Un quinquenio más de litigios y estancamiento en la Presa El Chaparral

Dos administraciones gubernamentales no lograron terminar la presa hidroeléctrica, aunque la actual gestión de CEL dice que se hay un 70% de avance y prometió entregarla a finales de diciembre del año pasado.

Si el proyecto finaliza, la presa El Chaparral terminará costando el doble de lo que se presupuestó.

Por El Diario de Hoy

May 16, 2019- 06:00

Una de las grandes obras de infraestructura que prometía ser la apuesta energética del gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén era la continuación de la construcción de la presa El Chaparral, la cual no fue terminada por la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL) y que terminará costando más de $400 millones con fondos de la autónoma y préstamos internacionales.

Al respecto el avance que ha reportado la CEL sobre la ejecución de la obra es de un 70%, aunque nunca se ha detallado por parte de la autónoma cuáles son las partes de la central hidroeléctrica que ya se completaron, los costos de la infraestructura complementaria así como la línea de transmisión o lo que falta por construir bajo la modalidad de múltiples proyectos.

Según el cronograma de CEL sobre El Chaparral, la obra se retomó a medianos de 2015 y los trabajos iniciaron en diciembre de ese año luego de firmar los primeros contratos del proyecto, sobre todo el de la casa de máquinas y la turbina con las empresas Dycsa, S.A. de C.V. y la rusa Tyazhmash S.A., respectivamente.

Por ello el megaproyecto debía de ser entregado en diciembre de 2018 para que el embalse empezara a llenarse entre mayo y junio de este año, aprovechando la época lluviosa, para generar energía a finales de 2019.

Según el presupuesto general de nación aprobado para este año, CEL invertirá $147.2 millones en la presa, de los cuales $46.6 millones son fondos propios de la autónoma y $99.6 millones de un préstamo que otorgó el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Otro tema donde se desconoce por qué no hubo avances es en la construcción de los parques geotérmicos de Chimaneca y San Vicente, los cuales fueron anunciados en 2015 por LaGeo, subsidiaria de CEL, pero que no reportan ninguna inversión ni desarrollo luego de que se pagaron casi $290 millones por la compra de acciones a Enel Green Power.

Hay que recordar que en este quinquenio la mayoría de proyectos de generación de energía los han desarrollado inversionistas privados, la mayoría enfocados en la generación solar fotovoltáica y está en construcción una planta de generación de energía con gas natural a un costo superior de $500 millones en terrenos aledaños al puerto de Acajutla, Sonsonate.

El monto

$470 millones

Es el monto estimado que hasta la fecha se ha invertido en la presa El Chaparral, con un 70 % de avance reportado por CEL

Además hay que enfatizar que las importaciones de energía aumentaron en un 54%, según datos de la Unidad de Transacciones (UT) y no se logró equilibrar la generación de energía para depender menos de la generación con fuentes térmicas.

El único proyecto destacado que se terminó y que está produciendo energía por parte de CEL es la expansión de la presa 5 Noviembre, la cual terminó costando $189.3 millones y que inició su construcción en 2012.

Aduanas, la otra gran deuda

Mientras en el Triángulo Norte Guatemala y Honduras han logrado integrar sus fronteras y agilizar el comercio, en El Salvador la Unión Aduanera continúa siendo un proyecto en papeles, pese a la inversión que ha hecho el gobierno en la aduana El Poy, en Chalatenango y las múltiples demandas que han hecho los importadores y exportadores nacionales para agilizar el comercio y reducir la tramitomanía.

Este tema, que fue parte de las promesas del gobierno de Sánchez Cerén, ha sido un calvario para los inversionistas y a la fecha el único avance es el de la aduana sin papeles, aunque esto solo funciona en el Puerto de Acajutla y en la terminal de carga del aeropuerto Oscar Arnulfo Romero para las importaciones.

Sin embargo, un informe de logros del Plan 10 asegura que en la frontera de El Poy se ha hecho una importante remodelación de la infraestructura, valorada en más de $1 millón, además de la ampliación de la aduana intermedia en Metalío, Sonsonate y se migró a un nuevo sistema de operaciones aduaneras (denominado Sidunea World) para acelerar el régimen de importación.

De todos los proyectos relacionados con aduanas el único que está en ejecución es la construcción de la nueva aduana El Amatillo, en La Unión, aunque este es financiado y ejecutado por Fomilenio II, que invertirá $16.74 millones para agilizar el tránsito de mercancías con Honduras.

En el tema de la tramitología el gobierno solo se está apoyando en el Organismo de Mejora Regulatoria, que fijó la meta de simplificar trámites en un 20% para diciembre de 2020, lo cual significa reducir en $80 millones los costos para las empresas, aunque esto está lejos de los $130 millones que se ha proyectado para 2023.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Julia Haydeé Mora, la Miss El Salvador de 1985 que nunca envejeció
Noticias Cinco hermosos lugares que te pagan por vivir y trabajar en ellos
Noticias Las caricaturas del prófugo Mauricio Funes, nacionalizado para evitar extradición y ser juzgado por corrupción

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad