Familia que murió soterrada fue advertida sobre el peligro

Joven pareja y su bebé fueron sepultados ayer en El Congo, Santa Ana. Paredón de la casa cedió sobre las víctimas, el lunes, cuando dormían.

Decenas de personas asistieron al cementerio de El Congo para despedir a las víctimas, una pareja y su bebé; además para acompañar a los dolientes. FOTO EDH/Yessica Hompanera.

Por Yessica Hompanera

Oct 30, 2019- 04:00

“Fue una linda familia. Dejan un gran dolor en todos nosotros , no sé cómo voy a aguantar esta pérdida, es terrible”, se lamentaba este martes Flor Idalia Aguilar, mientras abrazaba el retrato de Elías, su nieto de ocho meses.

El niño murió soterrado junto a sus padres, Paola M., de 17 años, y José Edgardo Medina, de 24, la noche del lunes pasado.

Un paredón cedió debido a las lluvias y cayó sobre las víctimas mientras dormían. La tragedia ocurrió en el barrio El Tránsito, de la colonia Aminta de El Congo, Santa Ana. Fueron socorristas de Cruz Verde quienes recuperaron los cadáveres de entre los escombros.

Los jóvenes padres y su bebé fueron sepultados ayer por la tarde, en una misma tumba del cementerio de la localidad.

Minutos antes del entierro, la madre de Paola recordó que su hija conoció a José cuando él llegaba a jugar partidos de fútbol en la cancha de la colonia. Los jóvenes se frecuentaron por dos años, luego se acompañaron y meses después nació Elías.

Cuando nació el bebé, Paola cursaba primer año de bachillerato y debió dejar sus estudios para poder dedicarse a cuidar a su hijo, mientras su cónyuge trabajaba como mecánico de motocicletas.

Jessenia Liseth Martínez (tía de la joven) Flor Idalia Martínez (mamá de la joven) y David Ernesto Garay. Foto EDH/ Yessica Hompanera

“Para mí ella era una persona extraordinaria, porque a pesar de su edad esa niña era luchadora. Ella hacía cualquier cosa para ganarse la vida. No sé qué era lo que Dios tenía planeado para ellos para que se los haya llevado juntos”, expresó acongojada Flor Idalia.

Los servicios fúnebres fueron realizados en las casas de Paola y José, pero los vehículos donde fueron transportados los féretros se juntaron en la calle principal que conduce al cementerio. Los padres y su hijo fueron sepultados en la misma tumba.

Horas después de la tragedia, la madre de la joven aseguró que ya había advertido a sus parientes de que corrían peligro porque el muro de la habitación podía derrumbarse, pero ellos no tomaron precauciones.

“Yo le decía a veces a mi hija que no moviera la cama a ese lado. Habían puesto su almohada junto a esa pared… Siento que es una pesadilla, en mi mente tengo el rostro del bebé, mi hija y mi yerno”, manifestó Aguilar, entre lágrimas.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 3 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones