Comercios salvadoreños ya iniciaron su temporada de descuentos

La modalidad de compras de viernes negro ha evolucionado. Ahora, las ofertas que presentan las empresas no sólo duran un día y se pueden prolongar por una semana o inclusive durante un mes. Los negocios ya están presentando sus descuentos al público.

Muchas tiendas nacionales ya iniciaron su temporada de ofertas de fin de año. Foto EDH / Archivo

Por Daniel Serpas

Nov 25, 2019- 21:50

Personas haciendo largas filas en los centros comerciales, tiendas abiertas hasta tarde, tráfico pesado y pantallas de TV en el baúl de los autos son señales de que la semana de ofertas relacionadas con el viernes negro (black friday por su nombre en inglés) ha llegado.

Este año iniciará el próximo viernes 29 de noviembre y es el punto de partida de la temporada de compras navideñas.

Esta tradición inició en Estados Unidos, pero a lo largo del mundo muchos países la implementan y adaptan a su situación económica particular.

El Salvador no es la excepción ya que en la actualidad, las ofertas del viernes negro no sólo duran un día, pueden durar semanas, fines de semana o incluso todo el mes de noviembre o diciembre.

Según la tradición, este día de ofertas y descuentos se realiza durante el último viernes de noviembre porque en Estados Unidos es el día después de acción de gracias.

La idea inició en 1950 en Filadelfia cuando varios compradores de los suburbios llegaron a la ciudad y los dueños de los comercios decidieron poner sus productos en oferta o con grandes descuentos.

Desde entonces, el viernes negro es casi una tradición para los estadounidenses. El término proviene de una referencia que hicieron los negociantes para referirse a ese día, debido al caos que generaban las compras masivas. Además, porque en viernes negro se hacen hasta el 30 % de todas las compras del año en Estados Unidos, por lo que los empresarios pueden recuperar sus finanzas y pasar sus saldos de rojo a negro.

Para 1961, varios empresarios estadounidenses propusieron cambiar el nombre por “big day”, para que no se malinterpretara su significado, sin embargo, no funcionó y desde ese año se ha conocido como black friday.

Con el paso del tiempo y a ejemplo de Estados Unidos, muchos países a nivel mundial iniciaron a implementar el viernes negro.

Para 2003, según datos del Consejo Internacional de Centros Comerciales de Estados Unidos, viernes negro fue el día de compras más rentable de todo el año.

Muchos analistas norteamericanos consideran que el black friday se ha convertido en un fenómeno social, debido al comportamiento obsesivo que algunos compradores muestran durante sus compras.

A pesar de que en El Salvador no se celebra el día de acción de gracias, sí existe el viernes negro. El primero se realizó en 2011 y generó varias reacciones debido al incremento masivo de las ventas y a la gran afluencia de personas en las tiendas. La primera empresa que realizó un viernes negro ofreció descuentos de hasta 50 %.

En un primer momento, los productos más demandados eran los electrodomésticos y otros relacionados con el hogar. Ahora, los productos de tecnología como Smart TV, celulares y parlantes son los más demandados por los consumidores.

Para poder impulsar una temporada completa de ofertas y descuentos, las empresas deben prepararse adquiriendo los productos necesarios y publicitando sus descuentos.

En años anteriores, la estrategia era implementada por casas comerciales o almacenes. Ahora el viernes negro es una forma de ganar dinero de restaurantes, tiendas de servicio, ferreterías, clínicas, gasolineras y cualquier otro tipo de negocio.

Para esta época, los comerciantes del país muestran un aumento considerable en sus operaciones ya que el viernes negro coincide con la antesala navideña y con el pago del aguinaldo.

La Cámara de Comercio e Industria de El Salvador informó recientemente que el 70 % de sus asociados esperan buenos resultados de esta semana de descuentos.

Luego de un sondeo, la Cámara estableció que un 84 % de los empresarios encuestados tiene buenas expectativas para esta temporada de compras.

De igual forma, la mayoría de empresarios señaló haber realizado más inversión en sus negocios y dos terceras partes consideraron el potencial comercial y de negocios de la temporada navideña.

Para el 35 % de los empresarios encuestados por la Cámara e Comercio e Industria, las operaciones comerciales del año fueron buenas o excelentes y el 54 % de ellos espera mejorar para el próximo año.

Esto significa que los empresarios ven en el período de viernes negro una oportunidad para generar más ventas y recuperar sus finanzas.

Las últimas semanas del año significan a su vez, un incremento en las oportunidades laborales ya que muchas tiendas habilitan plazas temporales para poder atender a todos los clientes.

No obstante, durante la temporada de cierre del año, aumentan los riesgos de los consumidores.

Algunos de los problemas que se generan en este período del año son las estafas, los hurtos y la publicidad engañosa que fomenta el consumismo. Expertos en la materia recomiendan no dejarse llevar por las ganas de consumir y considerar si el producto que se adquirirá es funcional y realmente necesario.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad