Gobierno pone en riesgo de contagio masivo a salvadoreños por virus

Prolongadas filas de personas y un descomunal desorden reinó en las calles y oficinas de los Cenade. Bukele responsabilizó a los ciudadanos del desorden.

Por Óscar Iraheta /Marvin Romero

Mar 31, 2020- 05:30

El mecanismo que usó el presidente Nayib Bukele para entregar un bono de $300 a miles de salvadoreños afectados directamente por la emergencia por el COVID-19, rompió ayer con las medidas de prevención de la cuarenta que él mismo ordenó hace diez días y puso en riesgo de contagio masivo a miles de personas durante la mañana de lunes.

Miles de salvadoreños se aglomeraron en las entradas principales de las sedes del Centro Nacional de Atención y Administración de Subsidios (Cenade) en varios departamentos, con la esperanza de que el gobierno los incluyera entre los beneficiados, otros, buscaban información del lugar donde podían retirar el dinero, ya que no tienen cuentas bancarias y tampoco acceso a las redes sociales para conocer las indicaciones que ha realizado el gobierno desde el fin de semana pasado.

Paralelo a ese escenario, otros miles de beneficiados realizaron largas filas en diferentes bancos donde el gobierno ha autorizado los desembolsos. Ambas aglomeraciones irrumpieron la medida del distanciamiento social y la protección con mascarillas y guantes que las autoridades de Salud han sugerido.

La multitud de salvadoreños provocó más presencia de personas en las calles y en el transporte colectivo. Parecía un día normal.

Foto EDH / David Martíne

El Colegio Médico criticó la falta de planificación y expresó que el mecanismo tuvo que estar mejor coordinado con Protección Civil y alcaldías para evitar una exposición innecesaria de la población. (ver siguientes páginas).

“Probablemente esto haga que el virus circule más y los casos se incrementen. Ahora más que nunca se necesita que se hagan pruebas centinelas”, expresó el presidente de la gremial, Milton Brizuela.

La indicación de ir a los Cenade, fue ordenada por el mismo Bukele, el sábado para quienes no pudieran aplicar desde la plataforma en Internet, misma que colapsó esa día.

Sin embargo, cientos se decepcionaron y no pudieron ingresar porque las oficinas estaban cerradas y fueron citados por los vigilantes para ayer lunes a las 7:30 de la mañana.

El lunes, desde la madrugada muchas personas, entre ellas de la tercera edad y embarazadas, realizaron filas en varias oficinas de los Cenade. En la referida hora, cuando muchos locales abrieron para atender a los ciudadanos, se generaron desórdenes entre las personas que querían ser atendidas, mientras que otros querían ingresar por la fuerza.

En el municipio de Soyapango, uno de los lugares más abarrotados, agentes de la Policía repelieron a varios con gas pimienta que alcanzó a personas de la tercera edad y niños, al tiempo que los empleados no daban abasto ante tantas peticiones y reclamos.

En el lugar, situado en el centro comercial Unicentro, no menos de 400 personas esperaban ingresar y más de 800 hacían fila.

“He venido para reclamar, porque no he salido en internet y espero que me ayuden, ya que tengo hijos y no he podido trabajar desde hace una semana”, dijo el hombre mientras luchaba por mantener su lugar en la fila.

En las oficinas el poco ingreso de personas seguía desesperando a los ciudadanos, en varios lugares fue en grupos de diez personas y en otros de cuatro.

“Es necesario un número de teléfono, si no tienen uno consiga uno de un amigo o familiar, habrá prioridad con ancianos y embarazadas. Necesito la colaboración de ustedes”, gritaba un empleado del Cenade en la colonia Flor Blanca a través de un megáfono ante la multitud.

En el departamento de La Unión, más de dos mil personas realizaron una fila que alcanzó más de dos kilómetros en el centro de la ciudad. En Santa Ana y Zacatecoluca, el escenario era similar. (ver siguientes páginas).

Bukele ordena cerrar los Cenade y se genera el caos

Los medios de comunicación publicaron las fotografías de las aglomeraciones de las personas y en las redes sociales los usuarios difundieron los videos de las prolongadas filas.
A las 8:45 de la mañana ante la demanda de reclamos que se concentró en los Cenade, el presidente anunció a través de sus redes sociales el cierre de todas las instalaciones de dichos centros de atención

“Los CENADE están demasiado llenos, las aglomeraciones son un riesgo de contagio usted, su vida y la de su familia. Llegar temprano, tarde, hoy, mañana o pasado mañana no hace ninguna diferencia, ya que la lista se actualizará hasta el sábado. Así que por la salud de la población, he decidido CERRARLOS”, publicó el mandatario.

De inmediato, se generó un descontento general entre los ciudadanos que no pudieron ingresar, hubo gritos, lágrimas, rabia y ofensas verbales de los ofendidos al tiempo que los policías y empleados cerraban las oficinas.

“Porqué los que reciben salario y trabajan para el gobierno salieron beneficiados y nosotros los pobres no, porqué, porqué”, gritaba enardecida una señora afuera del Cenade situado en la colonia Flor Blanca, en San Salvador.

En esa misma sede, se caldearon los ánimos por varios minutos y la Policía tuvo que lanzar gas pimienta para controlar a los afectados que estaban enardecidos, molestos.

En la sede de la colonia Flor Blanca, un grupo de 25 personas que se identificaron como vendedores del centro de San Salvador, bloquearon la avenida Roosevelt y luego caminaron por la calle Rubén Darío donde amenazaron con saquear un supermercado.

Sin embargo, la presencia de policías de unidades élite y vigilantes del negocio, impidieron el ingreso de los afectados.

Luego caminaron hasta la Plaza Gerardo Barrios donde volvieron a criticar las medidas tomadas por el gobierno de Bukele. Minutos después, dos de las personas que lideraban el grupo, fueron retenidos por los policías.

A las 3:00 de la tarde, Bukele, dejó entrever que fue un error el mecanismo que ordenó para la entrega del dinero y publicó en Facebook: “Hemos cometido errores, demasiados. Hemos tratado de hacer lo mejor y hemos fallado.‪Nuestro país es demasiado pobre, el 90% de la población no está bancarizada y no tenemos un censo desde hace 14 años…”, trató de justificar.

Bukele culpa a los ciudadanos

Bukele descargó la responsabilidad en los ciudadanos y dijo que “el 90% de la gente que ha llegado a los bancos ni siquiera le tocaba llegar hoy. La mayoría de la gente que llegó a los CENADE iba a traer el dinero, cuando siempre dijimos que ahí no se entregaría dinero. Pero muchos no leyeron. Otros piensan que si llegan primero, le ganarán a los demás”.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones