Gobierno de EE.UU. quiere impedir que convictos pidan asilo

El Departamento de Justicia a su vez ha centrado su atención en ciudades santuario, que no colaboran con agentes de Seguridad

Por Agencias

Dic 19, 2019- 04:25

Inmigrantes que hayan sido condenados por reingresar ilegalmente a Estados Unidos, conducir en estado de ebriedad o cometer actos de violencia doméstica no podrán solicitar asilo, de acuerdo con una regulación propuesta por el gobierno del presidente Donald Trump, anunciada ayer.

La propuesta, que deberá pasar por un período de comentarios del público antes de ser finalizada, lista siete áreas penales, incluyendo algunos delitos menores, que impedirían que los inmigrantes solicitaran asilo, además de las restricciones federales vigentes. Eliminaría asimismo un requerimiento de que los jueces de inmigración reconsiderasen algunas negativas de asilo.

Se trata de un nuevo intento por restringir los asilos por parte del gobierno de Trump, que asegura que los inmigrantes están abusando del sistema para poder pasar años en Estados Unidos a pesar de ser inelegibles, en parte debido a requerimientos menos severos en las investigaciones iniciales. La mayoría de las personas que solicitan asilo escapan de la violencia, la pobreza y la corrupción en sus países.

Activistas por los derechos de los inmigrantes y grupos humanitarios han dicho que las políticas de Trump son inhumanas y dicen que Estados Unidos está renunciando a su papel como un país seguro para los refugiados.

Sin embargo, el retraso en el procesamiento en las cortes migratorias ha llegado a más de un millón de casos y las agencias fronterizas se vieron rebasadas este año por la llegada de cientos de miles de familias centroamericanas que requieren de más atención y no son fáciles de regresar a México.

En un intento para frenar el flujo de migrantes, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS) ha enviado a más de 50,000 migrantes de regreso a través de la frontera sur a esperar por la resolución de sus pedidos de asilo. Esos migrantes son a menudo víctimas de abusos en áreas violentas en México y se enferman debido a las condiciones insalubres en los campamentos para refugiados. Las autoridades de Seguridad Nacional, además, han alcanzado acuerdos con Guatemala y otros países de Centroamérica para enviar ahí a los solicitantes. Las primeras familias ya fueron enviadas a Guatemala.

“El gobierno ha restringido el asilo de una forma muy extensa – primero, quién llega a la frontera en primer lugar; segundo, quién es capaz de solicitar asilo; y quién finalmente recibe asilo, y esto afecta a esa tercera fase”, dijo Sarah Pierce, analista de leyes para el programa de política inmigratoria de Estados Unidos en el centro de investigación Instituto de Política Migratoria.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones