Pandemia obliga a acelerar digitalización del Estado

Estrategias de digitalización, acceso a banda ancha y aprobar proyectos de legislación en estudio son clave para afrontar la crisis por coronavirus.

Por Enrique Miranda

May 17, 2020- 04:30

La necesidad es la madre de la inventiva, reza el dicho popular, y en esta cuarentena domiciliaria se ha hecho efectivo con cientos de empresas y pequeños negocios que se han auxiliado desde el uso de redes sociales y aplicaciones web de videollamadas para hacer negocios y sobrellevar la situación con cierta normalidad.

Pero el escenario post pandemia obliga a un esfuerzo más estructurado e institucional, coincidieron expertos digitales en el foro “La digitalización y el Covid19: retos legales para afrontar la crisis en El Salvador”, organizado por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades).

“Vamos a ajustarnos a una nueva normalidad, ya no podemos pensar que vamos a volver a como estábamos antes. Los espacios para las audiencias que teníamos eran pequeños que en muchos casos no van a cumplir con las reglas de distanciamiento social. Entonces, ¿cómo hacer? Tenemos que dar el salto a los procesos electrónicos, en materia judicial, como administrativa. Deberíamos de haber estado preparados para esto al menos en una parte básica y no llegar a una suspensión de todos los procesos”, consideró la experta digital Yesenia Granillo, de ASADETICS.

La profesional se refiere al hecho de que áreas de la vida nacional como los procesos judiciales o los trámites relacionados con el Gobierno y el comercio requieren de más digitalización para poder enfrentar los retos en los nuevos escenarios en el cuales probablemente se deberá convivir con el virus mientras haya vacunas o medicamentos para combatirlo.

Granillo cree que ponerse al día en esta área no es solo un problema de leyes, porque una de las fundamentales es la de la firma electrónica, que ya existe en el país, pero que aún no ha sido implementada, aunque desde el año pasado el Ministerio de Economía dio pasos para poder hacerlo pronto.

“Todos los países cuentan con la firma electrónica y nosotros tenemos la ley desde hace algunos años. La cuestión sería por qué nosotros no pudimos responder como lo hicieron los demás países. La respuesta es que precisamente no basta tener leyes y no basta tener reglamentos, sino que es indispensable que tengamos estrategias para haber traído aquellas leyes a la práctica”, argumentó la experta.

A su juicio, es urgente que el Gobierno acelere la puesta en marcha del uso de la firma electrónica para que se pueda abrir otros rubros de la vida nacional a la era digital. Además de que los diputados aceleren la aprobación de anteproyectos de ley como la de Protección de Datos Personales, el Diario Oficial digital y otras reformas a la Ley de Contrataciones y Adquisiciones para regular las compras del Estado en línea.

“Esta es la llave que nos permite hacer todos los procesos electrónicos porque como dice nuestra ley, la firma electrónica certificada es de total veracidad y no puede ser cuestionada en cuanto a efectos probatorios. A nivel de la pandemia y de la necesidad urgente es que podamos usar firma electrónica simple, puede darnos cierta certeza, por ejemplo, el caso de notificaciones de la Corte Suprema de Justicia”, consideró Granillo.

En el ámbito civil, es urgente que el Estado procure tener un plan para que sus ciudadanos puedan tener acceso a Internet de banda ancha, que permita mejorar la experiencia de usuario y aumentar la capacidad de operaciones y negocios.

“Cuando los países aumentan su acceso a banda ancha siempre hay un impacto correlacional hacia el crecimiento económico. Ahora con la pandemia los negocios utilizaron herramientas de tecnología desde Whatsapp a redes sociales u otras herramientas más sofisticadas”, ilustró Iris Palma, de la empresa de tecnología The Next Services.

El punto clave no es solo que El Salvador se integre a la gran autopista digital, sino que el Estado se preocupe porque no sean solo las mismas personas que actualmente tienen acceso a Internet puedan mejorar, sino garantizar que ciudadanos menos favorecidos puedan gozar de estos beneficios digitales.

“No conozco que exista un plan tal cual, pero el tema está en masificar ese acceso, la calidad y la asequibilidad, que yo pueda pagar ese acceso”, dijo Palma.

Sector justicia avanza

Un aspecto importante de la digitalización pasa por el sistema judicial. Pese a que en la actual coyuntura la Corte Suprema de Justicia ha mantenido un cierto nivel de actividad, sobre todo relacionada con los casos que atañen a la pandemia, ese órgano está por profundizar el Sistema Nacional de Notificaciones, anunció el magistrado de la Sala de lo Constitucional Aldo Cáder.

“El Sistema Nacional de Notificación Electrónica ha sido objeto de una revisión en Corte Plena a efectos de tomar un nuevo acuerdo que venga a potenciar las comunicaciones electrónicas del tribunal hacia las partes, los usuarios, los litigantes, pero también la posibilidad de que se reciban demandas por correo electrónico, por medio de una plataforma digital”, dijo el funcionario.

El acuerdo, que será notificado pronto, podría estar listo en algunas semanas.

“Estamos afinando las plataformas que vamos a utilizar para darle vida a este acuerdo. Vamos a anunciar el corazón de este acuerdo y después establecer el tiempo que va tomar ejecutar esto que creo que va ser corto, puede ser unas tres semanas. Es una buena noticia”, dijo el magistrado.

Este aspecto es vital para la vida de un país en el escenario que espera tras la pandemia.

“Cuando el sector judicial empiece a usar herramientas no solo de comunicación, incluso para llevar expedientes judiciales electrónicos, el impacto social y económico en el ámbito judicial es alto”, consideró Palma.

El reto está planteado. Falta que cada Órgano de Estado y sector haga lo propio para enfrentarlo.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad