La neumonía en El Salvador es más letal que coronavirus en China, según médico infectólogo

Según el especialista, la letalidad del neumococo es del 12 % , nueve puntos porcentules más que el coronavirus. Frente a la amenaza del virus de Wuhan, el país debe estar atento a la influenza que ya le costó la vida a 87 mexicanos.

Por Jaime López

Feb 03, 2020- 05:30

Más letal que el coronavirus en los países desarrollados, en El Salvador son las neumonías producidas por el neumococo (una bacteria), las que tienen una letalidad o riesgo de muerte del 12 al 50 por ciento, asegura el infectólogo Jorge Panameño.

Las neumonía, consideradas por los médicos locales como una influenza mal tratada, se agudiza en la población más vulnerables, como niños, ancianos y embarazadas. Aún más si tienen enfermedades crónicas, como insuficiencia renal, diabetes, problemas pulmonares crónicos y hepáticos.

Este mismo segmento poblacional, según el especialista, podría ser el más afectado de llegar el coronavirus a El Salvador. Según él, un estudio científico desarrollado por médicos de intervención inmediata en Wuhan, China, del 1 al 20 de enero, reveló que el 75 % de la población se contagió y de este porcentaje el 11 % murió.

Casos

14,411

Confirmados por la Organización Mundial para la Salud (OMS) de coronavirus registrados hasta el 2 de febrero en China.

“Ese 11 por ciento, en una realidad como la nuestra, puede ir más allá, con solo no tener la capacidad de darle ventilación mecánica a todos los pacientes que lo necesitan”, señala el médico.

La investigación del coronavirus en China se realizó con los primeros 95 paciente (la mayoría ancianos) y tomó en cuenta la edad y los tratamientos. Según la misma, el 75% (70 de los 95 pacientes) desarrollaron una forma grave de la enfermedad que ameritó atención en cuidados intensivos y requirió ventilación mecánica.

Eso ocurrió en China, una potencia mundial con los recursos necesarios para atender la emergencia.

¿Cómo contener el virus?

La gran inquietud de los médico es qué pasaría en El Salvador, un país con mucho menos recursos y múltiples factores como hacinamiento, población con pocos hábitos higiénicas, hospitales sin recursos mínimos para atender una emergencia de ese tipo y con deficiente servicio de agua potable domiciliar.

Todo ello no solo incrementaría el riesgo de que más personas adquirieran la enfermedad, sino de que podrían morir debido esta.

Panameño, dice que el mismo comportamiento del padecimiento se podría replicar en cualquier otro país, porque es un patrón que se repite en la mayoría de infecciones vírales de alta letalidad como la influenza. Para evitarlo, añade el especialista, se deben hacer grandes esfuerzos en el manejo de los casos con aislamiento y contención.

 

El aislamiento a través de cuarentena en los casos que la persona no tienen síntomas, por ejemplo un salvadoreño que viene de China sin síntomas, no podría ingresar al territorio nacional si no es observado y sin la posibilidad de contacto con más personas.

Si la persona presenta síntoma, debe ser sometida a la red de atención en aislamiento y el Estado contar con las condiciones para observarlo y tratarlo.

Panameño recomendó a las autoridades que al estar en vigilancia por el coronavirus, no olviden dar la debida atención a la influenza proveniente de Norteamérica. Pues México, hasta la semana pasada, registró 87 muertos por influenza estacional (H1N1).

“Hago un llamado para que Salud Pública implemente una campaña de vacunación contra la influenza estacional; porque, de no hacerla, se va a unir a la problemática del coronavirus y complicaría la situación al prestarse a confusiones”, afirmó el experto.

El coronavirus y la influenza se propagan en aglomeraciones de personas porque un estornudo tiene un radio de 200 metros. Una persona con coronavirus puede contagiar a cinco más y el riesgo se reduce al tomar medidas como cubrirse la boca con el brazo, ponerse mascarilla y lavarse bien las manos con agua y jabón.

Panameño consideró que el Gobierno ha abordado el problema con seriedad y ha adoptado medidas de contención.

El profesional recomendó a las autoridades pensar en crear hospitales temporales para atender a los sospechosos de haberse contagiado con el coronavirus. De esa manera , no se comprometerá a la red pública hospitalaria del país.

Ayer, un gabinete de Salud ampliado sostuvo una reunión en la que se dio seguimiento al plan de contingencia por el coronavirus. Además, “se revisan protocolos y procedimientos ejecutados”.

La letalidad del coronavirus es menor que la del ébola

Según datos de la Organización Mundial de la Salud(OMS), hasta el 2 de febrero se reportaron 14,557 casos de coronavirus de Wuhan alrededor del mundo, siendo la mayoría de estos en China y sus diferentes provincias.

Este nuevo virus ha causado un gran impacto mediático por la rapidez con la que se ha propagado y por las medidas drásticas que ha tomado el gobierno chino para contener su propagación.

Sin embargo, según datos recabados por The New York Times, este nuevo virus es mucho menos letal que otras enfermedades tales como la viruela, la polio o el SARS (síndrome respiratorio agudo y grave), otro coronavirus descubierto en China en 2003.

De acuerdo al medio estadounidense, el porcentaje de letalidad ronda el 3 %, lo cual significa que mueren tres de cada 100 personas que contraen la enfermedad.

El gráfico adjunto permite ver una comparativa entre diversas enfermedades. Entre más a la derecha esté un punto, significa que la propagación es más amplia.

En el caso de la varicela, una persona con la enfermedad puede contagiar en promedio a otras ocho personas, mientras que en el caso del coronavirus de Wuhan se estima en hasta cuatro personas.

De forma similar, mientras más arriba (o más cerca del 100%) se encuentra un punto, más letal es la enfermedad. Hasta este día, se considera que la gripe aviar es una de las enfermedades más letales, mucho más que el coronavirus de Wuhan.

Es importante tomar en cuenta que estos datos pueden variar en la medida en que tiempo pase, por lo que no pueden ser considerados definitivos. A pesar de esto, dan una perspectiva sobre las implicaciones de abordar una epidemia de este tipo, al menos en los países desarrollados.

La neumonía es más letal

El Diario de Hoy recabó datos de los boletines epidemiológicos elaborados por el Ministerio de Salud, encontrando que la letalidad de la neumonía reportada hasta finales del año 2019 era de 6.3 %, lo cual es más del doble de los datos disponibles hasta ayer del coronavirus.

Lo anterior no significa que, de llegar el coronavirus a El Salvador, este será igual de letal aquí que en China o en otros países asiáticos o europeos, ya que la fatalidad depende, entre otros factores, de las capacidades instaladas de cada hospital, país y región para atender a los pacientes.

De acuerdo al infectólogo Jorge Panameño, la letalidad del coronavirus en El Salvador podría incrementarse drásticamente en función de las condiciones de atención en cada hospital.

Si bien la letalidad es relativamente baja, según los datos de The New York Times, el nuevo coronavirus sí se ha propagado con una velocidad vertiginosa en comparación con el brote de SARS que ocurrió en China a inicios de la década pasada.

En base a los datos reportados se aprecia que en menos de 40 días la nueva enfermedad ha infectado a más de 14,000 personas en tanto que en poco más de 140 días la cantidad de personas con SARS superó levemente las 8,000. El crecimiento de la cantidad de personas contagiadas por el coronavirus de Wuhan experimentó un crecimiento exponencial.

Asimismo, el último reporte de la OMS señala a Singapur, Tailandia, Japón y la República de Corea como los principales focos de infección fuera de China. Por otra parte, países europeos tales como Alemania y Francia muestran los primeros casos, razón por la que han prohibido la entrada de vuelos provenientes de China.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad