“¿Cómo vamos a juntar cada semana $100?”, el calvario de los pacientes del Rosales para comprar medicamentos

En la sala de espera frente al servicio de Oncología, una mujer le dice con dolor a su esposo que ya no pueden seguir comprando la medicina para su hijo, diagnosticado con un tumor en el pulmón. Una de muchas historias que se encuentran en los pasillos de este hospital.

Foto EDH/ Jessica Orellana

Por Evelia Hernández

Jun 11, 2019- 21:00

Fredy Jiménez, de 65 años de edad, tiene un tumor en el colón y su tratamiento no está disponible en el hospital Rosales, por lo que ha tenido que comprar la medicina para recibir su cuarta sesión de quimioterapia.

Su tratamiento es de ocho sesiones y en dos de ellas ha tenido que adquirir el oxaliplatino, cuyo costo es de $125, y el fluracilo, que vale $81.60 los ocho frascos. Para una sola sesión, el desembolso es de $206.

La semana del 23 de mayo, cuando a Jiménez le tocaba la cuarta sesión, no la recibió porque carecía de dinero para los fármacos. Fue hasta el lunes pasado que pudo adquirirlos y someterse a la quimioterapia.

“Uno que no tiene dinero para comprar medicamento debe rebuscarse. Como no tenía dinero tuve que andar prestando, pero nadie le quiere prestar a uno”, dijo Jiménez, quien vive en el cantón Las Lomitas, del municipio de San Miguel, por lo que debe salir de su casa a las 3:00 de la mañana para estar en San Salvador a las 8:00 de la mañana.

Cerca de Jiménez estaba reposando, en el servicio de Hemato Oncología del Rosales, Francisco Henríquez, de 22 años de edad.

Foto EDH/ Jessica Orellana

Él tiene un tumor en el rostro y recibió esta semana su cuarta sesión; pero esta vez tuvo que comprar vincristina, cuyo precio es de $40.

En la sala de espera frente al servicio de Oncología, Reina Buena le dice a su esposo que ya no pueden seguir comprando la medicina para su hijo, Sergio Alberto Zúniga, de 18 años, quien hace cuatro meses fue diagnosticado con un tumor en el pulmón.

“¿Cómo vamos a juntar cada semana $100? Al mes son $400 . Estos días atrás Dios ha tocado corazones porque a veces ni dinero tengo para venir a ver a mi hijo. Pero llegan a mi casa católicos, cristianos y gracias a Dios voy juntando (dinero) para la medicina (bleomicina) de mi hijo”, explicó la madre del paciente. Ellos viajan desde el cantón Las Chinamas, de Ahuachapán.

En el servicio de Hemato Oncología hacen falta los medicamentos: vincristina, vinblastina, bleominicina, danazol, ácido folínico, antieméticos oral, clarambocilo, oxalipaltino y tramadol ampolletas.

Según los pacientes, algunos medicamentos hacen falta desde octubre del año pasado, mientras que otros se han escaseado desde hace dos meses.

Dos mujeres que tienen familiares ingresados en el Hospital Rosales se embarcan cada día en la dura tarea de esperar. Ellas duermen sobre cajas que contienen bolsas para diálisis.
Foto EDH/ Jessica Orellana

Blanca Mirian Ardón, de 44 años y residente en Caluco, Sonsonate, aseguró que en octubre, cuando estuvo ingresada solo recibió tres pastilla de talidomina (usada en pacientes con cáncer de hueso) y desde entonces ha tenido que comprarlas.

Ella tiene prescrito tomar dos pastillas al día pero solo ingiere una porque cada frasco de 30 cápsulas vale $160.

“Las nuevas autoridades deben saber ordenar y distribuir el dinero en lo que tiene que ser”, opinó Pedro Alcántara, quien acompañaba a una paciente que tiene cáncer de huesos.

El jefe de Hemato Oncología, doctor Héctor Valencia, dijo que es triste la situación que viven a diario los pacientes con cáncer.

“Una leucemia grave, si nosotros no ponemos el medicamento en tiempo adecuado su chance de vida termina porque dentro de quince días cuando ya pueda comprar la medicina será, tal vez, demasiado tarde”, dijo el médico.

Los medicamentos para las personas con tumores son esenciales, “que si la persona no los tienen, ahí perdió la partida. En cambio hay otros medicamentos que la gente puede estar un mes sin ellos y todavía tiene un chance; depende de la enfermedad”.

Para Valencia, la falta de medicina se debe a la poca gestión que hace la administración, sumado a un mal proceso de solicitud de medicamento que se hace con base a datos de medicina despachada en farmacia.

“Ahí hay problemas. El ministerio recibe el reporte de la farmacia del consumo de equis medicamento pero el dato no es real porque no se contabiliza el tiempo en que no hubo ese medicamento. Luego en el mes (que sí hay el fármaco) el consumo es enorme”, ejemplificó el galeno.

Mauricio Ventura, director del hospital, declaró que el desabastecimiento en Rosales era de un 25 % de medicinas.

Ventura dio ese dato el 6 de junio, cuando la nueva ministra de Salud, Ana Orellana, llegó a ese sanatorio para entregar medicina donada por la Fundación Jerusalem.

Oncología tiene un cuadro básico de aproximado 30 tipo de fármacos, pero actualmente faltan 10.

Según Valencia el principal problema es que “abastecen de un medicamento y se acaba el otro, entonces siempre estamos en esa rueda que nunca terminamos”.

FOTOS

12 imágenes que muestran la precariedad en el Hospital Rosales, uno de los más grande retos por resolver para el nuevo Gobierno

El principal centro de atención médica del país sufre varias condiciones de precariedad. Pacientes en el suelo, falta de medicamentos y de camillas, son solo algunas. Este será uno de los retos a superar para las nuevas autoridades de Salud

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Familia, amigos y exempleados de Nayib Bukele están en el Gobierno
Noticias ¿Sueñas con vivir en otro país? 5 países de inmigración fácil para salvadoreños
Noticias Así será la mega ciudad que construye en El Salvador el líder de la iglesia la Luz del Mundo, detenido en EE.UU. por delitos sexuales