“La crisis venezolana no la ha causado el socialismo sino el gran saqueo al país”

Moisés Naím advierte que ver al país como una debacle ideológica es diagnosticar con miopía lo que realmente llevó a Venezuela a estar sumido en caos y desesperanza.

Una de las señales más claras del fracaso del chavismo es la inflación, que ha empobrecido a millones de venezolanos. Foto EDH / AFP

Por Ricardo Avelar

Feb 03, 2020- 05:55

Antes de ser un académico de renombre internacional, Moisés Naím es venezolano. Por tanto, es ineludible consultarle qué opina de la situación actual que vive este país sudamericano. Este experto en ciencia política lo resume en tres palabras: “tristeza, esperanza e incertidumbre”.

Tristeza por el caos en que ha caído el país, otrora uno de los más prósperos del hemisferio y donde hoy las crisis se agolpan y conviven con un sanguinario y represivo autoritarismo.

Esperanza por los esfuerzos de la oposición al chavismo de salir adelante y de la comunidad internacional que cada vez más rechaza a la cúpula en el poder. E incertidumbre, pues a pesar de estas iniciativas para la democratización del país, el camino no resulta tan claro y el final no se avizora pronto.

Sin embargo, advierte que es peligrosa la conclusión a la que aterrizan muchos analistas, quienes atribuyen esta debacle al socialismo.

“Maduro se la tira de socialista y todo el mundo acusa que lo que pasó en Venezuela, su catástrofe fue producto del socialismo. Yo creo que esa es una manera equivocada de interpretar lo que sucede”, dice.

A su juicio, esto contiene algo de verdad pero pinta un panorama incompleto. Sí es cierto, dice, que las políticas socialistas de Hugo Chávez devastaron al país, pero el verdadero fracaso se debe “al saqueo de los recursos por una confederación de violentos criminales” dentro y fuera de la estructura política del Partido Socialista Unido de Venezuela.

En efecto, escuchar sobre la vinculación del chavismo con el crimen organizado no es poco común. Desde nexos con narcoguerrillas colombianas hasta el presunto rol que Diosdado Cabello, uno de los principales dirigentes del partido, juega en el Cartel de los Soles llevan a pensar que mafias se han infiltrado en el Estado venezolano, utilizándolo como plataforma y la renta petrolera como una suerte de caja chica.

Moneda al aire
Al consultarle si su país está en caída libre, la respuesta de Naím no fue tan alentadora: “Podemos caer del lado de un país fallido crónico, donde hay poco gobierno, caos, tragedia y gran sufrimiento humano o donde puede comenzar a haber una reconstrucción. Cualquiera de las dos cosas puede ocurrir”.

En escritos recientes ha advertido que su país puede terminar como Libia, al norte de África: dividido, controlado por grupos criminales y donde la gente ha perdido la esperanza de cambio y mejora.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad