Jóvenes salvadoreños en busca de empleo superan el número de las plazas ofrecidas

La Alcaldía de San Salvador y un centenar de empresas organizaron una feria de empleo en la que estaban disponibles alrededor de 5,000 plazas. Las áreas de servicio al cliente, ventas, call center, restaurantes y operaciones fueron las más demandadas por los miles de aplicantes.

En la feria se ofertarán 10,000 plazas en más de 600 micro, pequeñas y medianas empresas. Foto EDH/Archivo.

Por Vanessa Linares

Ago 14, 2019- 20:00

“¿Esta (empresa) es la que está en Mejicanos, verdad? ¿Podría decirme cuáles son los requisitos?”, preguntó el joven a uno que estaba sentado en una silla plástica. Intercambió algunas palabras y le dejó un folder amarillo con un par de páginas de papel bond.

El que entregó su currículo tiene 33 años de edad, vive en Cuscatancingo y “por cosas de la vida” abandonó sus estudios para ser licenciado en idioma inglés cuando cursaba el tercer año. Era uno de los miles de salvadoreños que este martes asistieron a la feria de empleo en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (Cifco); buscaba trabajo de lo que fuera y por ello repartió currículos en los stands casi como si fueran volantes.

El segundo joven, el que recibió el folder, es el responsable de talento humano de Melher, uno del ciento de representantes de empresas que ofrecieron plazas, y quien, aunque sabía que solo tenía una docena de vacantes, no dejaba de recibir hojas de vida. Hasta media mañana ya llevaba alrededor de 100 aplicaciones.

Cuáles eran los requisitos para aplicar y si era necesaria la experiencia fueron las preguntas más recurrentes en la feria de empleo que organizó la Alcaldía de San Salvador a través de la Gerencia de Desarrollo Económico y su departamento de Gestión de Empleo. El evento, que fue denominado San Salvador Joven 2019, fue una jornada de seis horas en la que participaron unas 100 empresas que pusieron a disposición alrededor de 5,000 plazas.

Foto EDH / René Quintanilla

Había ofertas para trabajar en call center en inglés y español, operarios, técnicos en mantenimiento eléctrico o aire acondicionado, cajeros, motoristas ruteros, vendedores, perifonistas, ayudantes de reparto, electromecánicos, agentes de seguridad, supervisores y gerentes de tiendas y restaurantes, auxiliares de producción e inspectores de calidad, por mencionar algunas.

En algunos stands la demanda era tan grande que la fila de aplicantes congestionaba los pasillos; y, para apresurar el proceso, los receptores tomaban los currículos, corroboraban rápidamente la información básica y al tiempo que agradecían y pedían mantenerse pendientes, solo atinaban a apilarlos. Cada uno tenía maneras distintas de procesar las solicitudes.

Cruz Vázquez, oficial de adquisición de talento de Banco Cuscatlán, explicó que, por ejemplo, si bien su empresa tenía 100 vacantes para llenar, preveía que en toda la jornada recibiría por lo menos 600 currículos. Así que, siguiendo la dinámica de ferias anteriores, la compañía pedía que enviaran las hojas de vida a un correo electrónico que servía de banco de datos digital.

Ricardo Arévalo, analista de talento humano de Corporación Premium (que engloba cadenas de restaurantes como Pizza Hut, Wendy’s, Starbucks, KFC y China Wok), reconoció que la demanda llega a ser hasta 10 veces mayor que la oferta laboral. Su empresa tenía alrededor de 50 plazas a llenar en los diferentes establecimientos, pero sabía que al término de la jornada recibiría entre 400 y 500 aplicaciones.

Foto EDH / René Quintanilla

Así, jóvenes y adultos de mediana edad, hombres y mujeres, familias completas con niños en brazos acudieron al Cifco en busca de un trabajo formal.

Según la última Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples, en El Salvador el número de desempleados asciende a 190,724 personas en 2018. Este segmento poblacional está conformado principalmente por residentes del área urbana (62.1%), en su mayoría son hombres (68.4%) y están en los rangos de edad de 16 a 24 años (41.8%) y de 25 a 59 años (49.8%).

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) advirtió esta misma semana, en el marco del Día Internacional de la Juventud, que la desocupación juvenil es un desafío para el futuro del trabajo en América Latina y el Caribe, donde cerca de 10 millones de jóvenes no consiguen incorporarse al mercado laboral.

Wiliam Martínez buscó trabajo como motorista de moto, repartidor o mensajero. Foto EDH / René Quintanilla

Wiliam Martínez- 35 años de edad:

“Tengo dos años de no cotizar”
Wiliam Martínez, de 35 años de edad, llegó al Cifco a eso de las 10:00 de la mañana. Recorrió algunos pasillos antes de entregar su primer aplicación del día. Llevaba impreso su currículo esperando encontrar un trabajo formal.

“Ando buscando de motorista de moto, mensajero, repartidos o cosas así. Uno siempre se rebusca pero ando buscando un trabajo formal. Tengo dos años de no cotizar ni AFP ni Seguro”, expresó con sinceridad.

En el tiempo en que no ha logrado colocarse en un empleo que le de cobertura social, Martínez explicó que ha hecho trabajos temporales. Recientemente ha sobrevivido y salido apenas con sus gastos haciendo reparto de comida a través de una aplicación móvil.

Estefany Menjívar carga a su hijo mientras durante la feria de empleo. Foto EDH /René Quintanilla

Estefany Menjívar- 4 años sin trabajar:

“Busco empleo de cualquier cosa”

“Busco trabajo, de cualquier cosa, aunque si es de cocina, mejor”, dijo Estefany Menjívar. La joven madre de familia acudió a la feria de empleo organizada por la Alcaldía de San Salvador, con su hijo de un año en brazos.

Mientras el niño dormía en su hombro, la madre transitaba por los pasillos de la feria esperando encontrar una oferta laboral a la que aplicar.

Menjívar explicó que ya lleva cuatro años sin tener un empleo fijo y reconoció que hasta el momento ha logrado salir adelante porque su esposo “mantiene la casa”.

La joven madre vive en San Salvador y es parte de la Población Económicamente Activa salvadoreña que, estando en edad de trabajar, busca cómo emplearse.

 

Guillermo Flamenco y Claudia Guzmán acudieron a la feria en busca de un empleo con el que mantener a su hijo pequeño.

Guillermo Flamenco y Claudia Guzmán:

“Lo hacemos por nuestro hijo”

Guillermo Flamenco, de 33 años de edad, y Claudia Guzmán, de 23, recorrían los pasillos de la feria turnándose cargar a su pequeño hijo, para hacer aplicaciones a las ofertas laborales que consideraban podían llenar. La pareja contó que ambos han estado sin trabajo durante varios meses. Su mayor motivación para mantenerse en la búsqueda es su hijo.

“Los dos andamos buscando, lo hacemos por él. A quien le salga primero y si nos sale a los dos, pues vemos cómo hacemos para cuidarlo”, dijo Flamenco.

El padre de familia explicó que sus esporádicos trabajos en mantenimiento de computadoras le han permitido llevar la provisión a su familia y, con cierto lamento, reconoció que mientras “más adulto”, más difícil es encontrar empleo.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Movistar Vive una experiencia llena de elegancia y tecnología
Noticias Yolanda Andrade “reveló” que se casó con Verónica Castro y ésta fue la contundente respuesta de la legendaria actriz
Noticias ¿Es lo mismo hacer el amor y tener sexo? Un psicólogo aporta al debate
Noticias Se destapa “el secreto” tras el último episodio de El Chavo del 8 en el que aparece Quico

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad