China rechaza que busque establecer bases militares en La Unión e isla Perico

El Vicecanciller de la República Popular China aclara que el proyecto de adquirir la isla Perico, en el que se involucró una empresa china, es exclusiva iniciativa de esta última. Por eso, su gobierno no promoverá proyectos que no cumplan con las leyes salvadoreñas o que sean polémicos. Por otra parte, dice que no olvidarán el gesto del FMLN de estrechar lazos con China, aunque quiere mantener buenas relaciones con todos los partidos.

Qin Gang, viceministro de Relaciones Exteriores de China. Foto EDH/

Por Mario González

Jun 04, 2019- 06:00

El segundo al mando en las relaciones exteriores de China, Qin Gang, negó rotundamente que su país esté interesado en establecer bases militares en la zona oriental, específicamente en La Unión o la isla Perico, como se llegó a sugerir tras la apertura de relaciones diplomáticas entre China y El Salvador, el 21 de agosto de 2018.

En septiembre, el alcalde de La Unión, Ezequiel Milla, confirmó que el ciudadano chino Bo Yang estaba interesado en comprar la isla por medio de un consorcio.

Cuando salió a la luz el interés de adquirir propiedades en esa zona y ante denuncias de que se pretendían instalar “bases militares”, los diputados reformaron el Código Civil para prohibir que los extranjeros adquirieran islas, islotes, cayos o cualquier territorio insular. Sin embargo, el expresidente Salvador Sánchez Cerén vetó el decreto argumentando que era “inconstitucional”.

El Vicecanciller de la Republica popular de China, aclara que el proyecto de adquirir la isla Perico en el se involucró a una empresa china es exclusiva iniciativa de esta última

 

La Fiscalía interrogó a Bo Yang, quien confirmó su interés.
El vicecanciller Gang, entrevistado por El Diario de Hoy el pasado fin de semana, fue enfático al decir que esa gestión “no es una decisión del gobierno chino y menos una decisión con claros objetivos estratégicos o militares”.

Estas son sus impresiones…

¿Está el gobierno chino interesado en la zona oriental del país y qué dice sobre las versiones de que supuestamente se quieren abrir bases militares?
Ya me habían hablado de ese proyecto del Puerto de La Unión. Es que hace un tiempo participó una empresa china, pero privada. Como he dicho, el 90 por ciento de las empresas chinas son privadas que buscan oportunidades de negocios en el mundo, de acuerdo con las reglas del mercado. Por eso escapa del conocimiento del gobierno chino.

or eso en absoluto se pueden equiparar las actividades independientes de una empresa privada con la decisión del gobierno chino. Yo no tenía ningún conocimiento sobre esa empresa china hasta que surgieron fuertes controversias y campañas sobre su proyecto, el año pasado. Como yo soy funcionario del gobierno encargado de las relaciones con El Salvador, si yo no lo sabía, no lo sabía nadie en el gobierno chino.

Como se trata de un acto de inversión autónomo de una empresa, no se puede calificar como una decisión del gobierno chino y menos como una decisión con claros objetivos estratégicos o militares del gobierno chino. Si me preguntan qué vamos a hacer en el futuro con ese proyecto, yo no sé. Si las empresas están interesadas, no es responsabilidad del gobierno chino.

China, al establecer relaciones diplomáticas con El Salvador y con otras naciones de América Latina y el Caribe, no tiene ninguna consideración geopolítica ni quiere ver convertido a El Salvador en una pieza del tablero geopolítico, geoestratégico.

Yo personalmente participé en las negociaciones para el establecimiento de lazos diplomáticos con El Salvador. No tengo ninguna intención al respecto.

Si me pregunta cuáles son las intenciones de China al establecer relaciones con El Salvador le puedo decir que nuestro objetivo fundamental es salvaguardar y hacer resaltar el principio de “Una Sola China” en la escena internacional.

(En otra parte de la entrevista, el Vicecanciller aludió al caso, asegurando que no permitirán que haya corrupción en los proyectos chinos ni ejecutarán los que generen polémica o cuestionamiento social).
Respecto a las actividades e inversiones de las empresas chinas en El Salvador, les vamos a exigir que cumplan los criterios internacionales y realicen todas sus actividades de manera pública, transparente, respetando las normas de economía de mercado y las reglas comerciales y no vamos a permitir ninguna actividad tras bambalinas y vamos a tener una tolerancia cero con la corrupción. Les vamos a exigir que realicen sus actividades con legalidad y honestidad para atraer bienestar y que los salvadoreños se sientan palpablemente beneficiados con estas relaciones.

Durante la entrevista, el Vicecanciller estuvo acompañado de la Embajadora china en el país, Iris Ou Jianhong. Foto EDH / Lissette Monterrosa

Le queremos pedir al gobierno salvadoreño un clima de competencia equitativo, transparente y leal, para facilitar la participación de todas las empresas. Y también medidas contra la corrupción tal como lo prometió el presidente Bukele en su discurso.

Yo le prometo que de aquí en adelante todo proyecto vital para el desarrollo de El Salvador en manos de empresas chinas debe contar con la autorización del gobierno salvadoreño, debe someterse a una licitación pública y contar con el alto consenso social. No vamos a realizar ningún proyecto que suponga fuertes controversias sociales.

¿Cuál será ahora su relación con el expartido oficial FMLN?
El FMLN sigue siendo una importante fuerza. Históricamente China y el FMLN han mantenido largas relaciones interpartidarias y además durante su mandato presidencial se concretó el establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países. Por eso el FMLN es fundador y creador de nuestros lazos bilaterales.

La política exterior de China conssiste en establecer el diálogo con cualquier país, partido político y civilización del mundo: es lo que llamamos buscar la unidad en la diversidad. El pueblo chino no va a olvidar las contribuciones históricas que ha hecho para nuestros lazos diplomáticos. China no tiene la mirada puesta en los intereses de ningún partido o grupo, sino en los intereses del pueblo salvadoreño. Con la llegada al poder del presidente Bukele vamos a tener un nuevo amigo, pero no vamos a olvidarnos del viejo amigo, el FMLN, que fundó nuestras relaciones. Estamos dispuestos a tener relaciones de amistad con todos los partidos, como ARENA, GANA y los demás, para promover el intercambio en aras de lograr el desarrollo de nuestros pueblos.

Al finalizar la entrevista, el Vicecanciller destacó, refiriéndose a El Salvador, que “un país por pequeño que sea siempre puede tener un corazón grande para mirar objetivos con esperanza”.

“Aunque muchos amigos salvadoreños lo ven como un país pequeño, nosotros lo vemos como una esperanza, con mucho campo para desarrollar una relación basada en el respeto mutuo”, enfatizó.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Padre e hija salvadoreños mueren ahogados en el río Bravo, México, al intentar cruzar hacia EE. UU.
Noticias Mitos y verdades sobre el orgasmo
Noticias La propuesta de otorgar 40 % de espacio en radios para música nacional aviva el debate en redes sociales