Condominios Bella Vista y colonia Guayacán: sometidos a ver, oír y callar

En condominios Bella Vista, lugareños denuncian que la presencia policial solo fue unos pocos días. Luego se fueron ausentando hasta llegar de vez en cuando. En la Guayacán pasó otro tanto: llegaron con blindados a principios de marzo, pero se fueron a los pocos días. La pandilla ha advertido a todos los vecinos.

Amenaza en la pared de una casa sobre la calle principal de la colonia Guayacán, Soyapango. Este y otro grafiti no fue borrado. Foto EDH / ARCHIVO

Por El Diario de Hoy

May 24, 2021- 21:40

Un mes después de que El Diario de Hoy informó sobre el control que un grupo de pandilleros ejercen en los condominios Bella Vista, de la colonia Santa Marta, en el barrio San Jacinto, estos han reaccionado con amenazas de muerte de manera general, aseguran diferentes fuentes.

El pasado 22 de abril, fue publicado un reportaje en el que varias personas denunciaban que en ese vecindario, un grupo de pandilleros se paseaba a pleno día con exhibiendo sus armas de fuego: fusiles, escopetas y pistolas.

Además, lugareños señalaron la existencia de un cementerio clandestino de la misma pandilla, en la parte de atrás de los mismos condominios, en una zona boscosa del cerro San Jacinto, así como el cobro de vigilancia de parqueo a los lugareños que tienen vehículos.

Horas después de la publicación, la Policía Nacional Civil (PNC) reaccionó realizando un operativo en los referidos condominios para determinar si en ese vecindario había casas usurpadas por pandilleros o familiares de éstos.

De acuerdo con las fuentes, el operativo fue infructuoso. La Policía comenzó a llegar más seguido, pero así como de pronto aparecieron, movidos por la publicación, afirman, así fueron desapareciendo y por ahora solo llegan de manera espontánea, como lo hicieron el mediodía del jueves de la semana pasada.

Otro tanto sucedió con la colonia Guayacán, municipio de Soyapango, donde a principios de marzo de ese año, la Policía y la Fuerza Armada reaccionaron a denuncias públicas que vecinos hicieron en redes sociales sobre extorsiones, amenazas de muerte y desplazamientos de familias.

El 3 y 4 de marzo pasado, la Fuerza Armada llegó con varios carros blindados.

El ministro de la Defensa, Francis Merino Monroy llegó al lugar.

A la medianoche del 4 de marzo anterior, la Fuerza Armada hizo un despliegue hasta con carros blindados en la colonia Guayacán, luego de que en redes sociales denunciaron el acoso de pandilleros. Horas después se retiraron del vecindario. El domingo anterior hicieron otro tanto. Foto EDH / Cortesía

Aquella vez prometieron quedarse para dar tranquilidad a esa población, pero no fue una acción permanente, sino puramente mediática. A los pocos días abandonaron a los vecinos de la Guayacán; igual que hicieron en los condominios Bella Vista.

Amenazas de muerte

Tanto en la colonia Guayacán como en los condominios Bella Vista, las pandillas han reaccionado de la misma manera: amenazando con mandar al cementerio a quienes descubran que hablan sobre las actividades que los pandilleros realizan en esos vecindarios.

En los condominios Bella Vista, tras la denuncia expuesta en El Diario de Hoy y luego de que las autoridades policiales abandonaran nuevamente el lugar, el grupo de pandilleros optó por advertir a los residentes, de manera general, que matarían a quienes descubrieran que estaban facilitando información que los afectara.

Las fuentes aseguran que de repente, en el sector de la cancha de los condominios apareció una advertencia: “Daremos muerte a los soplones”.

La cancha de los condominios es un lugar por donde los pandilleros suelen pasar con supuestas víctimas hacia el lugar donde, según las fuentes, tienen un cementerio clandestino.

Además de esa advertencia, según las fuentes, en la entrada de los condominios también han pintado varios letreros que dicen: Ver, oír y callar.

En la Guayacán, vecindario que como Bella Vista es controlado por la MS-13, también los delincuentes han colocado una advertencia: “Ver, oír y callar sino al pantión vas a ir a parar”. Ese “aviso” está pintado en la pared de una casa de una calle principal de la Guayacán. A pocos metros están dos letras: MS.

Este Periódico comprobó ayer (10:50 a.m.) que solo esta patrulla había ingresado a la colonia Guayacán. No había soldados. En la colonia El Limón, contiguo a la Guayacán, solo se observó a tres policías en la entrada Foto EDH / Archivo

El domingo anterior, luego de que en redes sociales se denunciara nuevamente la angustia que viven los habitantes, la Policía Nacional Civil y la Fuerza Armada hicieron un operativo en el que supuestamente borraron los grafitis de la pandilla, sin embargo, no tocaron esos dos, a pesar de que destacan por el tamaño y el lugar donde están pintados.

Canciones de la pandilla

De acuerdo con las fuentes los condominios Bella Vista, aunque las armas de fuego que tiene el grupo ya no las exhiben de la manera como lo hacían antes del operativo policial, los vecinos indican que por las noches, los pandilleros ponen música a todo volumen.

Pero no es cualquier música, afirman los lugareños.

La música es propia de la MS-13, organización que controla ese vecindario a través de la clica Harrisson Locos Salvatruchas, que tiene presencia en la mayor parte del barrio San Jacinto, al que pertenece la colonia Santa Marta, según indican fuentes policiales.

Tanto la pinta de las advertencias como poner música a alto volumen propia de la organización criminal, son actos que los vecinos consideran como una afrenta a las autoridades y también una forma de reinvindicar su poder de control en el vecindario.

De acuerdo con diversas fuentes la organización criminal también ha suspendido el pago que hace a todos los dueños de vehículos por la supuesta vigilancia en el parqueo de los condominios, que es compartido por todos los vecinos que tienen vehículos.

Los pandilleros han dicho que durante dos o tres meses no van a cobrar el parqueo, pero que esas mensualidades las tendrán que pagar acumuladas, cuando la pandilla se los indique.

Los habitantes de los condominios Bella Vista Santa Marta, así como otros informantes, lamentan que las autoridades solo hayan reaccionado por un corto período a la publicación que hizo El Diario de Hoy sobre el control que los pandilleros tienen en ese lugar, a tal punto de que se paseaban tranquilamente con sus armas de fuego a la vista de todos los lugareños.

“Prácticamente fueron unos pocos días los que estuvieron viniendo bien seguido… Hoy ya tienen días de no asomarse por aquí”, afirmó una persona.

Otros consideran que la situación en vez de mejorar ha empeorado, pues los pandilleros ven como enemigos suyos a todos los vecinos, excepto a sus familiares o personas que colaboran con ellos. “A veces comentamos aquí que es cierto lo que ellos dicen, que tienen conectes en la Policía y que por eso no les hacen nada”, afirmó un lugareño.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones