Hermetismo del Gobierno acerca de la distribución de vacunas en El Salvador

Cada persona debe recibir dos dosis de la vacuna, pero el gobierno sigue sin informar si las 20 mil dosis de Covishield serán distribuidas entre primera y segunda dosis; con lo cual la población beneficiada se reduce a 10 mil.

Claudia Nohemí García Arriaza recibe la vacuna contra el COVID-19 en Ahuachapán. Foto Cristian Díaz

Por Cristian Díaz, Insy Mendoza, Iliana Avila/Jonathan Tobías / E. C.

Feb 18, 2021- 21:30

Más allá de las nutridas comitivas que llevan las inmunizaciones contra COVID-19 y de la amplia cobertura mediática están los sentimientos y esfuerzos laborales con los cuales el personal de salud está recibiendo o esperando recibir la dosis de vacuna; también capacitándose, contrarreloj, sobre como llevar el registro en línea de las personas inmunizadas.

La enfermera Blanca Ofelia Canizalez Ramírez no oculta que sentía temor de aplicarse la vacuna contra el COVID-19; pero tiene la convicción de dar el ejemplo no solo a sus compañeros sino que también a la población en general, ya que ella es parte del equipo que, inicialmente, se encargará de administrar la dosis a sus compañeros.

Canizalez, de 43 años, labora en la Unidad de Salud Comunitaria Llano la Laguna, en Ahuachapán; pero ayer llegó antes de las 8:00 de la mañana a la Unidad de Salud de la cabecera departamental y fue la primera en recibir la dosis. Reconoció que su familia le recomendó que no se la pusiera, a lo que se sumaba al temor natural por una experiencia nueva.

VER: Médicos consideran “ridículo” que Gobierno recicle cajas de vacunas contra sarampión para transportar dosis para COVID-19

“Tengo que estar convencida yo misma primero para poder ofrecerle a la población; yo tomé la decisión que sí me la iba a poner”, expresó minutos después de recibir la dosis. Añadió que sintió “un poco de temor porque se escuchan tantas cosas, muchos rumores de lo que ha sucedido tal vez en otros países; pero somos trabajadores de primera línea y debemos de estar protegidos”. Canizalez en septiembre pasado presentó la enfermedad de forma asintomática.

A la Unidad de Salud de la cabecera departamental llevaron ocho frascos de vacunas, el miércoles cerca de las 10:30 de la noche y la prioridad para aplicar la dosis es el personal que será vacunador, registrador y orientador , según información extraoficial.

La enfermera Claudia Nohemí García Arriaza, de la Unidad de Salud Comunitaria de Salud Familiar Un Rancho y Un Lucero, del mismo municipio, fue la segunda en recibir la dosis. Ella será parte del equipo vacunador en la cabecera departamental.

La población meta del personal de salud de primera línea a vacunar son 50 mil personas. Foto: EDH / Insy Mendoza

“Me sentí emocionada en el momento que me dijeron que era de las primeras personas en venir para que me aplicaran la inmunización; invitando a todas las personas a que no tengan miedo, porque la mayoría está temerosa”, expresó la profesional.

Al otro extremo del país, Carlos Espinal de 24 años, y Yesenia Palacios, de 26 años ambos del área de enfermería fueron los primeros en vacunarse en el hospital nacional de La Unión.

VIDEO: El Salvador recibe primer lote de 20,000 vacunas AstraZeneca contra la Covid-19 provenientes de la India

Los empleados se agruparon de 10 en 10 para evitar las aglomeraciones en el centro de vacunación; después de recibir la dosis firmaron un documento dando fe de la decisión que tomaron en aplicarse la vacuna.

Miguel Pineda, de 45 años de edad, trabaja de auxiliar en Recursos Humanos del hospital, explicó que aprovechó que había un cupo para vacunarse porque algunos compañeros no quisieron hacerlo.

“Primero es confiar en Dios que estas vacunas funcionen por el bien de la humanidad, yo soy un sobreviviente del virus, tardé 35 días para recuperarme del COVID-19, y es por eso que tomé la decisión de vacunarme”, agregó Pineda.

Pineda tiene 16 años de trabajar en el hospital y dijo que fue de los primeros contagiados de COVID-19 en ese sanatorio.

En La Unión, los médicos y enfermeras, que esperaban su turno para ingresar al centro de vacunación, estaban llenos de optimismo y aplaudían cada vez que uno de sus compañeros salía de ponerse la dosis.

En el municipio de San Miguel, los centros de vacunación designados son el Hospital Nacional “San Juan de Dios” y la Unidad Comunitaria de Salud Familiar San Miguel, esta última ubicada en el centro de la ciudad.

Según información extraoficial los primeros en recibir la vacuna en esa unidad fueron 10 promotores de salud y a la Unidad de Salud Comunitaria Familiar, de Osicala, en Morazán, fueron asignadas 40 dosis.

Según la directora del Hospital San Rafael mencionó que esperan inmunizar a 900 personas de diferentes áreas de ese centro asistencial. Foto EDH/ Jessica Orellana

El hermetismo del Gobierno para dar información sobre las dosis disponible en cada lugar, los criterios para seleccionar a las personal a vacunar fue palpable en muchas dependencias de salud, en donde las autoridades locales se limitaban a decir que no estaban autorizados a dar declaraciones; exceptuando a medios afines al Gobierno.

En el hospital nacional en San Francisco Gotera, Morazán, sí hubo acceso a los medios de comunicación al área adecuada para la aplicación de las vacunas.

TAMBIÉN: OPS aclara que caja térmica ingresó el 3 de febrero con vacunas contra las paperas, sarampión y rubéola

“Hemos recibido 120 dosis vamos a comenzar con la primera línea de atención, personal de salud que ha estado al frente de la pandemia, posteriormente el Ministerio ha hecho una clasificación de todo el personal a través de los riesgos que fueron reportados, como personal de salud que presente hipertensión, diabetes u otra enfermedad que ponga en riesgo con una posible infección de COVID, serán vacunados, ya están los listados específicos en base a las características de cada persona”, explicó el doctor Alexander Serrano, jefe de división de servicios de diagnósticos.

Las 120 dosis no alcanzan a cubrir las más de 300 personas que laboran en ese nosocomio donde el 60% del personal se ha contagiado de COVID-19.

En San Juan Opico, La Libertad, el personal seleccionado para recibir la dosis, inició la jornada con una plegaria de agradecimiento por la vacuna y como un homenaje a sus colegas que fallecieron a causa del virus.

Cada persona debe recibir dos dosis de la vacuna; pero el gobierno sigue sin informar si las 20 mil dosis de Covishield serán distribuidas entre primera y segunda dosis; con lo cual la población beneficiada se reduce a 10 mil.

En redes sociales, profesionales de salud expresaron sus inquietudes porque en las listas de seleccionados había personal administrativo, dejando fuera a los que tienen contacto directo con pacientes.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones