Palina, la pandillera sicaria de la comunidad Las Palmas

Su nombre de pila es Arleth Liliana Torres, conocida entre pandilleros y en la misma comunidad como la Palina. Fue condenada a 25 años de cárcel por asesinar a un habitante de Las Palmas. Sus vecinos recuerdan cómo es que se volvió una temida pandillera.

Ella es Arleth Liliana Torres, alias la Palina, condenada el viernes anterior a purgar 25 años de cárcel por un homicidio. Foto EDH / archivo

Por elsalvador.com

Sep 17, 2019- 21:40

“¿Se acuerda cuando decomisaron unos fusiles y escopetas allí en la comunidad?, a pues en esos días es que estaban entrenando a la Palina y a cinco muchachas más”, asegura un habitante de la comunidad Las Palmas, luego de enterarse que la joven pandillera fue sentenciada a 25 años de prisión por matar a un vecino de esa comunidad.

El decomiso al que se refiere la fuente sucedió el 9 de julio de 2014, cerca de la cancha de fútbol de la comunidad Las Palmas, distante a pocos metros de las instalaciones del Ministerio de la Defensa Nacional y del Estado Mayor Conjunto de la Fuerza Armada. En esa ocasión decomisaron dos fusiles M-16, dos escopetas y una pistola.

Vecinos de Paulina aseguran que la joven podría estar implicada en más de una docena de asesinatos.

“Ella es una de seis pandilleras que entrenó la Pandilla 18 de esta comunidad, como gente de choque, como gatillera, como le llaman ellos. Tenían una unidad especial donde andaban ellas asaltando en los contornos de la -colonia- Escalón, la San Benito, Santa Elena. Ese era un grupo que tenían. Los combinaban con hombres: cinco hombres y una mujer”. explicó otra persona que asegura conocer bien a la Palina.

La Palina, que ahora tiene entre 20 y 22 años de edad, comenzó su vida en las pandillas cuando tenía unos 10 años, recuerdan algunos de sus vecinos, quienes también aseguran que la joven convicta de homicidio podría estar implicada en más de una docena de asesinatos.

La condena que el Juzgado Especializado “C” de San Salvador, le impuso, es la más grande que ha recibido la Palina. Antes, como menor fue capturada por diversos delitos, incluso por tenencia de armas; pero siempre salía pronto de la cárcel.

La Palina fue entrenada como gatillera cerca de la quebrada aledaña al centro deportivo de la comunidad. Foto EDH / Cortesía

Se le acabó la suerte

La noche del viernes 4 de mayo del 2018, en la comunidad Las Palmas de San Salvador, cinco hombres y una mujer vestidos con ropas oscuras, similares a los uniformes policiales, llegaron a la casa de Carlos Alfredo Chacón Quintanilla, lo pusieron de rodillas y luego lo sacaron de su vivienda, lo subieron a un auto y ya no se supo más de él hasta el siguiente día.

En horas de la madrugada del sábado 5, en el kilómetro 29 de la carretera a Comalapa, las autoridades policiales hallaron un cadáver que solo tenía puesta una calzoneta. Lo levantaron como desconocido pero pocas horas después, fue reconocido como el hombre que la víspera había sido sacado de su casa, en Las Palmas, bastión de la Pandilla 18, cuyo cabecilla principal es César Daniel Renderos Díaz, apodado el Muerto o El Cementerio, quien cumple abultadas condenas judiciales por varios homicidio y otros delitos graves.

Chacón Quintanilla no era pandillero, como muchos tampoco lo son aunque vivan en esa comunidad.
La víctima era un hombre que trataba de evitar que niños, adolescentes y jóvenes de esa comunidad se involucraran con pandillas. Lo hacía involucrándolos en el deporte, a través de los dos equipos de fútbol que manejaba: el Boca Junior y el Juventud Católica.

Así era cómo trataba de abstraer del ocio a los jóvenes de esa estigmatizada comunidad a causa de ser un bastión de la pandilla 18.

Ella es Arleth Liliana Torres, alias la Palina, condenada el viernes anterior a purgar 25 años de cárcel por un homicidio. Foto EDH / archivo

Ella es Arleth Liliana Torres, alias la Palina, condenada a purgar 25 años de cárcel por un homicidio. Foto EDH / archivo

Junto a la Palina condenaron a tres pandilleros más: Élmer Siliézar Ancheta (alias Conejo o Brócoli), Ángel Ernesto Vásquez Méndez (alias Termita) y Éver Manuel Garita Guillén (alias Slow); todos son pandilleros muy reconocidos de la comunidad Las Palmas.

Estos cuatro pandilleros y, aparentemente, dos más, llegaron simulando ser policías hasta la casa de Chacón Quintanilla, a la medianoche del viernes 4 de mayo del 2018. A pesar del disfraz, hubo gente que los reconoció.

Cerca de policías y soldados

Lo raro, según fuentes de El Diario de Hoy, es que la casa de donde sacaron por la fuerza a Chacón Quintanilla está a menos de 100 metros del puesto policial y de soldados asignados a esa comunidad, éstos no se percataron del hecho.

La condena contra los cuatro pandilleros se basó, precisamente, en la declaración de un testigo protegido, quien presenció completamente cómo fue que los pandilleros llegaron a la casa del líder comunal y se lo llevaron en un auto negro, saliendo por la colonia San Benito, pasando justamente enfrente del puesto policial.

Además, el fallo judicial se basó también en un vídeo donde se observaba al vehículo descrito por el testigo.

Cómo se hizo pandillera

Fue como a finales de la década pasada cuando aquella niña de figura endeble comenzó a involucrarse con los pandilleros de ese vecindario. Para entonces, había quedado al cuidado de su abuelo, en precarias condiciones económicas; su madre se había vuelto alcohólica y drogadicta, cuentan vecinos de Las Palmas.

Eran dos hermanos: el Palino y la Palina. Arleth heredó el apodo de su madre.

Si acaso, la Palina llegó a tercer grado de básica. Después de dejar la escuela, comenzó a andar en la calle y fue entonces que los pandilleros la reclutaron. “Bien cipotilla la metieron a eso esos desgraciados. Como a los 12 años, ya andaba posteando y varias veces estuvo detenida. Una vez la hallaron con armas y se fue a echar un par de años a un centro de menores”, afirmó una vecina de Las Palmas.

“Ha sido bien tremenda porque ha participado en un montón de muertes, no crea que solo en esta (de Quintanilla Chacón). Esta joven ha sido bien sufrida y de eso se aprovecharon los malditos pandilleros. como ella hay muchos que así los han metido”, comentó otro residente de Las Palmas.

GALERÍA DE FOTOS:

Palina, la sicaria de Las Palmas que ingresó a la pandilla cuando tenía 10 años

Arleth Liliana Torres, conocida como la Palina, fue condenada a 25 años de cárcel por el asesinato de un vecino que se dedicaba a mantener a los niños alejados de las pandillas a través del deporte.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones