Foam Industrial incursiona en la elaboración de productos de plástico biodegradable

La empresa ha introducido al mercado productos que se degradan en un periodo de 1 a 5 años. Cambiar la cultura del uso del plástico es el siguiente paso.

La empresa tiene como objetivo ser sostenible y responsable con el medio ambiente.

Por Karen Molina

Jul 25, 2019- 04:30

La empresa salvadoreña de productos plásticos, Foam Industrial, ha comenzado a incursionar en la fabricación y comercialización de productos elaborados con plástico biodegradable, un material innovador que se está volviendo una tendencia mundial de cara a las nuevas exigencias de los consumidores.

Sus nuevos productos de empaque y desechables bajo la marca Livepack que están elaborados con plástico al que se le agregan aditivos que, de acuerdo a las condiciones climáticas y que al ser expuestos a la tierra y a la luz solar comienzan su biodegradación en aproximadamente de 1 a 5 años.

“Son microorganismos que van degradando el plástico y esto provoca la biodegradación”, aseguró Gabriela Rivera, vicepresidenta de la empresa y principal impulsora de esta nueva alternativa de plástico.

La compañía, que fue fundada hace 21 años por la familia Rivera, está reenfocando sus objetivos y reconvirtiéndose en una empresa sostenible y responsable con el medio ambiente.

El material con el que se fabrican los desechables es biodegradable y sigue un proceso riguroso de producción. Foto EDH/ Jessica Orellana

“Hemos adquirido maquinaria de última tecnología y contratado personal especializado para fabricar productos ecoamigables que se biodegradan y no dañan el medio ambiente. Estamos innovando la industria a través de nuestros productos”, dijo Gabriela.

La empresa ha hecho una significativa inversión en maquinaria y capacitación de personal que los ubica como una de las primeras empresas del rubro del plástico en introducir este tipo de material.

Por ahora estos nuevos productos representa un 15 % de la producción total de Foam Industrial, pero de acuerdo con Gabriela, el objetivo es que este porcentaje aumente con el tiempo, a medida que crezca la demanda.

“En los próximos años queremos que toda nuestra producción sea de productos ecoamigables”, dijo la empresaria.

La compañía trabaja bajo dos grandes líneas de negocio: una de ellas es la fabricación de bolsas elaboradas con un alto porcentaje de material reciclado en el que ahora se incluyen bolsas biodegradables hechas 100 % con material reciclable.

Y la otra es su línea de productos desechables, que también se fabrica hoy con material biodegradable.

Y aunque, por ahora, los productos biodegradables son un poco más caros que los elaborados con plástico convencional, para Gabriela, este es un gran nicho de mercado que se irá abriendo y sus precios se irán reduciendo a medida que también aumente la demanda.

Gabriela Rivera es vicepresidenta de Foam Industrial y principal impulsora del reciclaje y el buen uso del plástico. Foto EDH/ Jessica Orellana

De hecho, sus nuevos productos se comercializarán ahora a través de supermercados, distribuidores nacionales y regionales, pero también a través de una nueva estrategia comercial en la que tienen como aliado a la empresa de envíos a domicilio, Hugo App.

Desde 2015 a la fecha su crecimiento empresarial se estima entre un 10 y 15 % y su meta es crecer aún más en los próximos años, sobre todo al introducir los nuevos productos.

Foam Industrial además exporta sus productos a toda Centroamérica, donde han tenido presencia desde su fundación.

La maquinaria con la que se procesa todo el material plástico cuenta con la más novedosa tecnología. Foto EDH/ Jessica Orellana

Reciclaje

Foam Industrial nació como una empresa de reciclaje. Su fundador, Axel Rivera, comenzó la compañía con maquinaria que reciclaba plástico para elaborar nuevos productos y en el camino se fueron abriendo oportunidades que permitieron el desarrollo del negocio.

Con maquinaria de tecnología europea, en 2018 Foam Industrial recicló 15 millones de libras de plástico que se integraron nuevamente al proceso productivo.

Además han donado Eco estaciones a centros escolares y colocado muchas más en la carretera al volcán, para promover el reciclaje.

Y ahora lo hace de una forma más comprometida, en la que no solo está involucrando a sus propios colaboradores, sino que además, está replicando esta práctica en varios municipios.

Según Gabriela, la empresa ya trabaja con la alcaldía de Santa Tecla en talleres de formación para niños en diferentes centros educativos en los que se les enseña sobre el beneficio del reciclaje y el buen uso de los productos plásticos.

Muy pronto harán lo mismo con la alcaldía de Soyapango.

Para Gabriela es importante que las personas, y sobre todo las nuevas generaciones, tomen conciencia de la cultura del reciclaje y lo beneficioso que esto puede ser para una economía como la salvadoreña.

“La educación es la solución” es el lema a través del cual la empresa está formando a las personas en el uso de los productos plásticos.

Foam Industrial cuenta con 500 colaboradores, pero este número crece un 25% cuando se agregan repartidores y otros empleos.

Las mujeres son mayoría en la planta de producción de Foam Industrial. Foto EDH/ Jessica Orellana

 

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad