La angustia y dudas de una familia tras la muerte del director del instituto de San Matías

Murió el 29 de noviembre y su cuerpo llevado a Medicina Legal de Santa Ana y pesar que tenía documentos, a la familia le avisaron hasta el 4 de diciembre. No les dejaron ver la moto.

El fundador, director y docente del Instituto Nacional de San Matías, en La Libertad, Julio Guillén, fue reportado muerto en un accidente con su motocicleta el 29 de noviembre, pero a su familia se le notificó hasta el 4 de diciembre. Las autoridades no mostraron la moto a los parientes.

Por Óscar Iraheta

Dic 12, 2019- 20:40

Julio César Guevara Guillén no asistió al evento en el que tanto trabajó y preparó durante todo el año: la graduación de sus alumnos de bachillerato del Instituto Nacional de San Matías, en La Libertad, de donde era fundador, director y profesor de la materia de estudios sociales.

Un día antes que se realizará la fiesta, su cadáver fue encontrado a un costado de la carretera que de San Salvador conecta con Santa Ana, en el municipio de El Congo.

La policía de tránsito de Santa Ana aseguró que el profesional había sufrido un supuesto accidente donde Guevara invadió el carril contrario y su moto fue impactada por otro vehículo al que la policía nunca identificó. El otro conductor huyó del lugar y en la escena solo quedó Guevara Guillén y su motocicleta. Todo ocurrió el viernes 29 de noviembre a las 12:30 de la madrugada.

La Fiscalía y Medicina Legal identificaron a la víctima y trasladaron su cadáver a Medicina Legal de Santa Ana, pero fue hasta seis días después, el 4 de diciembre, que un investigador de la policía llamó a la familia del profesor para avisar que su cadáver se encontraba en la morgue de Santa Ana.

Sus familiares tomaron un vehículo y se trasladaron al lugar y así fue. El admirado docente en el municipio de San Matías, estaba muerto, con varias lesiones en su cuerpo.

Días de angustia y tristeza

La familia del director asegura que esos días fueron duros, interminables. Rezos, llanto, una incansable búsqueda en las sedes de Medicina Legal de Santa Tecla, San Salvador, hospitales y bartolinas policiales. Nadie daba referencias del paradero del maestro.

“Fui cuatro veces a Medicina Legal, a todas las bartolinas policiales, a los hospitales de La Libertad y nadie sabía nada”, expresa un pariente del profesional.

Guevara Guillén acompañó el jueves 28 de noviembre a la banda musical del Instituto al Comandos de Ingenieros de la Fuerza Armada, donde participaron de una fiesta.

El profesor envió un mensaje a su hijo y le expresó: “Ando apoyando a los jóvenes de la banda en el Comando de Ingenieros, acá por Opico, llegaré tipo 12:00. Cene y lo veo mañana hijo”, dijo Guevara Guillén, vía mensaje de WhatsApp.

El profesional nunca llegó a casa. Al día siguiente inició la preocupación de su familia y creció aún, cuando no apareció el día de la graduación en el instituto.

Hasta ayer, la Policía de tránsito no había entregado a la familia los documentos personales de Guevara Guillén y sus pertenencias. Tampoco les permitieron ver la motocicleta. La muerte del director fue constatada únicamente con documentos.

Un director a quien lloran en San Matías

Guevara Guillén no solo fue profesor, era amigo, consejero y muchas veces hacía tareas de padre de familia para muchos alumnos. Por eso en San Matías lamentan su muerte los estudiantes, compañeros, vecinos y padres de familia.

La víctima era director y fundador del Instituto, el cual inauguró con las autoridades en 2001. Los vecinos más antiguos de San Matías recuerdan que Guevara Guillén junto a otro profesor empezaron a impartir las clases en la casa comunal sin recibir salario. La población fue creciendo y empezaron las gestiones para la construcción del actual centro de estudios.

El director apoyó mucho a la alumnos, era amante del deporte y la música, por eso mantenía activa una orquesta musical dentro del instituto y un grupo de batucada y cachiporristas.

“Él conseguía los instrumentos musicales, pedía patrocinios, viáticos para los alumnos músicos, siempre buscó lo mejor para sus estudiantes y por eso hoy lo extrañan mucho”, relató un compañero de trabajo.

El deporte fue su otra apuesta, él practicaba mucho deporte, en especial el fútbol en el ministerio de Educación y lo transmitía a los estudiantes. Organizó fútbol de niñas, realizaba torneos locales y salía a otros municipios. También de basketball y sóftbol. Guevara Guillén hizo del Instituto un centro educativo de primer nivel.

El maestro también incursionó en la política. Trabajo para el proyecto de Nuevas Ideas en San Matías, era muy activo. Quería a través de la política trabajar por los jóvenes y personas del pueblo.

Los que conocieron al profesor lamentan su muerte, algunos tienen dudas sobre cómo ocurrió y otros aún se explican qué hacía en ese lugar, si la calle que debió tomar para ir a casa la había dejado bastante atrás de donde fue encontrado muerto.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones