La Cepal insta a América Latina a mejorar sus sistemas estadísticos

El organismo realizó la 10° Conferencia Estadística de las Américas la semana pasada. El Salvador no tiene ninguna autoridad estadística y su último censo se hizo hace 12 años.

Guatemala es uno de los países de la región que ha hecho un censo nacional recientemente. Con esa evaluación, hecha en 2018, determinó que tiene una población de 14.9 millones de habitantes. Foto EDH / Archivo

Por Vanessa Linares

Nov 25, 2019- 03:00

En la última reunión de la Conferencia Estadística de las Américas, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) instó a los países “a romper el silencio estadístico y a buscar más y mejores datos para dar respuesta al anhelo perdurable de un desarrollo sostenible con igualdad” y reafirmó su compromiso de apoyar el desarrollo estadístico de la región.

Los participantes del décimo encuentro estadístico, que se desarrolló la semana pasada en la sede de la Cepal en Santiago de Chile, coincidieron en que la región urge de una respuesta colaborativa a la demanda de estadísticas oficiales que apoyen la formulación de políticas “con una base empírica”, en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

La necesidad de sistemas estadísticos oficiales actualizados que provean información es un reto que comparten todos los países latinoamericanos; en especial aquellos como El Salvador cuya Ley Orgánica del Servicio Estadístico vigente no se ha modificado ni derogado en más de medio siglo (desde 1955); que, además, no tiene ninguna autoridad estadística y lleva más de una década sin un censo.

A través de un comunicado, la Dirección General de Estadística y Censos (Digestyc) salvadoreña destacó que tras el cónclave, la Comisión emitió una resolución en la que asegura apoyará a El Salvador en la modernización de sistema estadístico nacional y la creación de nuevo Instituto Nacional de Estadística.

“La Conferencia Estadística de las Américas es un órgano subsidiario de la CEPAL-ONU en materia estadística que en su resolución número 34 emitida este jueves (21 de noviembre) en Santiago de Chile expresa el firme y decidido apoyo a los procesos de actualización y modernización legislativa en materia estadística y a la creación de un Instituto Nacional de Estadística en El Salvador y en El Paraguay, lo que contribuirá a la producción de estadísticas oficiales en dichos países, que son esenciales como apoyo a la toma de decisiones de política pública y permitirá afrontar los grandes desafíos y adoptar las orientaciones existentes en la materia”, apuntó la Digestyc en su boletín.

La Dirección salvadoreña reconoció los efectos que tiene para el país el adolecer de un marco normativo actualizado, como que, por ejemplo, “algunas de las buenas prácticas en materia estadística a nivel internacional no se puedan implementar, debido en algunos aspectos a su marco normativo y competencias que se derivan del mismo”; e incluso recordó que en toda América Latina solo Paraguay posee una ley más antigua que la de El Salvador.

Necesidad compartida

Durante el discurso de inauguración de la jornada, la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, recordó que la misma experiencia ha develado que contar con información estadística oportuna y de calidad es una necesidad compartida por los países y, sobre todo, una condición esencial para que el Estado (sin importar su tamaño o geolocalización) pueda desempeñar de manera eficaz y eficiente su rol irremplazable.

“Esto es esencial para que la política se base en evidencia a partir de sistemas estadísticos nacionales que sumen institutos de estadística cada vez más autónomos, a los bancos centrales, a los organismos de salud, de economía, de ambiente, entre otros”, indicó la representante.

Por su parte, Rolando Ocampo, director de la División de Estadísticas de la Cepal, que el lunes pasado lideró un seminario en el que se debatió sobre la pertinencia del sistema actual de estadísticas para afrontar los desafíos de la Agenda 2030, insistió en que los países de la región necesitan “evaluar las demandas de los principales usuarios, así como la capacidad de nuestros sistemas estadísticos para proveer los datos y servicios que se requieren”.

Esto, agregó Ocampo, implica en primera instancia que las oficinas nacionales de estadísticas incurran en una “transformación institucional del sistema” de estadísticas económicas así como de normas e infraestructura estadística.

Además, agregó, requiere que estas entidades piensen en la inclusión de otros elementos como el uso de nuevas fuentes de datos y métodos tales como big data, registros administrativos, enlaces de microdatos y acuerdos de intercambios entre públicos y privados.

Al término de la semana, entre otras cosas, los países participantes de la décima edición de la Conferencia apoyaron la creación de 11 Grupos de Trabajo para el período 2020-2021 que en resumen “abordarán los temas de desarrollo estadístico de mayor prioridad para los países de la región”.

En su participación en la reunión, la delegación salvadoreña presentó una propuesta para elaborar un protocolo para la recolección y divulgación de datos sobre niños, niñas y adolescentes como participantes de estudios.

Según la Digestyc, el proyecto tiene como objetivo mejorar la calidad de la recolección de datos sobre este grupo de población.

“La propuesta fue aprobada en pleno, y para el período en mención, El Salvador y Panamá coordinarán el grupo de trabajo regional”, puntualizó la entidad en su comunicado de prensa.

Te recomendamos

Movistar Eleonora Carrillo, la inolvidable Miss El Salvador que se convirtió en una exitosa abogada internacional
Movistar Meghan Markle se marcha a Canadá y deja solo a su esposo Harry en Inglaterra
Movistar “Ya estoy viuda y él es soltero”, dijo María Antonieta de las Nieves tras besar en la boca a Edgar Vivar

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad