Del dinero de extorsiones MS le presta a vendedores

Ministerio Público expuso ante Juez Antimafia que extorsionan por cuadras o por grupos de comerciantes. Esta pandilla controla la venta de cigarrillos robados o contrabandeado, según expuso Fiscalía ante Juzgado.

Por Jaime López

May 29, 2019- 06:00

Las extorsiones en el Centro de San Salvador han dejado de ser un flagelo que sufren en silencio y de manera individual los vendedores, ahora es un problema que les agobia de manera grupal o sectores a los comerciantes alojados, afuera y adentro de los mercados capitalinos o en pequeños centros comerciales.

Para las pandillas dejó de ser rentable captar pequeñas sumas de dinero de forma particular y decidieron exigir el pago de la extorsión por grupos o sectores de vendedores establecidos en cuadras, calles o avenidas del Centro Histórico.

De esa manera, los cabecillas de la llamada Mara Salvatrucha (MS-13) designaron delegados para recoger las sumas de dinero que exigen por día, semana, quincena o mes.

Aunque en el centro histórico coexisten las dos principales maras que delinquen en el país, la investigación de la Fiscalía se centró en la operatividad de la MS, en cómo extorsionan y el uso que le dan a ese dinero ilícito.

Aparte de la “buena vida” que se dan los cabecillas, las investigaciones de la Fiscalía General en este caso específico establecen que el dinero de la extorsión es utilizado de diversas formas. Una de ellas es que idearon ofrecer “préstamos” para pequeños comerciantes.

“Del mismo din ero que extorsionan a los vendedores, los cabecillas les hacen préstamos, solo que con un rédito alto”, precisó un fiscal.

Pero para que un pequeño comerciante pueda acceder a estos financiamientos de los pandilleros, deben aceptar el pago de altas tasas de interés del diez o 25 por ciento diario.

Esta nueva forma de operar salió a luz cuando la Fiscalía General de la República acusó a 52 pandilleros de la MS; 19 detenidos -incluido el dirigente de vendedores Vicente Ramírez-, contra nueve que están en prisión y 24 prófugos, en la audiencia de imposición de medidas en el Juzgado Antimafia de Instrucción B el 12 de abril pasado.

El Centro de San Salvador se ha vuelto un sitio de alto peligro para los comerciantes pero también para los compradores. Foto EDH / archivo

Los fiscales detallaron que en el centro capitalino operan varios grupos de pandillas, uno es el que conforman el “programa central locos salvatruchos”. Estos, aparte de la extorsión, se dedican al contrabando de mercadería como cigarrillos y que para su distribución contratan a vendedores ambulantes.

La Fiscalía en su acusación dijo que la MS controla gran parte de la actividad comercial dentro y fuera de los mercados capitalinos y otros establecimientos, y para evitar fugas o que alguien no se quede sin pagar, coordinan con los representantes de grupos, calles, avenidas o cuadras para el cobro de las extorsiones convenidas por día, semana, quincena o mes.

Los argumentos de la Fiscalía convencieron a la jueza y a todos los mandó a prisión; además ordenó que el caso siga su proceso. Los nueve en prisión ya purgan una pena y acumulan estos nuevos cargos, pues, según la Fiscalía desde la prisión han coordinado estos nuevos métodos de extorsiones.

De hecho, uno de los procesados es el dirigente de vendedores informales, Vicente Ramírez. Está acusado de colaborar con las pandillas a través de visitas de reos en diferentes penales y servir de vehículo para trasladar mensajes desde las cárceles a pandilleros en libertad.

Sobre este nuevo modus operandi de las pandillas en el centro de San Salvador, la Fiscalía dice que este caso es investigado desde el 15 de octubre del año pasado apoyado por la intervención de llamadas telefónicas a cabecillas de la MS que operan en el centro capitalino y autorizado por el Juzgado Quinto de Paz.

La indagación determinó además que en el centro de San Salvador y municipios aledaños operan 48 grupos que conforman el Programa Centro, en donde delinquen los grupos autodenominados: “centrales salvatruchos”, “los peatonales”, los de la comunidad 22 de Abril y los de Panchimalco, integrados por mareros activos y colaboradores.

A merced de lo que dicten estos grupos están los vendedores de adentro y fuera de los mercados Sagrado Corazón y el Central, afirmó el fiscal.

Asimismo, el Ministerio Público descubrió que varios vigilantes de seguridad privada que han sido asesinados en el centro, sufrieron esos ataques al tratar de evitar que los vendedores fueran extorsionados.

Defensores niegan delitos

Jorge González, abogado de Vicente Ramírez, negó la colaboración de su defendido en este nuevo modo de operar. Según dijo, la Fiscalía lanzó un solo “atarrayazo” y metieron a Ramírez, sin analizar que todas sus actuaciones están dentro de la legalidad: la distribución de puestos en el centro de San Salvador, ser el presidente de la asociación de vendedores, visitar a sus familiares en prisión.

El desorden que impera en el Centro de San Salvador es lo que facilita que las pandillas amedrenten a pequeños y medianos comercios formales y a vendedores informales Foto EDH / jaime anaya

“Nuestra Constitución es sabia al establecer el derecho a reuniones; a Vicente Ramírez pretenden hacer creer que las reuniones que él hacía son ilegales, y él como presidente de los vendedores informales del centro de San Salvador y de los familiares de los prisioneros, estaba facultado para ello, en ese sentido cualquier reunión que haya hecho está dentro de lo lícito”, afirmó el abogado.

“Del mismo dinero que extorsionan a los vendedores, los cabecillas les hacen préstamos, solo que a altas tasas de interés. La MS también contrata vendedores ambulantes para distribuir los cigarrillos que ingresan al país de contrabando o robados”.

Fiscal del caso,

Para Santiago Vásquez, otro de los abogados de Vicente Ramírez, no existe individualización de los imputados en los delitos que se les atribuyen. “No tiene fundamentos la Fiscalía para probar los delitos que acusa: agrupaciones ilícitas, extorsiones y homicidios”, afirmó. “Sabemos que hay pandillas pero se debe probar las agrupaciones (a) las que están vinculados, probar cuándo ingresaron a la pandilla, dónde lo hicieron, el rol que tiene cada uno dentro de la estructura”, recriminó el profesional.

El abogado Sergio Alegría, defensor de Oscar Miguel Barillas, uno de los detenidos y que es acusado del delito de extorsión, afirmó que no hay víctimas que los hayan denunciado. “La Fiscalía solo tiene escuchas o suposiciones, no hay base legal para decir que una persona ha extorsionado a otra, pienso que el caso se les va a caer en la siguiente fase (instrucción)”, advirtió.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias VIDEO: Los mitos y la casa Guirola de la Hacienda El Paraíso que muy pocos conocen
Noticias Agua de pepino, la bebida que hace maravillas en tu cuerpo
Noticias Así es el plan de Yamil Bukele para que la Selecta clasifique al Mundial 2022