Josael, el alumno y guardián de su escuela en Colón

La iniciativa permitió que el centro luzca impecable pese a que el personal, docentes y alumnos no han asistido

Foto/ Cortesía

Por Susana Joma

Dic 21, 2020- 21:30

Este año de pandemia han surgido miles de historias, muchas tristes, otras llenas de alegría, pero la de Josael Alexis Girón Mendoza es, sin duda, totalmente ejemplar.

Josael Alexis, quien tiene 15 años y finalizó el noveno grado en el Centro Escolar José Luis Ernesto Sánchez, de Lourdes, Colón, se llenó de tristeza e incertidumbre cuando su escuela, al igual que el resto del país, cerró con motivo de la cuarentena.

“Sentía nostalgia ya que la escuela no es la misma sin mis compañeros. Esos momentos de risas que pasamos juntos”, recuerda sobre las primeras semanas.

Sin embargo, esos sentimientos rápidamente se tornaron en esperanza luego de que, por iniciativa propia y sin afán de salario, decidió atravesar todos los días el portón del centro para cuidar de todo lo que hay en ahí.

TE PUEDE INTERESAR: Incierto regreso a clases en las aulas en El Salvador, dicen profesores

El amor del joven hacia la institución, la cual está asentada frente a su casa, en la colonia Los Palos, cantón Ayagualo, ha sido evidente todo el año; incluso sábado y domingo ha asistido a regar los árboles, las plantas ornamentales y el huerto con el que cuentan.

“Yo siempre he tenido el deseo de ayudar sin recibir nada a cambio. En este caso lo que me motivó fue pensar que mi escuela iba a quedar sin nadie que cuidara de sus plantas, que hiciera limpieza, entonces iba a permanecer toda sucia”, afirma el escolar.

Foto/ Cortesía

Girón Mendoza expone que la decisión de ser guardián del lugar en donde ha estudiado cuenta con el aval del director y el acompañamiento de sus papás.

Ni los temporales provocados por los huracanes y tormentas tropicales hicieron que cediera en su esfuerzo por ayudar a la escuela, así como por salir bien este año.

“Al principio pensé que no iba a poder sacar el noveno grado, pero me mentalicé que yo podía y puedo ser mejor persona. Y he obtenido notas excelentes, 10 en todas las materias”, aseguró muy contento.

Aunque estudia en el turno de la tarde su jornada comenzaba temprano: “De 7:00 a.m. a 8:00 a.m. me iba a la escuela para poder regar las plantas; de 9:00 a.m. a 11:00 a.m. hacía las tareas y en la tarde, como a las 2:00 p.m. preguntaba a los maestros sobre dudas que tenía en algunas tareas; como a las 4:00 p.m. regresaba a la escuela para regar nuevamente las plantas”.

En ese afán más allá del director y los maestros también las veraneras, las monjas blancas, el árbol de higos, el de alverja, así como el de cacao de la escuela han mostrado agradecimiento hacia Josael Alexis.

“Las (cosechas) de tomate y las de higos estuvieron muy buenas, de hecho también una milpa que hice dio buena cosecha”, detalla.

LEA ADEMÁS: Don José, el anciano que vivía en un microbús ya tiene un lugar seguro para vivir

El destacado alumno de noveno grado expone que debido a las lluvias la única que dio pocos productos fue la mata de güisquiles, pero ya sembró otras dos en espera que den los próximos meses.

Los frutos que cosechó en estos meses de emergencia los compartió con el director, un compañero que llegaba hasta su casa a pedirle orientación cuando tenía dudas sobre alguna de las tareas.

En el huerto escolar sembró chipilín que se dio en abundancia, así como una milpa. Tanto él como sus vecinos gozaron de ello.

“Las tareas del cuidado las hice solo todos estos meses, pero un día de octubre un compañero me ayudó con una limpieza general de la escuela, limpiando hasta los techos”, comenta.

Foto/ Cortesía

Este joven es muy apreciado y respetado en la comunidad educativa, tanto que sus compañeros lo seleccionaron para ser el presidente del Consejo de Estudiantes y su representante ante el Consejo Directivo Escolar (CDE).

Durante este año, además, colaboró con el director en otras actividades, entre ellas están: fotocopiar todas las guías de estudio que el Ministerio de Educación (MINED) dio a las escuelas para que las entregaran a los alumnos que no tienen acceso a la tecnología; distribuir alimentos.

Su huella también queda en las paredes de la escuela que pintó junto al director; así como en la cancha que arregló al finalizar oficialmente el año lectivo.

“(Mis padres) siempre me ayudaban a seguir con mi espíritu servicial y que llevará de la mano mis estudios”, recuerda.

Con la certeza de sus buenas calificaciones Josael Alexis se prepara para dar el salto a la Educación Media en el 2021. Así sus planes pasan por estudiar el bachillerato opción electrónica, en el Instituto Nacional Técnico Industrial (INT), en San Salvador.

“Quiero estudiar eso porque me gusta. Quiero tener más conocimiento sobre la electrónica y sus componentes, ya que siempre me ha llamado la atención sobre cómo es que funcionan los circuitos electrónicos y los programas que se le pueden aplicar”, asegura.

El reto para este joven amante de la Matemática es grande, pues en casa solo se cuenta con el ingreso de su padre que trabaja en una fábrica de textiles, por lo cual una beca de estudios no le vendría mal.

Como muchos alumnos de la zona rural, él lidió con problemas de acceso a la tecnología, empezando por la mala señal del internet que más de una vez lo obligó a estar algunas horas arriba de un árbol de mango, con tal de para hacer las tareas en su celular.

“Sí fue difícil trabajar con el celular y con el internet, porque me costaba descargar las guías y porque el aparato es pequeño”, explica.

El profesor David Rodríguez, director del centro educativo, sostiene que gracias a la iniciativa del estudiante “la escuela no parece que ha estado sola”.

Rodríguez, confirma que este alumno ha pasado toda la pandemia entretenido con las tareas de mantenimiento de la escuela fundada hace seis años.

De acuerdo a lo expuesto por el docente, los compañeros de clase aprecian mucho a Josael “porque es un cipote que sabe lo que quiere”.

Una de las cosas que él le admira es precisamente ese interés por colaborar y aprender: “El travesea cosas. Sin tener mayor experiencia es el que anda viendo qué cositas arregla de la escuela en temas de soldadura, cuestiones de electrónica”.

El director, sin ninguna duda, asegura que “es el estudiante más integral del centro escolar. Siempre ha sido el primer lugar en su grado. Los compañeros lo tienen como referente para todo. En pocas palabras es el hijo que todos quisiéramos tener”.

TE PUEDE INTERESAR: Promotora de Salud llegaba en lancha para capacitación: “Antes no sabía encender una computadora”

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones