Miles de Chilenos mantienen ola de protestas en su país

Hace casi una semana, un violento estallido social que siguió a las protestas de estudiantes en rechazo al aumento en la tarifa del subterráneo irrumpió en la capital chilena y dejó a su paso la destrucción de la mayoría de las estaciones del metro, el saqueo e incendio de supermercados y farmacias y se extendió a casi todo el país.

Los chilenos le dicen al presidente que "no hay guerra" sino un descontento por sus mdidas. Foto AFP.

Por AP

Oct 25, 2019- 04:24

El presidente chileno Sebastián Piñera envió el jueves al Congreso un proyecto para bajar la tarifa de la electricidad, que forma parte de un paquete de medidas con el que busca frenar el estallido social que lleva una semana y que ha dejado al menos 18 muertos.

Decenas de miles de personas se manifestaron de nuevo este jueves en Chile, que se extendieron por todo el país, en reclamo de mejores condiciones de vida en un movimiento que, hasta ahora, no tiene portavoces. Miles se reunían en las plazas del país.

“Sabemos que esta agenda social no resuelve todos los problemas, pero también sabemos que constituye un importante alivio y un importante aporte a resolver esos problemas”, dijo Piñera al anunciar el envío al Parlamento de la iniciativa que congela un alza prevista del 9,2 % en la electricidad hasta diciembre de 2020.

Agregó que instruyó a sus ministros para que contacten a los diversos sectores sociales “y escuchar así, en forma fuerte y clara, la voz y el mensaje que nos han trasmitido los chilenos en los últimos días.

Hace casi una semana, un violento estallido social que siguió a las protestas de estudiantes en rechazo al aumento en la tarifa del subterráneo irrumpió en la capital chilena y dejó a su paso la destrucción de la mayoría de las estaciones del metro, el saqueo e incendio de supermercados y farmacias y se extendió a casi todo el país.

El desorden fue seguido por manifestaciones que, desafiando el estado de emergencia y el toque de queda declarado por el gobierno, integran miles de personas que reclaman subas de sueldos, bajas en los servicios básicos y los medicamentos y mejores pensiones, entre otras exigencias.

Patricia Bravo, dueña de un pequeño taller de reparación de motocicletas, calificó las medidas del mandatario como “píldoras”. Dijo que a diario protesta porque “nos están robando con las AFP (administradoras privadas de pensiones)” y “nuestros viejos no alcanzan a vivir” con sus pensiones de 105,000 pesos (unos 144 dólares). Agregó que tiene dos hijos y se pregunta: “¿qué futuro les voy a dar?”.

En las concentraciones se leen pancartas con leyenda como: “No más abusos”, “nos quieren quitar hasta lo bailao”, “queremos vivir dignamente”, “Chile despertó” y “no estamos en guerra, estamos unidos”, este último en alusión a la afirmación de Piñera, quien al inicio de la crisis afirmó que Chile está en guerra con violentistas y bandas criminales.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad