Familia de niña del caso magistrado desistió de recibir protección

Madre de víctima aseguró a un periódico digital que decidió emigrar ilegalmente a otro país por amenazas que recibió en junio.

La Cámara además señaló que la Fiscalía no probó que el magistrado Escalante cometió agresión sexual contra la niña. Foto EDH/ Menly Cortez

Por David Marroquín

Nov 13, 2019- 22:45

La Fiscalía General ofreció protección a la familia de la niña de 10 años que supuestamente fue agredida sexualmente por el magistrado de la Cámara Tercero de lo Civil, Eduardo Jaime Escalante, pero la madre desistió por considerar “que no necesario”.

El ofrecimiento para que la madre, la menor y de su hermano; entraran al programa de régimen de protección se hizo el 13 de marzo pasado, pero al día siguiente, la madre de la menor rechazó ese beneficio, según fuentes fiscales.

El rechazo se encuentra plasmado en una acta suscrita a la 1:30 de la tarde del 14 de marzo pasado y la cual fue firmada por la madre de la niña, según la Fiscalía General. La supuesta agresión sexual ocurrió la tarde del 18 de febrero en la colonia Altavista, sector de Tonacatepeque.

Sin embargo, la madre le aseguró a un periódico digital que ella decidió huir del país junto a su familia, porque una noche de junio pasado, dos hombres llegaron a su casa para golpearla y amenazarla.

Semanas después de haber emigrado de manera ilegal a otro país, ella fue deportada a El Salvador, pero en julio pasado, la familia volvió a emigrar a otro país.

El pasado cinco de noviembre, la Cámara Primero de lo Penal de San Salvador favoreció al magistrado Escalante con el cambio del delito de agresión sexual en contra de la niña de 10 años a la falta penal de actos contrarios a las buenas costumbres y al decoro público.

La polémica decisión de los dos magistrados de la referida Cámara generó una avalancha de críticas a favor y en contra de la misma.

Los dos magistrados reconocieron que hubo un tocamiento de parte de Escalante en las partes íntimas de la menor, pero que este fue sobre la ropa.

A criterio de los magistrados, el hecho de que el tocamiento se hiciera sobre la ropa de la menor, no significa que se trata de una agresión sexual, sino de una falta.

Esa posición fue cuestionada por diversos sectores del ámbito jurídico al señalar, algunos de ellos, que los tocamientos que supuestamente hizo el magistrado Escalante a la niña es una agresión sexual por ser una menor desprotegida.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad