de la Policía o la Fuerza Armada están descansando con sus familias, en sus actividades particulares. Esos son los ataques que ellos están haciendo.

Debe haber entonces un rechazo unánime porque esta situación no amenaza al gobierno actual, ni a las autoridades futuras, es una amenaza para todo el país. Esto debería de unir a todos los sectores, porque va a afectar igualmente al gobierno que sale como al que entra.

El gobierno entrante no puede estar atado de las manos. Debemos de continuar la lucha. Estos cinco años significaron enfrentar desde el inicio una dura situación porque hubo sin duda una campaña muy fuerte de presión a través del ejercicio de la violencia. La hemos ido superando tenemos que seguir adelante y si estos cinco años ha significado una lucha muy dura para resistir esa situación debemos seguir adelante puesto que el retroceder podría poner al Estado en una situación más difícil y vulnerable.

¿Cómo ve el llamado que hizo en este contexto el presidente electo de un acuerdo nacional con todos los sectores?

El diálogo siempre es necesario y positivo. De hecho a través del diálogo se lograron consensos importantes para constituir el Consejo de Seguridad Ciudadana y el Plan El Salvador Seguro.

Ese fue un resultado del diálogo y la búsqueda de consensos, de entendimientos con todos los sectores de la sociedad, no solo las instituciones gubernamentales sino también las municipalidades, la sociedad civil, la cooperación internacional, los partidos, las iglesias y otros sectores importantes de la vida nacional, pero el diálogo es muy diferente a la negociación o la búsqueda de entendimientos con el crimen. Eso es lo que debemos de evitar.

El diálogo y la búsqueda de acuerdos son procesos importantes y sobre todo cuando enfrentamos un problema de criminalidad tan complejo, multicausal. Debemos de reconocer que no es solamente a través de las acciones gubernamentales ni mucho menos solo de las instituciones de seguridad. Tiene que ser el quehacer de todos los sectores de la sociedad. Por ende, en temas de seguridad es todavía más importante esos niveles de búsqueda de entendimientos, pero en ningún momento debe confundirse eso con negociar con criminales ni mucho menos hacer concesiones fuera de la ley. En cuanto a eso, sí debemos de tener un rotundo rechazo. Todos los sectores, no debemos permitir eso.

No ha habido comunicación entre el gobierno entrante y el saliente, ¿qué va pasar si en este tiempo no hay un entregar a las nuevas autoridades en una área tan sensible?

Esperamos que haya un acercamiento. Tenemos todavía 30 días en los cuales confiamos en que habrá la oportunidad de poder dialogar con las autoridades entrantes y llevar a cabo el proceso de transición que es tan importante. Si no se produjese, si hubiera una situación que lo impida contamos con una institucionalidad que se ha venido fortaleciendo. La PNC tiene una estructura organizativa que le puede hacer frente a esta situación. De igual forma las demás instituciones del área de seguridad, Centros Penales, Migración, entre otros, tienen una estructura de mando que permite sobrellevar este tipo de situaciones.

La Policía por ejemplo ya lo vivió un tiempo. Hubo un tiempo en el cual sus autoridades tanto en el ministerio como en la dirección general que eran ocupadas en ese tiempo por militares de carrera fueron declarados inconstitucionales sus nombramientos. De forma que de una forma inmediata cesaron en sus funciones y pasó un período de casi dos semanas en que no hubo director general en la PNC por ejemplo. Y algo que pasó desapercibido, nadie reparó en ello pero fue una realidad. Qué fue lo que permitió a la institución continuar su trabajo con normalidad. Que hay ya una institucionalidad, hay cadena de mando y procesos para sobrellevar este tipo de situaciones. En el gobierno actual como siguiente habrá que seguir persiguiendo el crimen. El control migratorio no se detiene. Cada institución está debidamente compenetrada con su labor.

¿Han logrado estabilizar las cifras de homicidios?

El 2016 inició con una situación muy importante, fue el inicio del plan El Salvador Seguro. Y derivado de ellos fue la implementación del plan en la PNC de una intervención integral de los sectores. Se destinaron equipos de la PNC a los sectores más complicados bajo la misma idea del Plan de focalizar en los territorios más difíciles.

En el primer trimestre del año empezamos a tener resultados positivos. El 1 de abril de ese año inician las medidas extraordinarias y hay una reducción aún más clara. Presentamos los indicadores de reducción más importantes, de forma que logramos terminar el año 2016 con una reducción bastante fuerte.

Más de 6,600 homicidios ese año redujimos a 5,280 y la tasa de 103 se redujo a 81. En 2017 la tasa se redujo a 60, y el 2018 se redujo a 50. Quiere decir que en ese periodo la reducción de más de 50 puntos en la tasa son resultados realmente relevantes. No es fácil obtener una reducción de ese tipo. No solamente la reducción, sino la tendencia que se mantiene aún este año, a pesar que hemos tenido dos periodos de incremento. Donde han arreciado los ataques, en enero antes de la elección y en abril antes que asuma el nuevo gobierno.

Eso ha sido el resultado más relevante, lo más destacables sin duda estos cinco años es la reducción de la violencia no solo como tal sino lo que significó. Lo que significó fue una intención muy clara de que los homicidios se dispararan. Que la violencia subiera y llevar al Estado que no tuviera más opción que volver al periodo anterior. A eso nos enfrentamos eso fue lo que se resistió con la ley en la mano.

¿Qué llamado haría a la población?

Hago un llamado a todos los ciudadanos, a todos los sectores de la sociedad, que conocen que ha habido un proceso difícil de incremento de la violencia contra los operadores de la ley. Informarles que estamos trabajando desde el primer momento por parar cuanto antes esta situación que ya la hemos vivido en el pasado y ha logrado ser detenida rápidamente.

Tenemos que apoyar a la PNC, a la Fuerza Armada, cuyos miembros están enfrentando con determinación pero también con mucho sacrificio para ellos y sus familias este momento. Sin perjuicio de las preferencias políticas que el ciudadano tenga hay algo que debe unir al país: en primer lugar enfrentar todos juntos esta grave amenaza apoyar a las instituciones que están luchando fuertemente para poder sacar al país adelante en esta situación y hacer el llamado a la unidad. Estos temas deben unirnos a todos.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Movistar Vive una experiencia llena de elegancia y tecnología
Noticias Yolanda Andrade “reveló” que se casó con Verónica Castro y ésta fue la contundente respuesta de la legendaria actriz
Noticias ¿Es lo mismo hacer el amor y tener sexo? Un psicólogo aporta al debate
Noticias Se destapa “el secreto” tras el último episodio de El Chavo del 8 en el que aparece Quico

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad