Hermanos acusados de asesinar a policía serán procesados en libertad

Los imputados, a quienes se les procesa por homicidio agravado, tendrán que acudir al juzgado, no cambiar de domicilio, no salir del país y no acudir sitios de dudosa reputación

Édgar Vinicio y Nicolás Humberto González Ostorga son acusados de homicidio agravado. Foto EDH/ David Martínez

Por David Marroquín

Sep 03, 2019- 04:30

Los hermanos Édgar Vinicio y Nicolás Humberto González Ostorga acusados de asesinar al agente de la Policía, Gabriel Ángel Cortez Martínez, serán procesados en libertad, según resolvió el Juzgado de Paz de Guazapa.

Los procesados deberán acudir al juzgado ante cualquier citatorio, no cambiar de domicilio, no salir del país y no frecuentar sitios donde se reúnan personas de dudosa reputación, según la fiscal del caso.

La decisión judicial, con la que no está de acuerdo la Fiscalía General, se basó en el hecho de que, supuestamente, los hermanos González Ostorga se quedaron en el lugar del hecho ocurrido el 27 de agosto pasado a inmediaciones del puente Guaycume, en el kilómetro 19 de la carretera Troncal del Norte.

“Para ella (jueza), el peligro de fuga no se configuraba, ella lo que argumenta que ellos después de cometer el hecho delictivo se quedaron en el lugar”, relató la fiscal.

Uno de los defensores de los acusados sostuvo que ellos se quedaron en el sitio del hecho en espera de la Policía porque creían que le habían disparado a un delincuente o pandillero. “El patrulla bien hubiera pasado de largo y no hubieran visto de que había un muerto en el zanjón y la moto tirada, sino que ellos la avisan, le pararon, desde ahí se desvanece el peligro de fuga; la ley dice que para poder decretar detención provisional, por el delito que sea, es que esté probado que ellos se puedan fugar y obstaculizar la justicia”, argumentó el defensor.

La versión contada por los acusados contrasta con lo que argumentó la Policía en su momento de que los hermanos González Ostorga siguieron la marcha después de atacar al agente policial, pero que se regresaron al sitio del hecho.

Vecinos le habrían manifestado a la Policía de que los procesados le dispararon al motociclista, que resultó ser el agente Cortez Martínez, y que por eso los policías los arrestaron en flagrancia.

Los acusados dijeron que le dispararon al agente Cortez porque creyeron que este los iba a asaltar, ya que regresaban de retirar dinero de un banco en Apopa.

“Sí, en legítima defensa, veníamos de sacar una remesa y por peligro y por amenazas que nosotros tenemos de los pandilleros, nosotros sin saber que era policía, yo actué contra él, porque él nos amenazó con su arma”, señaló Édgar Vinicio.

La fiscal del caso sostuvo que “por el momento no se tienen indicios de que haya una legítima defensa… Porque no se ha acreditado de que la víctima haya disparado con su arma o que la haya sacado para enfrentarse a los agresores”.

Édgar Vinicio aseguró que ellos retiraron $560 del banco, los cuales fueron decomisados por los policías. Pero la fiscal del caso aseguró: “se les encontró un dinero, pero eso va a servir como punto de investigación para la siguiente etapa para establecer qué fue lo que pasó realmente… Son como cien dólares”.

Según la Policía, Édgar Vinicio tiene antecedentes delictivos por amenazas, privación de libertad, robo y tenencia ilegal de arma de fuego. Sin embargo, tenía matriculada la pistola con la que supuestamente mató al policía.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad