SELECTA: 100 años de una pasión INTERNACIONAL: Caos en Afganistán POLÍTICA: Reformas a la Constitución NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador
Focus Data

Más de 200 motoristas del transporte público han muerto por Covid-19 o sospecha de la enfermedad

En un año han fallecido 207, de esta cifra 59 murieron en casa y 142 en un hospital. Médicos exhortan a consultar de forma temprana.

Por Yessica Hompanera / David Cañenguez / Lilian Martínez / Evelia Hernández | 09.Jul.2021

motorista-muerto-soyapango338

Walter, un motorista de la ruta 7D, fue encontrado muerto en el interior de su casa. Hace 15 días, el hombre de 44 años de edad fue diagnosticado con COVID-19 y para no ir a un hospital decidió aislarse en su casa en Soyapango.

Su mamá se encargó de llevarle alimentos para que se recuperación. En la familia no saben si él se había puesto las vacunas contra el mortal virus.

La mañana de ayer, la familia lloraba la muerte del motorista, mientras los vecinos veían impactados como los empleados de una funeraria, bajo protocolo Covid, sacaban el cadáver dentro de un ataúd, envuelto en plástico trasparente.

207

La causa de muerte de estas personas por COVID-19, sospecha de COVID, neumonía, sépsis u otra causa relacionada por el virus.

Walter es uno más de los casos de motoristas del transporte colectivo que falleció por el nuevo coronavirus. Entre el 1 de marzo de 2020 y el 30 de marzo de 2021, en 11 de los 15 municipios con más casos diagnosticados de COVID-19, han muerto 207 motoristas o personas en cuyo DUI aparece esa ocupación. En las actas de defunción dice que la causa fue por COVID-19, sospecha de COVID-19, neumonía, sépsis u otra causa relacionada con el virus.

Te puede interesar:  Liceo Salvadoreño toma precauciones por COVID-19 en tres grados del colegio

De ese total,100 tenían como causa de muerte principal en su acta de defunción “sospecha de covid”, De ese grupo, 16 murieron en casa y 80 en un hospital. Los datos provienen de una investigación llevada a cabo por la Unidad de Datos de El Diario de Hoy, con apoyo del programa Big Local News de la Stanford University. Aunque Los datos no son una muestra representativa, sí dan una visión parcial de lo que pudo haber ocurrido en el resto del país.

El infectólogo, Jorge Panameño, advierte que El Salvador está en una tercera ola de contagio e indica que Datos de Universidad de Oxford, muestra que desde que inició la pandemia el país ha tenido dos olas “El de nosotros es una impresión observacional, con el agravante que ahora puede ser provocada por la presencia de variantes, que no sabemos cuáles son y que en nuestra opinión hay varias y es urgente conocerlas”, declaró Panameño.

El infectólogo explicó que una tercera ola significa mayor riesgo de infección y advirtió que de seguir el alza, según la proyección de Our Word in Data, el país podría llegar a “producirse de 2,000 a 3,000 casos al día”.

“Estamos viendo brotes familiares, donde todos los miembros se infectaron, es una situación complicada porque en lo privado no hay camas, está escaseando los medicamentos que utilizamos para tratar pacientes y eso significa que si no adquirimos conciencia de lo que está sucediendo, podemos pasar por un momento difícil donde se repita la primera ola, que no había donde ingresarse”, declaró.

Además:

 

A pesar de que el motorista de la ruta 7D se aisló de su familia, de su trabajo y de sus hijos, con el objetivo de no contagiarlos, no logró sobrellevar las complicaciones de la enfermedad. Los parientes de Walter esperaban que con los días se sanara, porque era una persona saludable que se dedicaba al trabajo y había recibido el kit de medicamentos que otorga el Ministerio de Salud.

A juicio de los infectólogos Iván Solano Leiva, Jorge Panameño y el salubrista Ricardo Lara, la muerte de Walter es producto de la poca educación, promoción y prevención del virus contra el COVID-19 que la población salvadoreña tiene a un año de haber iniciado la pandemia por coronavirus.

“Salud sigue dando tratamientos que no funcionan y la gente cree que los medicamentos que mandan van a ayudar, y muchas veces lo que produce es gastritis medicamentosas constantes. Ese caso resumen el desconocimiento de la población y que tiene sus consecuencias delicadas como esta (muerte)”, comenta el infectólogo, Solano Leiva, acerca del caso de Walter.

Agregado a esto, el galeno destaca que hay una falta de supervisión de las autoridades de los protocolos en el transporte colectivo y “están dejando (las medidas de prevención) en manos de la población y una población que no ha sido educado”, reitera Solano Leiva, quien indica que el alza de casos se debe a “un repunte de la primera ola que no ha logrado terminar”.

Panameño advierte que los brotes del virus se están dando frecuentemente en las familias, que inicia en población joven que asiste a una reunión social, festividad, bar, discoteca o evento deportivo.

Ante el alza de casos del virus, el salubrista, Ricardo Lara, advierte a sus colegas que toda persona que consulta por infección respiratoria, diarrea puede ser una sospechosa de Covid hasta descartar lo contrario.

Y detalla que la única diferencia de la situación de la pandemia entre julio de 2020 a julio 2021, es que los grupos poblacionales más afectados son diferentes, “estamos viendo contagiarse, complicarse y en muchos casos morirse a personas en edad productiva, personas entre 40 a 50 años. Hace un año era los ancianos”, recalca Lara.

Una personas positiva al virus debe estar atenta ante:

 

1. Dificultad para respirar.

 

2. Si la persona está en reposo y se levanta para ir a otra zona de la casa, pero eso le cansa.

 

3. La fiebre es un mal signo que puede indicar que el proceso inflamatorio está adquiriendo mayor fuerza. Cualquier caso de catarro, fiebre, diarrea es mejor consultar al médico.

 

Tanto Solano Leiva, como Panameño y Lara coinciden que la falta de datos de la situación y el comportamiento del virus en el país ha hecho que la población relaje las medidas de prevención, sumado a esto la circulación de más variantes del virus que hace que el riesgo de contagio por COVID-19 aumente a diario.

Además: “A mi papá le daban pastillas para dormir y le amarraban las manos, murió por negligencia” en el ISSS, denuncia ciudadana

En reiteradas ocasiones médicos especialistas han exigido al Gobierno que de cifras, estadísticas de cuántos vacunados hay por grupos, cuántos vacunados han ingresado al hospital, cuántos vacunados han muerto, cuántas casos nuevos positivos al virus requieren de cuidados intensivos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Cifras De COVID-19 Comunidades COVID-19 Fallecidos Por COVID-19 Focus Data Lo Más Leído Redes Sociales Ver Comentarios

Más de Focus Data

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad