Fusades entrega su máximo galardón a María Eugenia Brizuela

El tanque de pensamiento nombró “Miembro Honorario 2019” a la empresaria y ex canciller salvadoreña. La distinguió por su destacada trayectoria social y empresarial.

Foto EDH/ Marcela Moreno

Por Vanessa Linares

Ago 20, 2019- 21:45

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) reconoció anoche a María Eugenia Brizuela de Ávila como “Miembro Honorario 2019”, su máximo galardón.

En un evento especial, el tanque de pensamiento distinguió públicamente a la empresaria y ex canciller salvadoreña a quien consideró “una ciudadana ejemplar, con excelentes cualidades humanas, quien goza de una destacada trayectoria en los distintos ámbitos en los que se ha desempeñado a lo largo de su vida, promoviendo el diálogo y el progreso de El Salvador”.

A la fecha, Fusades ha otorgado su máximo reconocimiento a 34 personas. Brizuela de Ávila es la segunda mujer incluida en el grupo.

“Me encanta poder servir, esa es mi razón de ser. Creo en nuestro Señor, el que nos da dado talentos, y me da temor de si algún día llego allá arriba me diga ¿qué hiciste con los talentos que te di? Quiero poderle decir que los usé”.

María Eugenia Brizuela de Ávila, abogada

“Tengo un profundo agradecimiento con Fusades y su presidente (Miguel Simán) y lo recibo con la humildad de saber que no solo soy yo, de que quizá uno es solo la cara visible de una cantidad de personas que han colaborado en distintas iniciativas”, dijo la excanciller respecto al reconocimiento en una entrevista previa.

Sin dejar de ser esposa y madre, María Eugenia o “Mayu”, como la llaman sus allegados, ha destacado en al menos tres grandes facetas de su vida: La primera, como empresaria, al hacerse cargo de la compañía familiar funeraria La Auxiliadora (cuando su padre y hermanos tuvieron que migrar por amenazas de secuestro). La segunda, al convertirse en la primera mujer salvadoreña en dirigir un banco privado cuando le tocó liderar Banco Salvadoreño y luego de HSBC, cuando este adquirió una mayoría controladora en 2006.

La tercera ha sido como funcionaria pública, cuando estuvo al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores en el periodo 1999-2003 o al formar parte de los consejos directivos de instituciones como el Seguro Social o el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL), entre otras.

Asimismo, otra de sus facetas, quizá una de las más conocidas, es como una mujer comprometida con el servicio y la labor social. Y es que, durante varios años ha servido al país a través de organizaciones sin fines de lucro como Plan Internacional, Voces Vitales, la Fundación para el Desarrollo de la Mujer (Fudem), la Fundación Empresarial para el Desarrollo (Fepade) y la misma Fusades, organización a la que también ayudó a fundar.

María Eugenia Brizuela de Ávila, – Mayu, como la llaman sus allegados- recientemente fue elegida para liderar la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas (ICMP, por sus siglas en inglés). Foto EDH / Yessica Hompanera.

Además de su profundo espíritu de servicio para desempeñar sus múltiples roles y cumplir con todas las actividades, Brizuela dijo que su clave ha sido priorizar qué cosas son importantes, valorizar calidad sobre cantidad de tiempo, y hacerse del mejor equipo.

Tuvo que aplicar esta fórmula tanto a su familia, cuando debió hacer malabares para ser canciller y a la vez esposa y madre de tres; como a su empresa, organizaciones internacionales y todos los consejos en los que participó.

“Tengo defectos, como todos, yo espero que hayan cogido lo bueno. Tengo fama de ser exigente pero les digo que así han aprendido”, reconoció entre risas.

Según la abogada y notaria, su diplomacia natural permitió destacar incluso en ambientes en los que predominó la participación masculina.

Brizuela de Ávila actualmente es miembro de la junta mundial de Junior Achievement (Empresarios juveniles) y este año fue nombrada como comisionada de la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas (ICMP, por sus siglas en inglés), una organización intergubernamental cuyo mandato es asegurar la cooperación de los gobiernos y otras instituciones en localizar personas desaparecidas a raíz de conflictos, abusos de derechos humanos, desastres naturales y causados por el hombre, crimen organizado, migración irregular y otras causas.

Brizuela se desempeñó como canciller de la República entre 1999 y 2003. En la foto da su discurso durante la 57º Asamblea de las Naciones Unidas en septiembre de 2002 .

Perfil: María Eugenia Brizuela de Ávila
Información personal:
Nació en San Salvador, el 31 de octubre de 1956 (62 años). Está casada,tiene tres hijos y tres nietos.

Estudios:
Cursó estudios de Derecho (Universidad de El Salvador y Universidad Dr. José Matías Delgado) y de Seguros (Swiss Insurance Institute Zurich). Tiene un máster en Administración de Empresas de INCAE Business School y un posgrado en Negocios Sustentables de la Universidad de Cambridge.

Cargo actual:
Miembro de la junta mundial de Junior Achievement (Empresarios juveniles) y comisionada de la Comisión Internacional sobre Personas Desaparecidas (ICMP, por sus siglas en inglés), entre otros.

Te recomendamos

Movistar Mujer muere el día de su boda, vestida de novia, cuando se dirigía al altar
Movistar “El amor de mi vida se fue… ¿para qué quiero vivir?”, La Chilindrina rompe el silencio tras la muerte de su esposo con desgarrador mensaje
Movistar Así luce en la actualidad “el niño diva”, el máximo admirador de Lady Gaga

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad