En 11 años, la Asamblea pasó de tener 864 empleados a 2,367 trabajadores

Sólo en la Gerencia de Comunicaciones hay 300 empleados. Según Ponce, del PCN, de ese total, sólo unos 50 hacen el trabajo.

Foto EDH Jorge Reyes

Por Eugenia Velásquez

Ene 09, 2020- 06:15

El incremento de empleados en la Asamblea Legislativa ha sido galopante desde 2008 y prueba de ello es la estadística que reveló ayer el diputado de ARENA, Norman Quijano. Según datos proporcionados por el legislador, entre 2008 y 2020 la Asamblea contrató a 1,503 personas que laboran en la categoría de institucionales y partidarios.

Los datos reflejan que en 2008 la Asamblea tenía 864 trabajadores y al cierre de 2019 e inicios de 2020 esa cifra se elevó a 2,367 empleados.

De ese total, 1,254 es personal asignado a los grupos parlamentarios; y 1,113 son institucionales.
El pago de salarios de esa cantidad de trabajadores representa $51 millones del presupuesto General del Estado y de la Asamblea.

En comparación con 2008 que se erogaba $19.6 millones en pago de remuneraciones, significa un alza del gasto legislativo en ese rubro de $31.4 millones anuales.

El incremento se ha dado por diferentes circunstancias, según reveló el presidente de la Asamblea, Mario Ponce, del PCN. La mayoría no pasaron por los filtros de contratación que exigen las leyes laborales, admitió.

Entre 2011 y 2017 se observa que fueron las legislaturas en donde mayor aumento se dio de trabajadores. Entre esos años, los presidentes de la Asamblea fueron Sigfrido Reyes y Lorena Peña ambos del FMLN; así como Guillermo Gallegos, de GANA.

LEE EL ESPECIAL: NEPOTISMO EN LA ASAMBLEA LEGISLATIVA

Las modalidades han sido variadas, según se desprende de las mismas declaraciones del diputado Ponce y del diputado de ARENA, Norman Quijano.

Entre los nuevos empleados hay exdiputados que hoy ocupan cargos de asesores, “familiares y amigos de diputados”, y trabajadores que fueron contratados inicialmente para servir a un partido político, pero en el cambio de legislatura cuando el diputado que lo contrató no es reelecto, fueron trasladados al área institucional ya sea por contrato o por ley de salario.

Uno de los casos más emblemáticos que tanto Quijano como Ponce destacaron es en la unidad de Comunicaciones de la Asamblea. En esa área hay un estimado de 300 empleados.

“La Asamblea no necesita más periodistas y comunicadores, está sobrecargada, tiene como el mil por ciento, le aseguro que con un cuarto de ese número de periodistas esta Asamblea podría dar cobertura y hacer todo el trabajo periodístico”, recriminó Ponce.

“Yo me fui de espaldas cuando escuché que la Gerencia de Comunicaciones tenía en ese momento casi 400, si hay 300 es porque logré reducirlo”, abonó Quijano.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad