Extraer agua para potabilizarla pone en riesgo al lago de Ilopango

La Asociación Pro Lago de Ilopango espera que no se sobre explote el recurso hídrico. Según Enrique Barraza, se debe garantizar que el agua se mantenga suficiente en el caudal para no afectar el río Jiboa. Pro Lago insiste en que se debe reforestar la cuenca.

Foto EDH / Archivo

Por Roberto Alas

Ene 20, 2020- 04:30

La Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda) ha asegurado que una vez quede instalada en el lago de Ilopango la planta potabilizadora de agua que donará la República Popular China, se abastecerá de agua 24 horas del día a zonas que han tenido un servicio irregular, como lo es el caso de la colonia Altavista, en Ilopango.

Sobre la extracción de agua para abastecer a grandes sectores de Soyapango, Ilopango y San Martín, cuando esté funcionando la planta potabilizadora, el biólogo Enrique Barraza, dijo que se deben hacer los estudios que establece la Ley del Medio Ambiente para que no se vaya a sobre explotar el recurso.

El 10 de diciembre del año pasado, el presidente de la Anda, Frederick Benítez, informó que por el desagüe natural del lago pasan 5.3 metros cúbicos por segundo, de los cuales tomarían para enviar a las vivienda de esos municipios 2 metros cúbicos por segundo.

“Deben hacerse los cálculos como lo manda la Ley del Medio Ambiente de cuánto sería el consumo o cuánta agua se le extraería al lago, para así permitir que el caudal ecológico que ese consumo de agua no vaya a causar problemas en el río del desagüe y al río Jiboa, que es el que recibe este afluente”, explicó.

Barraza insistió en que si se hacen los estudios técnicos para establecer una cuota de extracción, el recurso que posee el lago de Ilopango se puede utilizar, “pero que sea de una forma racional”.

Temor a una reducción sustancial

La asociación Pro Lago de Ilopango viene trabajando en diversas actividades en los alrededores y en la cuenca del cuerpo de agua desde hace 26 años; para ellos es muy importante los programas de reforestación de la cuenca porque de lo contrario los niveles de agua se reducirán sustancialmente.

Roberto Escobar, presidente de Pro Lago de Ilopango, dijo que si se hace una explotación desmedida del agua, los niveles del lago bajarán. Como ejemplo de uso desmedido para proporcionar agua a grandes zonas urbanas, Escobar mencionó experiencias internacionales en donde los lagos se han reducido de forma drástica.

“Si se hace una explotación desmedidas, hay lagos en California y en Nevada que por darle agua (a zonas urbanas) ya están unos secos o han bajado fuertemente. En México el lago Chapala, que es el que alimentaba a Guadalajara, quizá dos veces el lago de Ilopango, se ha ido acabando. (Hay) todos esos indicios internacionales de que cuando se ocupa el agua desmedidamente afecta el cuerpo de agua”, aseguró Escobar.

Además, agregó que confían en que la Anda y el Ministerio del Medio Ambiente (MARN) deben hacer un trabajo articulado para no sobreexplotar el agua del lago.

Como Pro Lago de Ilopango, expresó, están abiertos a trabajar con la autónoma para buscar e implementar proyectos de reforestación para mantener el balance hídrico.

Cuando ya esté funcionando la planta de agua potable, la ONG ambientalista pide que se garantice que el agua que se le saque al lago también debe ingresarle.

“Cuando empezamos hablar que le vamos a sacar 2 metros cúbicos por segundo, tenemos que estar viendo que le esté ingresan esa agua al algo. En los años pasados nos hemos dada cuenta que de las tres formas que le ingresan agua al lago es por medio de los ríos, lluvias y mantos acuíferos que salen en toda la cuenca como nacimiento”, insistió Escobar.

De las tres formas que habla el presidente de Pro Lago de Ilopango, lo preocupante es que, por ejemplo, el caudal de los ríos ha bajado; las lluvias han disminuido por el calentamiento global y los nacimientos son menores porque se taparon con los terremotos de 2001.

Aunque esta ONG ha desarrollado programas de reforestación en cerca de 1,000 manzanas de terreno en la cuenca, el problema que enfrenta es que en la mayor parte de la zona los propietarios la utilizan para la siembra de granos básicos.

“Nosotros en los últimos cuatro años hemos reforestado 10 manzanas, pero es difícil porque hemos tenidos que trabajar con 400 a 500 dueños de manzanas, la tenencia es minifundista y la gente tiene su manzana para sembrar maíz y frijoles para sobrevivir”, dijo Escobar.

Parte de la solución que expone el presidente de esa ONG es la siembra de árboles frutales y maderables, cuyo valor agregado es que el producto pueden comercializarlo.

La siembra de árboles maderables la vienen desarrollando desde 2007 hasta la fecha con cedro, madre cacao y otras especies, con las cuales se pueda disminuir la erosión de los suelos.

Escobar aseguró que solo el compromiso entre las instituciones gubernamentales y organizaciones medioambientales, se podrá preservar el agua del lago de Ilopango.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones