Instituto del Cáncer con nueva opción para prevenir el cáncer de cérvix

Según los especialistas, con esta herramienta se puede tener un diagnóstico más preciso.

Foto/ Shutterstock

Por Susana Joma

Jun 14, 2019- 04:30

En el Instituto Nacional del Cáncer Doctor Narciso Díaz Bazán han sumado la citología líquida como nueva herramienta en la lucha contra el cáncer de cérvix o cuello uterino, según informó recientemente el doctor Salvador Díaz Bazán, presidente de esa organización no gubernamental sin fines de lucro.

Díaz Bazán, quien también preside la Liga Nacional contra El Cáncer, aseguró que anteriormente solo realizaban citologías utilizando la prueba del Papanicolao, pero desde aproximadamente tres meses introdujeron la citología fase líquida, que define como más exacta para hacer el diagnóstico de cómo están las células del cuello de la matriz.

En esta citología el ginecólogo introduce en la cérvix un cepillo especialmente diseñado y patentado para hacer esta prueba, el cual posee microcerdas capaces de retomar células del cuello de la matriz. Luego estas son depositadas en un frasco que contiene sustancias para preservarlas sin que sufran ninguna alteración, y luego son enviadas al laboratorio en donde se le hacen una serie de análisis.

“Esto no solo detecta mucho mejor, y mucho más eficazmente las células alteradas, sino que también se pueden hacer pruebas inmunológicas en el líquido para detectar, por ejemplo, la presencia del papiloma virus. Esa es la ventaja de la citología líquida”, aseveró.

Foto/ Shutterstock

A la fecha en el Instituto del Cáncer se han atendido más de 400 mujeres con esta nueva herramienta de prevención, y de acuerdo con lo externado por el galeno algunos de ellos han resultado positivos al papiloma.

El doctor Díaz Bazán afirmó que cuentan con personal especializado, que ha sido capacitado para realizar la citología fase líquida, y con los respectivos kits que importan para llevarlas a cabo.

Esta prueba ginecológica cuesta $35 en este centro de atención y, según lo externado por el galeno, esto se debe a que tienen que comprar e importar los insumos.

El presidente del Instituto y de la Liga contra El Cáncer sostiene que el nivel de precisión que tiene la prueba favorece el diagnóstico y también la tarea de prevención, porque entre más temprano se detecte este mal hay más posibilidades de que la persona se cure.

“Definitivamente nos saca de muchos problemas porque es mucho más exacta y evita operaciones innecesarias, y al darnos diagnósticos más adecuados los tratamientos pueden ser más a la medida de la gente”, subrayó.

Los resultados de este examen se conocen en 48 horas, tiempo similar al los del Papanicolao convencional.

El médico aclara que cuando tienen diagnóstico de presencia de virus de Papiloma se requiere hacer otros exámenes para determinar de cuál de las 100 cepas se trata, y si son las que producen cáncer, como es el caso de las 16 y 18 que están asociadas a este mal.

“Mundialmente solo el 15 % de todos los cánceres de cérvix provienen de la presencia de papiloma virus; hay otros de los que no se sabe la causa. O sea que eso de que todos los pacientes con papiloma virus van a ser cáncer no es cierto, y que todos los cánceres vienen del papiloma virus tampoco es cierto”, dice.

Esta organización invirtió alrededor de $25,000 para introducir esta nueva herramienta en su oferta de servicios a los usuarios.

“El Instituto del Cáncer ha tratado de irse modernizando poco a poco dentro de sus limitantes, de ir comprando equipos de punta para poder dar un paso adelante”, agregó.

El especialista sostiene que están encontrando casos de mujeres con lesiones mucho más tempranas en la cérvix, las cuales se tienen que tratar de diferente forma, por ejemplo con la criocirugía, el uso de cono, la histerectomía, entre otras, que eviten que a la paciente le dé cáncer.

El año pasado en el Instituto del Cáncer se atendieron 450 casos de mujeres con cáncer cérvico uterino, y según el doctor Díaz Bazán, sigue siendo uno de los más frecuentes.

“No podemos acabar con el cáncer, pero sí podemos salvar mucho más gente de la que se salvaba antes”, afirma sobre los avances que se tienen.

Según datos de ese instituto este cáncer en sus etapas iniciales es asintomático, pero cuando avanza se pueden presentar varios síntomas como: sangrado vaginal anormal entre periodos y después de la relación sexual y la menopausia, flujo vaginal que no cesa y que puede ser pálido, acuoso, rosado, marrón con sangre o de mal olor, y otros.

Entre los factores de riesgo están: tener relaciones sexuales a edad muy temprana o múltiples parejas sexuales, no recibir la vacuna contra el papiloma humano, tener antecedentes familiares de cáncer y las defensas bajas.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad