EE.UU. refuerza seguridad en fronteras para evitar COVID-19

Asesor de Donald Trump, Mauricio Claver Carone, exhortó a migrantes a no llegar de forma ilegal a dicha nación porque serán detenidos y deportados “en menos de un día”

Foto / AFP

Por Diana Escalante

Abr 03, 2020- 21:05

La pandemia del coronavirus ha llevado a Estados Unidos a blindar más sus fronteras para impedir la migración ilegal, sobre todo procedente de Centro y Suramérica. Con ello se pretende evitar que la enfermedad se siga propagando entre los ciudadanos estadounidenses y entre los países de donde llegan los foráneos, aseguró el viernes Mauricio Claver Carone, asesor especial del presidente Donald Trump.

La nación norteamericana, que este viernes registraba 7,040 muertes por el coronavirus y 254,900 casos de contagios, ha llegado a tener “niveles históricos en cuestión de resguardo” de sus pasos fronterizos, por lo que sus autoridades han exhortado a los migrantes a que desistan de su interés por entrar ilegalmente a ese país.

“ Lo más seguro que puede ocurrir en medio de esta pandemia es que (los migrantes) estén es sus casas, en sus comunidades”.

Mauricio Claver Carone, asesor especial de Donald Trump

“Aquellos que intenten ingresar serán regresados a sus países en menos de un día. Nos preocupa las condiciones en que los grupos criminales intentan siempre transportar a las personas y los riesgos que hemos tenidos siempre, como robos y violaciones… Ahora se agrega esta enfermedad, esta pandemia que pone en peligro la vida de personas”, advirtió Claver Carone, a través de una teleconferencia con periodistas latinoamericanos.

El funcionario apuntó que el coronavirus se ha sumado a los riesgos que siempre corren quienes buscan llegar ilegalmente a suelo estadounidense con ayuda de traficantes de personas a cambio de elevadas sumas de dinero. Estas agrupaciones, dijo la fuente, no solo irrespetan las leyes sino que, en las circunstancias actuales, no practican las medidas para prevenir la enfermedad, entre ellas el distanciamiento social.

A juicio del asesor de Trump esto representa un peligro porque permitiría que el virus se propague más rápido de un país a otro, y específicamente llegue a las familias de los migrantes y sus comunidades, en las que generalmente se tienen débiles sistemas de salud.

“Ahora menos que nunca es el momento de intentar migrar ilegalmente a Estados Unidos. Es tan importante que las personas y sus familiares se queden en sus casas…Lo menos que hace falta es que intenten cruzar con grupos criminales, en condiciones poco higiénicas”, expresó Claver Carone.

Baja histórica de migración

La construcción del muro que inició Estados Unidos, en septiembre, en la frontera con México y la cooperación que El Salvador, Guatemala y Honduras (Triángulo Norte) han brindado para atajar la migración irregular ha permitido, según el funcionario, que su país tenga meses de “éxito” en los que se registra una reducción, con “números históricos”, de cruces ilegales de personas. No reveló cifras.

Cuando se le preguntó si a raíz de la pandemia se suspendería las deportaciones de migrantes de la referida región, Claver Carone, respondió que es el deber constitucional de cada país proteger a sus ciudadanos y recibirlos “porque nosotros tampoco podemos tener el riesgo de que en nuestra comunidades haya algún tipo de nivel de infección porque eso puede tener unas consecuencias negativas”.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad