Más traslados de reos hacia San Vicente y Usulután

Las autoridades terminaron ayer el traslado de más de mil reos del penal de Chalatenango hacia otras prisiones.

Los reos fueron trasladados a bordo de autobuses modernos con vidrios polarizados y con fuerte custodia policial. Foto EDH /

Por Jaime López

Dic 29, 2019- 09:53

Un total de 270 reclusos fueron trasladados del penal de San Vicente hacia el de Usulután y viceversa, como parte de los reacomodos que realizan las autoridades de Centros Penales en todas las cárceles del país, según informaron las autoridades de Seguridad.

Agentes de la Unidad Táctica Especializada Policial (UTEP) o Jaguares vigilaron los autobuses que transportaron a 141 reclusos desde el penal de San Vicente hasta el de Usulután.

Asimismo, los equipos tácticos proporcionaron la seguridad a los vehículos que transportaron a 131 presidiarios que permanecían en el reclusorio de Usulután hasta San Vicente.

Todos los reos trasladados eran parte de varias clicas de la estructura de la Mara Salvatrucha.

Los trasladados se sumaron a los 1,380 reos que fueron reubicados el miércoles y jueves pasado desde el Centro Penal de San Francisco Gotera, en Morazán, hacia el penal de Izalco, Sonsonate.

Además, 749 privados de libertad llegaron al penal de Gotera luego de haber estado en el recinto de Chalatenango, el cual será clausurado para convertirlo en una sede universitaria.

Con este traslado se inicia el cierre definitivo del penal y se da paso a la construcción de una sede universitaria para el departamento de Chalatenango. Foto EDH/ Centros Penales

El director general de Centros Penales, Osiris Luna Meza, reconoció y agradeció ayer el apoyo de seguridad brindado por la Policía en el traslado de todos los internos.

“La Policía siempre nos ha apoyado en las requisas y en este tipo de traslados, es importante y muy valiente la labor que hacen ellos”, subrayó Luna Meza.

El Salvador cuenta con una población de más de 40,000 reos alojados en los diferentes centros penales. Según cifras oficiales, hasta febrero de 2019, el penal de San Francisco Gotera tenía un hacinamiento de más del 800%.

En noviembre pasado, Centros Penales trasladó a 127 privados de libertad del penal de Quezaltepeque, en La Libertad, hasta el penal de Morazán, señalando que se trataba de dejar a los pandilleros activos en centros penales de seguridad bajo un régimen riguroso y trasladar a aquellos que “no están activos”.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad