VIDEO: Lisandro Pohl: “Si van a manejar a Firpo sin pagarle, va a ser otro desastre igual o peor”

¿Cómo hará Alianza en el contexto de la pandemia para mantener la plantilla más cara del país? Así analiza el director ejecutivo de Alianza la situación de la Liga y el posible retorno de históricos como Firpo o Marte

El director ejecutivo de Alianza FC habla largo y tendido sobre el posible retorno de históricos como Firpo o Marte y el impacto en la LMF

Por César Najarro | Twitter: @cjnajarro

May 25, 2020- 16:48

Tras repasar el pasado y presente de Alianza bajo la administración de Lisandro Pohl, en esta segunda entrega se abordan temas relacionados con la vuelta al fútbol en El Salvador en medio de la pandemia, las finanzas y la vuelta a la Primera División de históricos equipos como Atlético Marte o Luis Ángel Firpo. Siempre de frente, el director ejecutivo albo no se muerde la lengua al criticar a algunos directivos por el manejo de los equipos.

Ya ha comentado que Alianza depende casi 50% de las taquillas, y que el resto de equipos también tienen una necesidad súper importante de lo mismo. Para volver al fútbol, la única vía razonable en relación a la naturaleza de nuestro fútbol sería con gente. Pero si la única vía que apruebe el gobierno, eventualmente, sea sin público, ¿qué pasos daría Alianza?

Lo primero tiene que ser el diálogo. Casi todos los equipos externaron su posición, que es bien difícil jugar el torneo que viene sin público. Quiérase o no, las taquillas son parte fundamental de los ingresos con los que balanceas, y al no tener esa parte fuertísima de tu presupuesto, básicamente se te vuelve imposible costear la planilla.

Llegas a un embudo, debés pensar en todo porque también los jugadores de eso viven, y si no se disputan los partidos, ¿cuánta gente alrededor del fútbol se queda sin esos ingresos? Son vendedores y sus familias, autobuses que te llevan, gente que trabaja en los estadios, que en promedio son 30 personas directas entre taquilleros, porteros, en fin. Más allá de una posición de equipo cuidando sus intereses, tenés que ver todo. En ese sentido, creo que la federación tiene que considerar toda esta situación.

Es difícil pensar un escenario de fútbol sin aficionados, pero puede haber soluciones. Como por ejemplo, que los patrocinadores de repente digan que este torneo nosotros vamos a ayudar, sobre todo la televisión, que es el que se vería beneficiado con todo esto. ¿Por qué? Porque en una situación de crisis, al no estar pasando nada, tu campeonato obviamente te generaría una gran audiencia, que ellos pudieran asumir parte de ese costo dentro de una racionalidad del interés que tienen. Pero si no es así, será bien difícil para todos, equipos, jugadores, aficionados, vendedores, en fin, todo lo que se mueve.

Costa Rica ya reinició el torneo. Guatemala al final lo canceló pero ya maneja posibles protocolos para el próximo. A nivel regional, ¿qué implica que los equipos de Primera no puedan jugar si la única condición es hacerlo sin público desde el ámbito deportivo?

Afecta no sólo a los equipos, sino al fútbol, porque cuesta ganar plazas en estos torneos internacionales. Hace dos, tres, años, sólo eran dos equipos de El Salvador que participaban. A raíz de las buenas participaciones que se han tenido, ahora ya somos tres.

Si aquí no comenzamos, y comienzan en Centroamérica todos los países y arranca el torneo de Concacaf, que la prioridad para ellos es su torneo, no podríamos participar porque no podemos armar un equipo sólo para Concacaf y correr el riesgo, podemos quedar eliminados en la primera ronda. Sería no participar y eso te hace perder puestos para el siguiente año porque otros países tendrán más puntos por participación (así lo clasifican) y, obviamente, te podrían quitar alguna plaza.

Pero hay que ser optimistas. Uno tiene que aislarse de las cosas políticas. Yo esperaba que mayo fuera de altas y bajas. El fútbol es una parte de la economía del país, pero todo está afectado. Llega un momento en que no podés estar encerrado por tanto tiempo porque hay que ser realista, la gente tiene que trabajar y comer, la economía de El Salvador es mayoritariamente basada en el mercado informal, o de las empresas pequeñas y medianas, que van subsistiendo de sus ventas el día a día.

Entonces, yo creo que en algún momento tiene que entrar la racionalidad, para que esto comience a caminar nuevamente. Yo esperaría que, para cuando comience el otro torneo, que fuera a finales de julio, o primeras semanas de agosto, las cosas se hayan flexibilizado un poco, a lo mejor no como uno quisiera, pero sí bastante como para que permita planificar y reiniciar los campeonatos.

Siguiendo esa línea de optimismo en que el escenario sea que en agosto ya se juegue con público, la realidad es que la economía nacional quedará sumamente golpeada. ¿Pensaría Alianza crear estrategias de mercadeo, descuentos en las entradas, por ejemplo, para acercar de nuevo a la afición, parte de la cual, probablemente, tendrá miedo de ir a un estadio por un posible contagio…

Obviamente uno lo piensa. Nosotros hacemos varios escenarios, lo que pasa que todo eso depende al final de las decisiones que el gobierno tome, pero uno tiene que estar preparado para todo eso: ¿cómo estará la economía, cómo estará el mercado en ese momento? Pero todos vamos a tener que hacer ajustes, y no solamente en el fútbol, sino que todas las empresas van a tener que utilizar ideas y creatividad porque no comienzan de cero.

No es así porque ahí todo tu capital lo tenés preparado para varios meses de operación, pero acá vas a llegar con un hoyo, con un déficit bien grande que has estado absorbiendo sin ninguna venta. Y, sin capital inicial. Todo eso va a hacer que todos usemos algún tipo de creatividad para lograr levantar no el fútbol, sino la economía del país.

Alianza Women es bicampeón del fútbol femenino de El Salvador. Foto EDH / Archivo

Hablando de ese déficit y los ajustes que tendrán que hacer, ¿esto significaría tomar decisiones que podría llevar a tocar reservas, equipo femenino o incluso salarios a la plantilla principal de Alianza?

Todo va a estar sobre la mesa, pero como en toda decisión, hay varias vías por las que uno se puede ir. Entonces, hay que saber priorizar pues hay decisiones que te pueden impactar más. Lo último sería tocar salarios de los jugadores (del equipo mayor). Hay otras cosas que sí pueden sufrir cancelaciones, como las Reservas, la Sub 17, y hay que ser realistas, porque todo eso tiene un costo bien alto.

El equipo mayor de último porque el fútbol ya no se juega localmente. Estás en una competencia con Olimpia, Motagua, Saprissa, Alajuela, Comunicaciones, Municipal, que manejan otras estructuras presupuestarias. Entonces, no podés hacer una brecha tan grande porque retrocedes en la competitividad que podás tener en torneos regionales (lo cual ha llevado ingresos importantes para Alianza en los últimos años).

Veamos cuánto jugador migra aquí a Centroamérica, y es precisamente porque tienen oportunidades de ganar más, y entonces no podés pensar en bajar vos tu nivel, porque darás ventajas. Eso hay que saber analizarlo, encontrar la media donde estén bien todos, jugadores y las finanzas del equipo. Por ello, pasas a ver qué cosas no tienen impacto inmediato y esas son las que, lamentablemente, van a tener que sufrir, pero no te queda de otra para subsistir.

Y llegar a donde nosotros hemos llegado (ser constante en Concacaf y tener esos ingresos) es algo que mucha gente no entiende. Ha costado mucho esfuerzo y dinero. Ahora hay que ser inteligente, dentro de lo que en el fútbol se puede, porque nada está escrito. Y lo de Alianza lo estamos viendo en otros equipos ya, que están haciendo inversiones precisamente para poder competir (FAS, por ejemplo), no necesariamente sólo con Alianza, sino para estar en esos torneos (regionales).

¿El Covid-19 les impactó en patrocinios?

En esas pláticas estamos, hay preocupación de ciertas empresas por toda la situación de la pandemia y la situación financiera que tienen. Pero yo no quiero entrar en eso porque hay que hacer análisis, presentaciones de la conveniencia o no. Acordémonos que los patrocinadores pagan por la exposición de su marca.

Yo pensaría, en ese sentido, a la inversa, que aunque se juegue sin público porque se llegue a ese acuerdo, la exposición va a ser mucho mayor porque todo el mundo quiere ver fútbol.

Si tú lees en las redes sociales, todos están desesperados por el campeonato. Son esos fenómenos que suceden, no valoras cuando tenés las cosas en la mesa, pero cuando no, cuando te las quitan, entonces las querés. Siento que con el fútbol va a ser así, que mucha gente va a querer ir a los estadios, mucha más gente lo va a querer ver en televisión, oír en la radio, porque se lo quitaste por tanto tiempo. En este caso, quienes se verían favorecidos son las empresas patrocinadoras, más que los mismos equipos.

¿Ve viable que nuestra liga mayor tenga 12 equipos a día de hoy, en un país pobre, con mercado pequeño y en medio del Covid-19?

Es un debate interno que he tenido. Yo fui de la idea original y la peleé, encontré apoyos, primero en pocos equipos, luego en más,para vender las 2 franquicias y pasar de 10 a 12 equipos. La idea era en base a que creo que hay plazas que son muy buenas. Tenés Sonsonate y Chalatenango, que fueron las que compraron.

Tenés Ahuachapán ahora, que te está demostrando que bien manejado es una buena plaza. Entonces, para mí el problema no pasa por el número de equipos, pasa por la mala gestión de los directivos. Entonces, no sabés si estos equipos bien manejados te dieran o no problemas, estarías hablando qué bonita la liga con 12 equipos.

No quiero entrar a criticar específicamente a nadie. Pero, vaya, Firpo es un equipo grande, y mirá qué mal lo manejó el señor Modesto Torres. Cuando él lo tomó, yo me alegré porque obviamente que venía de la familia Galo, que también lo tenía en una situación bien precaria. Y tú dices, por qué, si Firpo es Firpo. No podés culpar a Firpo por la mala administración de Torres (Modesto). Una mala administración lo destruyó.

Sonsonate, lamentablemente, pasa siempre con estos problemas, pero es una buena plaza, si un torneo recaudó más que Alianza. Entonces, más que en el número de equipos es en la capacidad de los directivos para manejar esos equipos, y eso es lo triste porque se desperdician buenas plazas, buenos equipos, con gran afición, simplemente por no saberlo administrar.

Te genera una frustración, tú no quieres decir sí me equivoqué, pero cuando ves tanta queja de jugadores que no les pagan, entonces tú dices, puesí, a lo mejor sí me equivoqué. Pero cuando ves a la inversa, el potencial que tienen, cómo no se dan cuenta y cómo no lo saben manejar.

En tres años, los pamperos cumplirán su centenario. Foto EDH / Archivo

¿Le convendría a la Liga mayor el regreso de Firpo?

Con una buena gestión, 100%, pero con mala gestión, al revés, 100% en contra. La opinión que te genera Firpo es mucho más fuerte que la que te pueda generar otro equipo que no tiene esa afición grande. Van a tener que ser bien honestos, quienes lo van a manejar, y entender la responsabilidad que están asumiendo. En este caso sabemos de un nombre (Pablo Herrera) que se está haciendo como la cara visible.

Pero hemos visto su pasado con los equipos donde ha estado (Audaz, Independiente), es la misma situación de Sonsonate, y otros equipos, que no han pagado, y que esperan hasta el inicio del otro torneo para solucionar los problemas. Si con esa mentalidad van a manejar Firpo va a ser otro desastre igual o peor.

Ojalá que estas experiencias que han tenido les sirvan para entender que Firpo es otra cosa, y que realmente hagan una reflexión sobre su capacidad administrativa para poder mantenerlo una vez se haga la inversión, que obviamente no la están haciendo ellos sino otra gente para poder solucionar los problemas económicos.

Pero ahí no va a terminar, si no lo saben administrar, Firpo no es lo mismo que un Jocoro, que te puede generar problemas financieros, pero no a la escala de un equipo como ese por las exigencias que hay, la magnitud de la parte mercadológica. Firpo es Firpo en el fútbol, como lo es FAS, Águila, Alianza, como fue Santa Tecla en su momento.

Entonces, entran a otro nivel y ojalá que lo tengan claro, y que la gente que los está financiando entiendan eso para que estén más cerca de la administración y no se vaya a perder como le pasa a otros equipos que, estando en buenas sedes y plazas, terminan emproblemados.

Hace casi un mes, la FIFA anunció que iba a destinar dinero a las federaciones en medio de la pandemia para ayuda, se hablaba de medio millón para el país. ¿Han tenido noticias? Sería de gran ayuda…

Hemos tenido información pero superficial porque todavía es algo que, aunque ya anunció la FIFA, no ha hecho. Estamos a la espera que se de para ver cuánto es, no tenemos una información específica. Esperamos que así sea, que pueda ayudar a los equipos en función, obviamente, de los presupuestos que cada uno tiene inscritos en la Liga Mayor. Estamos seguros que no ha venido ese dinero, pero estamos a la expectativa que así sea.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad