Pasajeros y transportistas acatan parcialmente medidas sanitarias

El 70% de los salvadoreños se moviliza a sus trabajos y estudios a diario en buses y microbuses. Pocos pasajeros utilizan alcohol gel colocado para desinfectar sus manos y evitar el contagio.

Buena parte de los conductores, sobre todo de microbuses, utilizan mascarilla para evitar ser contagiados de coronavirus. FOTO EDH/Jessica Orellana

Por Jaime López

Mar 18, 2020- 04:00

Pese a la creciente amenaza de sufrir una de las peores pandemias mundiales, el sector de transporte público de pasajeros aún no cumple con las cuatro principales medidas preventivas ordenadas por las autoridades sanitarias para prevenir el coronavirus: usar mascarilla, alcohol gel, guantes y solo trasladar pasajeros sentados.

Las aglomeraciones pueden ser las principales fuentes de contagio, sin embargo en autobuses y microbuses donde viaja el 70% de los salvadoreños, la medida ayer no había tenido mayor eco a cuatro días de que el gobierno las decretó y que entraron en vigencia de inmediato.

Este martes por la mañana, si bien las unidades lucían menos saturadas que en días anteriores, todavía en buena parte de microbuses se observaba no solo pasajeros sentados sino haciendo una de las tres filas con personas de pie, que por razones del negocio y en horas pico acostumbran los conductores a llevar. En unidades de las rutas 201 o 205 en el occidente del país, la situación era peor, llevaban pasajeros colgados hasta en los estribos.

Pese a las deficiencias, el servicio de microbuses comparado con el servicio autobuses parecía este martes por la mañana que habían acatado dos de las disposiciones: llevar un dispensador de gel en las entradas de sus unidades para que sus pasajeros desinfectaran sus manos y los conductores portaban mascarillas, solo que algunos las llevaban mal puestas, abajo de la nariz con lo que solo lograban cubrirse la boca, mientras los menos adaptados, las llevaban debajo de la barbilla, totalmente desprotegidos.

Curiosamente, los pasajeros en su afán de subirse al microbús y pagar el pasaje, pasaban desapercibido el alcohol gel, no desinfectaban sus manos; en casi una hora y media de observación de unidades que implicaba subir y bajar pasajeros en las unidades, solo un hombre tomó un poco de gel y se frotó los dedos de las manos.

Según las autoridades sanitarias, las manos contaminadas son de las principales fuentes de contagio al tocarse la boca, la nariz y los ojos.

Pocos pasajeros utilizan el alcohol gel colocado en las unidades del transporte colectivo como una disposición para prevenir el contagio de la mortal enfermedad, un comportamiento que podría variar. Fotos EDH / Jessica Orellana.

Pero aún con estas deficiencias, algunas rutas de microbuses, sobre todo de Santa Tecla, habían desplegado mensajes educativos que en lenguaje sencillo les indicaba qué es el coronavirus (una familia de más de 50 virus distintos), al tiempo que ilustraba las diferentes formas de contagio, propagación y cómo prevenirlo, entre otros contenidos.

En Mejicanos, las unidades del transporte colectivo ayer lucían un poco menos saturados, al parecer, por la suspensión de clases, la obligación para personas mayores de 60 años de no acudir a sus centros de trabajo al igual que embarazadas, pacientes con enfermedades terminales y crónicas, entre otros.

El transporte público salvadoreño consta de 11,000 unidades entre buses y microbuses a las que el Estado subsidia más $45 millones anuales para evitar que se traslade el costo real del pasaje a los usuarios.

La Policía Nacional Civil y los agentes del CAM son responsables de hacer cumplir las medidas dictadas para evitar un contagio masivo de coronavirus en El Salvador; y por eso ayer estaban destacados en los puntos críticos tanto del centro de la capital. Pero ayer los agentes estaban más empeñados en dirigir el tráfico vehicular que en verificar que se cumpla las medidas para prevenir contagios.

Limpieza de unidades

La limpieza minuciosa de las unidades después de cada viaje, en especial de las superficies de contacto como: pasamanos, barras, manecillas, molinetes, y asientos; colocación de depósitos de alcohol gel en la entrada y salida de las unidades, fueron parte de los acuerdos que ante el Ministerio de Obras Públicas asumieron los empresarios del sector. Los transportistas asumieron capacitar a los motoristas y cobradores sobre los síntomas potenciales de contagio y limpieza de áreas frecuentes de usuarios.

Salvadoreños viajan en transporte público

70%

Se moviliza a sus trabajos y centros de estudios en unidades del transporte colectivo y que ahora con el coronavirus se vuelve en caldo de cultivo para el contagio.

El lunes, agentes de Tránsito Terrestre en la zona de Soyapango realizaron un operativo para verificar el cumplimiento de las medidas en el interior del transporte colectivo con el propósito de constatar si los conductores de buses y autobuses utilizaban alcohol gel, mascarillas y guantes látex.

La jornada se realizó en la terminal Nuevo Amanecer, en Soyapango, así como en paradas de autobuses y microbuses de la zona comercial de Soyapango y en la estación del Sistema Integrado de Transporte de San Salvador (Sitramss).

“Estamos verificando que todos los transportistas estén acatando las medidas dictaminadas por el Ministerio de Obras Públicas y Transporte (MOP) ya que con ello se busca prevenir el posible brote de coronavirus entre la población”, afirmó una agente policial de la Delegación de Soyapango.

En esa tarea, la Policía constató que los transportistas estén tomando en cuenta las medidas preventivas para evitar el contagio de Covid 19 que ha cobrado la vida de más de 7,000 personas en el mundo.

GALERÍA DE FOTOS:

Guantes, mascarillas y mensajes para prevenir el coronavirus en el transporte público

Trabajadores de diferentes unidades del transporte coletivo han tomado medidas preventivas ante la amenaza del coronavirus en el país.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad