Capacitaciones de mesas electorales deben ser virtuales

Fusades sugiere que las actividades para próximas elecciones sean remotas. La institución también recomienda que las campañas electorales sean en redes sociales y medios de comunicación, además de que el voto sea postal o en línea en ciertos casos.

Foto EDH / Archivo

Por Violeta Rivas

Abr 28, 2020- 04:30

La Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) ha hecho diferentes recomendaciones para las próximas elecciones de febrero del 2021, algunas de ellas se refieren a que las actividades electorales sean remotas, entre estas que las capacitaciones para las personas que estarán en las mesas sea de forma virtual.

Dichas recomendaciones del organismo se dan en el marco de la emergencia mundial por la pandemia, que ha ocasionado la postergación de elecciones en muchos países, “una situación inédita, que puede provocar inestabilidad en aquellos sistemas en los que las propuestas de las respectivas autoridades electorales, de retrasar la celebración de los comicios, no cuente con el apoyo de todas las fuerzas políticas”, dice la fundación.

Algunos países que han pospuesto sus comicios son Estados Unidos, que realizaría sus primarias y locales en marzo, al igual que México, que tendría sus elecciones locales en Coahuila y en Hidalgo, el próximo 7 de junio de este año.

Otros son Bolivia y Uruguay que celebrarían sus generales y locales, respectivamente, en mayo del 2020.

Es por esto que hace diferentes sugerencias, pensadas en el contexto de evitar el contagio por las aglomeraciones en las elecciones.

Las capacitaciones en línea para las personas que estarán en las Juntas Receptoras de Votos (JRV) es una de las opciones viables que da Fusades, para evitar el contacto físico y la contaminación, así como considerar que se amplíe la cantidad de centros de votación, para permitir, tanto que los integrantes de las mesas de votación guarden la distancia física como para los y evitar los altos números de votantes.

“La construcción de consensos con todas las fuerzas políticas sobre cada una de las decisiones que afecten el proceso (electoral), ya sea porque se acorten plazos o signifiquen la solicitud o reorientación de fondos para las elecciones, será fundamental”, dice Fusades.

La institución también señala que se deben de considerar formas de acceso para emitir el voto de personas que estén confinadas por condiciones sanitarias, entre estos al personal de salud, personas que tienen derecho al sufragio, por lo que se les tendría que dar facilidades para emitirlo.

Entre otras sugerencias se encuentra el del voto en línea o de tipo postal o depositarlo en lugares asignados para seguir con las medidas de distanciamiento social. También señala que las disputas electorales se hagan por medio de presentación de escritos a través de plataformas virtuales.

Fusades expone que el país no se encuentra listo para tener elecciones remotas a nivel nacional, como se había pensado para los salvadoreños en el exterior, debido a que esto implica mayor presupuesto y logística, además de que se debería tener un consenso de los partidos políticos y la seguridad de los votantes en el uso de los mecanismos virtuales.

Medidas para elecciones presenciales

También ha hecho sugerencias en cuanto a medidas si las elecciones se realizan de forma presencial, entre estas la distancia de dos metros entre cada votante, diseño de protocolos para entrada y salida de las personas que estén en los centros de votación, para evitar aglomeraciones, además de desplegar propaganda que motive a la limpieza de manos, distancia social y medidas de higiene respiratoria.

Otra de las medidas a tomar, para que los votantes no tengan contacto con las superficies, es realizar acomodos de las urnas, escritorios y anaqueles entre otros implementos, así los usuarios evitarán la contaminación.

Fusades también hace la sugerencia del voto postal para personas que se les dificulte desplazarse desde su hogar hasta un centro de votación, personas que necesiten asistencia o que residan en comunidades alejadas o que vivan en centros de cuidado, además de considerar que sean colocadas mesas de votación en dichos lugares.

A estas recomendaciones se suma el que no sean incluidos en las mesas receptoras de votos a personas en riesgo, como adultos mayores, personas con enfermedades crónicas, ni trabajadores de la salud.

En cuanto a medidas de limpieza, Fusades insta a que las personas que estarán en las mesas de votación sean proveídos de mascarillas, guantes y limpiar de forma permanente las superficies donde hay contactos, además de instalar estaciones de lavado de mano y alcohol gel.

Fusades menciona que para poder mantener la fecha de las elecciones el Tribunal Supremo Electoral tiene varios retos, entre estos revisar las actividades del Plan General de Elecciones (Plagel) “y adaptarse a las dificultades que podría generar el eventual retraso en la adquisición de bienes y servicios”, opina.

Además deben de revisar el presupuesto extraordinario para adaptarlo a necesidades que no estén dentro de lo planificado antes de la pandemia.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad