Sitios turísticos pierden entre 350 a 800 visitantes por día en vacaciones

Una vacación agostina inolvidable para los empresarios y trabajadores del sector turismo, pero por las pérdidas y la incertidumbre que viven debido a la caída económica por la pandemia y la cuarentena prolongada que incluso ha llevado a muchos a la quiebra.

Empresarios y trabajadores de Restaurante Las Tres Piedras tienen grandes expectativas en la apertura de la Fase 2. Fotos EDH / Jorge Reyes

Por Jessica Guzmán

Ago 05, 2020- 21:50

Empresarios y trabajadores de hoteles, restaurantes y dueños de pequeños negocios están resintiendo las pérdidas en estas fiestas agostinas, una época que en otros años era de las apuestas de ventas en el año, esto debido a la cuarentena por la pandemia de la COVID 19.

Los parques nacionales como El Boquerón, en el Volcán de San Salvador están totalmente cerrados y todo el comercio que se genera a su alrededor o cercanías también. A penas un par de restaurantes o cafés permanecen abiertos, pero con estricto protocolo y solo para llevar, con el debido distanciamiento físico.

“No es nada comparable la situación que estamos viviendo a las vacaciones de agosto que hemos vivido otros años. El porcentaje de reducción es bastante alto, en un día normal en una fiesta de agosto quizá entre 500 o 600 clientes en el día, y ahora la reducción es sustancial y pues tuvimos que reducir el menú también”, dijo Deisy Erazo administradora del restaurante La Pampa El Volcán, ubicada en la zona del Boquerón.

En sitios recreativos como el Parque Nacional el Boquerón, todos los pequeños negocios están cerrados.
Foto EDH / Jorge Reyes

A pesar de la baja en las ventas y la incertidumbre que manejan, el restaurante sigue adelante con la esperanza de que la situación mejore en algún momento.

Podrías leer: La Constancia y Tigo se unen para ayudar a micro y pequeños empresarios

“Es una incertidumbre, nadie tiene proyección de nada, porque esto es tan cambiante y no sabemos con certeza qué pueda pasar, estamos tratando de mantener en pie el negocio y enfocándonos en cocina y siempre un buen servicio para los clientes que siempre nos buscan”, dijo Erazo.

La situación es difícil tanto para empresarios, como para los lugareños, muchos de ellos eran empleados en estos restaurantes o tenían su pequeño negocio dentro de las instalaciones del Parque Nacional El Boquerón.

Frambuesas y moras son parte de los cultivos de los lugareños en las faldas del Volcán, con los que logran salir adelante en esta cuarentena. Foto EDH / Jorge Reyes

Rosa, una habitante del lugar dijo que para ellos es muy difícil el día a día, ya que sus entradas económicas como las de la mayoría de los habitantes de la zona, son por turismo.

“En otros años, para esta época el parque estaba llenísimo, acá afuera no cabían los carros; ahí había venta de artesanías, fruta, tostadas, minutas cocos, comida, verduras y era buena venta y también los compañeros hacían caminatas para el cráter, ahora solo la vamos pasando y entre los vecinos es que nos colaboramos, y a veces algún trabajito que sale, porque ahorita ya llevamos para cinco meses sin trabajo”, dijo la lugareña.

Espacios vacíos son los que se observan en todas las rutas turísticas de restaurantes y hoteles. Las pérdidas son cuantiosas. Foto EDH / Jorge Reyes

Cero ventas

Justo cuando la Ruta Panorámica que va desde Santiago Texacuangos hasta Cojutepeque, pasando por San Francisco Chinameca, estaba tomando auge y ya varios restaurantes, cafés y hoteles iban viento en popa, la cuarentena obligada por la pandemia del COVID-19 les echó abajo toda su proyección de crecimiento.

El Café Santa Cruz, funciona desde diciembre 2016 y es uno de los más buscados por la espectacular vista al Lago de Ilopango y los deliciosos platillos, sin embargo, tuvo que cerrar desde el 17 de marzo.

“Cada año lográbamos atender entre 350 a 400 personas diarias en mesa, aquí siempre permanecía lleno, en toda la ruta, pero tuvimos que cerrar y abrimos nuevamente hoy 5 de agosto (ayer) pero sin duda es una gran baja económica, pues del 100 % que podemos atender, solo estaremos atendiendo entre un 15 % o 20 % solo para llevar”, manifestó Jennifer Osorio, una de las administradoras del Café Santa Cruz.

Café Santa Cruz en la Ruta Panorámica abrió nuevamente el 5 de agosto, solo para llevar. Foto EDH / Jorge Reyes

Otro de los atractivos de la zona es el Restaurante Las Tres Piedras, que en la Fase 1 de la apertura económica comenzó servicio solo para llevar.

“El año pasado en esta época del 4 al 6 de agosto estábamos al 100 %, recibimos unos 800 visitantes durante esos días; ahora las visitas han decaído un 60 % a 65 %, pues por el momento solo damos servicio para llevar y modificamos el menú con platillos diferentes para modalidad para llevar, ya que hasta la Fase 2 de la reapertura económica permitirán servicio en mesa, y tenemos bastantes expectativas en ello”, manifestó Guillermo Perdomo, gerente de Las Tres Piedras.

Otros lugares turísticos como Los Planes de Renderos con sus pupuserías y el famoso mirador son otro ejemplo de la triste realidad que se vive en El Salvador durante estas fiestas de agosto y que han estado así por casi cinco meses.

Además: “Es posible que muchas empresas ya no puedan regresar a la formalidad”

Será hasta la Fase IV, programada a partir del 19 de septiembre al 3 de octubre, que los parques turísticos tanto de montaña, como acuáticos serán abiertos al público, pero con estrictas medidas de seguridad ha indicado en reiteradas ocasiones la presidenta del Instituto de Turismo (ISTU) , Eny Aguiñada.

El turismo ha sido, desde el inicio de la pandemia, con la cuarentena prolongada, uno de los sectores más golpeados de la economía, ya que abarca una larga cadena productiva que se ha visto afectada.

En el último informe que brindó la ministra de Turismo, Morena Valdez, respecto a las pérdidas que sufrirá el sector este año indicó que dejará de percibir $1,145 millones y que el retroceso del país en turismo equivale a 10 años. Así las cifras de desempleo en turismo indican que un 80 % de los empleos se han paralizado, ya sea permanentemente o definitivamente, ya que muchos negocios han cerrado.

Te puede interesar:

“Es posible que muchas empresas ya no puedan regresar a la formalidad”

Dirigentes de gremiales de micro y pequeños empresarios afirman que muchas empresas han dejado de operar, debido a que se quedaron sin capacidad financiera por el largo confinamiento.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones