Gobierno debe reducir sus gastos para lograr acuerdo con FMI, señalan economistas

Expertos dentro y fuera del país advierten que el discurso del gobierno de Nayib Bukele de que combatirá la evasión fiscal y con ello lograr una garantía para el préstamo de $1,300 millones que busca con el Fondo Monetario Internacional (FMI) no es real, ni suficiente.

30 de septiembre 2020, ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, en el Legislativo, presentó proyecto del Presupuesto General de la Nación 2021 . Foto EDH /

Por Jessica Guzmán

Abr 04, 2021- 21:40

La situación económica y social de El Salvador es muy crítica y para que el gobierno logre un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener un préstamo por $1,300 millones no bastará con el discurso de combatir la evasión fiscal en vez de subir impuestos, advierten economistas.

“Yo casi le puedo asegurar que el Fondo no va a firmar un acuerdo con El Salvador solo con la idea de eliminar la evasión; ese es un discurso súper atractivo si fuera posible, pero simplemente no lo es. Debe establecer compromisos fiscales en ingreso, gasto y estructura en el sector público necesariamente”, advirtió el economista costarricense Roberto Artavia, presidente del consejo directivo del INCAE Business School, en una reciente entrevista televisiva.

Añadió que “en un mundo ideal uno diría que la idea de combatir la evasión fiscal es la más feliz, porque significa que no cargamos a nadie. El FMI nunca va a aceptar eso: en primer lugar, porque el grueso de la evasión fiscal viene por la economía informal, viene por el contrabando, por actividades que ya son ilícitas…”.

Acuerdo con el Fondo Monetario Internacional puede llevar a un aumento del IVA

El análisis de Artavia surge a raiz de que el gobierno está en negociaciones con el FMI desde finales del año pasado para que le preste dinero, pero se conoce que un acuerdo con este organismo conlleva medidas fiscales rígidas, como incremento del IVA, por ejemplo.

Aunque según el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, la estrategia del gobierno será el combate a la evasión fiscal y no elevar el IVA.

“El IVA no se va a incrementar, esa parte no la estamos incluyendo en el acuerdo, lo que vamos a hacer nosotros es luchar contra la evasión fiscal y eso el FMI te lo toma como una medida fiscal para el ajuste”, aseguró Zelaya el 17 de marzo de este año.

El gobierno proyecta una recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de $2,643.4 millones, una cifra que según el análisis de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) es imposible de lograr y que ha sobreestimado $603.8 millones de recaudación.

Ante ello, economistas salvadoreños coinciden con Artavia en que el Ejecutivo no podrá llegar a un acuerdo con el FMI con esa estrategia.

“El gobierno no dice nada de cómo hará para combatir la evasión de los que no declaran, creo que no está enfocado en combatir el contrabando y la evasión de impuestos. Pensar que en un año van a recaudar 3 o 4 puntos del PIB, en base a metodología de perseguir a los que ya pagan impuestos, será mínimo”, consideró el economista Luis Membreño.

También el economista Rafael Lemus apuntó que el FMI tal vez pueda creerle al gobierno que está dispuesto a desarrollar buenas prácticas o un ajuste fiscal exitoso, pero al ver el incumplimiento podría suspender el acuerdo, en caso de concretarlo.

“Y esto también lo menciona el doctor Artavia cuando dice que pudiera asegurar que no habrá acuerdo con el Fondo si todo el plan del gobierno es atacar la evasión fiscal; les está diciendo que eso no es creíble, ni consistente. El problema fiscal de El Salvador es mucho más grande que el de Costa Rica en deuda y desequilibrio”, opinó Lemus.

Respecto a que si ve posible que el Fondo pudiera pedir al país establecer nuevos impuestos, Lemus consideró que la discusión podría ir más en la reducción de gastos.

“El Fondo advertirá que el tamaño de ajuste de El Salvador es mucho más grande que el de Costa Rica y que a este país le pidieron tomar medidas de ingresos y de gastos, y con el gobierno de El Salvador será igual, así que no alcanza con decir que irá a perseguir evasores”, señaló Artavia.

En su análisis, Artavia consideró que si debe de establecer impuestos en el país, debe ser una estructura bien pensada y no solo por subirlos.

“En El Salvador, relativamente, la carga impositiva será mayor, por decir: impuestos a la riqueza, no a la producción; impuestos a la contaminación, no a la inversión; impuestos al capital ocioso, no al productivo; y en este sentido no se deben aumentar impuestos solo por aumentar, sino enfocarse en impuestos que generan ingreso adicional sin perjudicar el impulso productivo, ni el de inversión que el país requiere”, expresó el experto costarricense.

El economista y ex ministro de Hacienda, Manuel Enrique Hinds, dijo que el cobro de impuestos en El Salvador “no es malo”, pero advirtió que la negociación con el FMI puede ir más por la transparencia de los gastos y reducirlos, que por elevar la carga impositiva.

Pero Membreño señaló que “tampoco se ve la voluntad de reducir gastos del gobierno y, además, con el nivel de endeudamiento que tiene el país no puede mantener ese nivel de gastos”.

Gobierno necesita más de $2,000 millones para pagar deuda de corto plazo

Sobre una reforma de pensiones

Otro tema en el que Artavia opinó es en el de pensiones y consideró que en El Salvador se tuvo que trabajar y hacer una verdadera reforma de pensiones desde hace una década.

“El problema es que no hay suficientes cotizantes; no cotizan suficiente; y cada vez los pensionados recibirán un porcentaje menor del estandar de vida que tenían”, dijo. Añadió que mientras un 70 % de la población esté en la informalidad, “no habrá suficientes fondos para sostener las pensiones”.

A juicio de Artavia, el sistema de pensiones salvadoreño debe ser solidario. “Se deben poner edades de retiro más altas, aumentar la cotización y buscarle una situación práctica a la economía informal, a todos esos que no cotizan y están dejando una pirámide sin base”.

Agregó que El Salvador tiene un problema doble: la economía informal y la enorme cantidad de jóvenes que han emigrado y que no alimentan el sistema previsional.

“Alimentan por medio de remesas directamente al consumo y algunas a las inversiones, pero no a la base de pensiones”, dijo Artavia.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones