Con Alas, en el Quiteño

FAS perdió en casa y cerró segundo el torneo regular, en puesto directo de semifinales. Y Limeño, tercero, se enfrentará a Santa Tecla en la otra fase

Jugadores del Limeño celebran la victoria en el estadio Óscar Quiteño. Foto EDH/Menly Cortez

Por Varinia Escalante | Twitter: @VSkalanT

Dic 02, 2019- 04:00

Un golpe anímico distinto. Para CD FAS, agrio; para Municipal Limeño, de alegría. Ese fue el saldo ayer, en el Quiteño, con el triunfo a domicilio de los cucheros sobre los tigrillos (0-1). Sin embargo, los santanecos ya están clasificados a semifinales (37), y a los orientales los ayudó a llegar a los 35 puntos, para jugar ante Santa Tecla, en busca de las semifinales.

Y es que tenía inspiración FAS, con toda su gente, que copó el Quiteño, y eso lo motivaba a jugar con carácter, a su estilo impulsado por Memo Rivera, con garra de tigre. Y si bien tuvo unos primeros minutos en los que dejó jugar a los cucheros, que presionaron el arco de Nicolás Pacheco, no se impacientó.

El conjunto occidental mantuvo el estilo de sus últimos juegos, con salida por los laterales, y ahora con dos elementos por el centro como Diego Chávez y Diego Chavarría, que recuperaban y ponían la pausa al rival. Esto permitió que los santanecos generaran las primeras dos llegadas sobre Kevin Carabantes, una de Quiñones y la más clara de Guillermo Stradella, que la mandó pegada al poste e hizo quea afición se levantara de sus asientos.

El equipo tigrillo tenía mejor posesión de balón, salida en bloque y buena recuperación y anticipación. Limeño, sin embargo, trataba de encontrar los espacios por sector central, se auxiliaba de Yuvini Salamanca, como motor de salida, pero poco a poco perdió presencia en el área rival, dedicándose a cuidar sus espaldas.

El estadio Óscar Quiteño pintado con los colores del FAS por sus aficionados. Foto EDH/Varinia Escalante

Alguna ligera intervención hacia al frente, de los santarroseños, caía en pérdida de pelota de Clayvin Zúniga, en un posible pelotazo o en la recuperación ordenada de la última línea fasista. No tenía así opciones Limeño de encontrar el gol, aún y cuando tuvo algún tiro libre, sin ser aprovechado.

Pero a medida el juego se llegó a la media hora, FAS siguió encimándose, con tiros estacionarios, intentando sacar provecho de los errores del cuadro oriental. Eso le permitió tener una frente al arco con un tiro libre directo, sobre la línea del área chica, a pocos metros de Carabantes. Lo cobró Chávez, con el portero rival y una muralla cerrando el arco, conformada por siete elementos sobre la línea final, para rechazar ese disparo. Consiguió así Limeño alejar el peligro y salvarse, y FAS lamentó no hacer efectivo ese disparo.

Después de esta acción, el ritmo del partido disminuyó. Tomó equilibrio, pero para dibujarse más en la media, con los del cubil insistiendo con tiros de esquina, los orientales resguardando el orden atrás, y el balón con transiciones largas hacia ambos porteros.

Extrañó la contundencia

Los equipos mantuvieron intactos sus esquemas, al complemento. Ambos se plantaron, sin adelantar filas, en busca de salir a encontrar el gol. Pero FAS manejaba el partido, más obligado a quedarse con el resultado, y tuvo un acercamiento con Brayan Gil, que intentó sorprender a Carabantes. Luego, un perfil dominador en la media tigrilla, daba la sensación de que llegaba con mejor precisión para encontrar el gol.

Pero la historia no fue así. Era mejor FAS, pero Limeño se puso en ventaja: individualidad de Zúniga, desde línea de atrás, arrastró marcas y sobre lo último sirvio a Harold Alas, quien definió a marco el 0-1.

Faltaba partido (50′), pero con presión, y cierta ansiedad, los santanecos continuaron yendo al ataque. No bajaron la guardia, ni la intensidad, y lucharon por el del empate. Pero los de Santa Rosa fueron un hueso duro, un rival complicado, que puso candado y no daba espacio, ni tregua, para que FAS pudiera hacerle daño.
Lo que sí es que Limeño quedó diezmado, con la expulsión de Mario Martínez, lo que complicó el buen panorama que tenía el visitante.

Intentó aprovechar el factor numérico FAS, pero no lo consiguió. Atacó, fue adelante, aguantó que Limeño empujó por el segundo, creó jugadas a gol, pero no tuvo definición y enfrente tuvo a un bien parado Carabantes, que pasó a figurar, tapando todo. Dejó así un sabor amargo a los santanecos despedir con derrota la campaña regular, aún teniendo buen fútbol sobre el cierre del partido, y a Limeño, que se defendió con dientes apretados, lo impulsó para entusiasmarse de cara a la otra ronda.

Te recomendamos

Movistar Salen a la luz reveladoras imágenes de la hija de Lucero y Mijares, así se ve a sus 14 años
Movistar ¿Recuerdas a “Lady frijoles”? Tras ser deportada, ahora es presentadora de TV y emprendedora en Honduras
Movistar Fuertes revelaciones: Así es la vida de Melania Trump en la Casa Blanca

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad