SELECTA: 100 años de una pasión INTERNACIONAL: Caos en Afganistán POLÍTICA: Reformas a la Constitución NEGOCIOS: Bitcoin en El Salvador

César Fagoaga: “Estamos pensando en protocolos de seguridad por si hace falta sacar a un periodista del país”

César Fagoaga, quien asumirá la presidencia de la APES el 31 de julio próximo, dijo que algunos ejes que impulsarán son la seguridad de los periodistas y el apoyo jurídico ante posibles detenciones arbitrarias.

Por Milton Rodríguez | Jul 04, 2021- 21:30

La nueva junta directiva de la Asociación de Periodistas de El Salvador asume el 31 de julio y su presidente valora los retos a los que se enfrenta la asociación en su labor frente a las amanezas que periodistas y ciudadanos enfrentan en el país. Video EDH / Miguel Martínez

César Castro Fagoaga, periodista, jefe de Redacción en Revista Factum, se formó como periodista en El Faro, donde fue reportero y posteriormente jefe de Redacción, luego ha desempeñado el rol de sindico en la Junta Directiva de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), 2020-2021 y tras competir en las recientes elecciones resultó electo presidente de la asociación para el periodo 2021-2022.

Lee también: Bukele, enemigo del periodismo crítico y rendición de cuentas

El Diario de Hoy conversó con Fagoaga sobre la realidad a la que se enfrenta el periodismo en la actualidad y sobre los retos que asumirá a partir del 31 de julio cuando tome posesión de la presidencia de la gremial.

Fagoaga expone algunos ejes que desde la junta directiva pretende impulsar, entre estos, las garantías de que los periodistas puedan ejercer libremente su trabajo en el país. Además, destacó que la APES está pensando en protocolos de seguridad por si en algún momento se tiene que sacar a algún profesional fuera del país.

NOMBRE:

César Fagoaga.

CARGO:

Presidente entrante de la APES.

PROFESIÓN:

Periodista, jefe de Redacción en Revista

Factum.

OTROS CARGOS:

Se formó como periodista en El Faro, donde fue reportero y posteriormente jefe de Redacción. Ha trabajado en La Prensa Gráfica, como reportero, coordinador de la Revista Séptimo Sentido y editor de la sección Judicial. Como freelance ha escrito en periódicos y revistas de México y España.

Asimismo, explicó que buscan que la asociación se convierta en un auxilio jurídico para los profesionales del periodismo ante posibles detenciones arbitrarias del Gobierno de Bukele.

¿Cómo fue el proceso de elección de la nueva junta directiva de la APES?

La Asamblea fue la semana pasada, el 26 de junio y la nueva Junta Directiva tomará posesión el 31 de julio.

¿Qué le incentivó a formar parte de la Junta Directiva?

Me pareció bien importante mantenernos en la Junta Directiva principalmente por las situaciones que tenemos ahora mismo de amenaza contra el ejercicio periodístico.

Como presidente de la APES deberá alzar la voz, ¿se asumirán nuevos retos?
Los retos son los mismos que tenemos en esta Junta Directiva, se intentará mantenernos en esa linea. Es un honor, un reto y tocará ser la vocería de la Asociación en momentos complicados como este.

¿ Por qué este es un momento complicado?
Estamos viviendo un momento muy tenso respecto a las relaciones que hay entre el Órgano Ejecutivo, ahora diría el Estado, porque ahora mismo todo se controla desde Casa Presidencial y cuando digo todo me refiero a la Asamblea Legislativa, la Corte Suprema de Justicia (CSJ), la Fiscalía General de la República que trabaja para Casa Presidencial y como el IAIP que ahora responden a Casa Presidencial también.

Bajo ese panorama, ¿el Estado (Bukele) controla la narrativa de la realidad?
El Estado bajo este control pretende controlar la narrativa y las verdades, trata de hacer pensar que la única voz autorizada para decir la verdad es la de ellos y eso es peligroso para cualquier país.

¿Por qué es peligroso?
Cualquier país que pretenda ser una democracia necesita tener una diversidad de voces y además la sociedad necesita tener la posibilidad de escuchar diferentes matices para formarse su opinión.

¿Cuando comenzó esa confrontación hacia la prensa?
Desde antes que tenía este poder total que tiene en Casa Presidencial, veíamos muy claro de parte del señor Bukele, incluso siendo alcalde de San Salvador.

¿Porqué actúa de esa forma contra la prensa?
Porque lo que hacemos nosotros los periodistas es valioso, nosotros recogemos hechos, contamos verdades que pueden ser incómodas, contamos cosas que están ocultas y cosas que incomodan al poder, no solo incomodan al señor Bukele, han incomodado a los presidente de turno durante décadas.

¿Hay diferencias entre este Gobierno y los anteriores?
La gran diferencia es que Bukele es alérgico a la transparencia, no puede rendir cuentas y en esa dinámica ha comenzado desde antes de ser presidente, un ejercicio sistemático de ataque a los medios de comunicación y periodistas que revelan con sus investigaciones verdades que pueden ser incómodas para ellos, que develan casos de corrupción importantes, que le cuentan a la población en que se está gastando su dinero.

¿El Gobierno ve a la prensa como enemigo?
Hemos visto que en un principio comenzó a decir que los diputados eran sus enemigos, que los jueces eran sus enemigos, que la sociedad civil eran sus enemigos y por último que los periodistas eran sus enemigos, todos somos sus enemigos y al final él nunca tiene la culpa de nada.

¿Eso es una estrategia?
Es una estrategia totalmente deliberada por hacer quedar mal a los medios de comunicación y periodistas y por hacer creerle a la población que somos opositores.

¿Porqué el Gobierno se siente amenazado con el periodismo?
Nuestro trabajo es fiscalizar al poder, y eso descontrolada al señor Bukele e intenta por cualquier vía tratar de silenciar y hacernos quedar mal, por eso es que este momento es complicado.

¿Cuáles son los alcances de estos ataques?
Si lo vemos en un nivel macro, no están atacando a un medio en particular, están atacando a lo que significa el periodismo, y el periodismo lo que significa es un acceso a la libertad, a un derecho básico fundamental.

¿Cómo afecta esto a la ciudadanía?
Cuando atentan contra periodistas, en realidad están atentando al derecho que tiene el ciudadano de recibir información de calidad.

¿De qué forma el Gobierno atenta contra la libertad de expresión?
En el momento que un Gobierno pretende decidir la calidad del periodismo y cuando se intenta coartar ese periodismo.

¿Cuál es el nivel de ataque hacia la prensa?
Es difícil luchar contra la propaganda gubernamental, ellos tienen millones para intentar atacar al periodismo. Es difícil luchar contra tanta mentira.

¿La ciudadanía debe valorar el periodismo?
Y no solo que se valore el periodismo, esto no es una carta blanca para los periodistas, el método periodístico establece que es lo que tenemos que hacer, contrastar información, presentar evidencias y diversos puntos de vista.

¿Tienen registros de que el Gobierno haya solicitado derecho de respuesta por investigaciones donde se señalan a sus funcionarios?
No ha habido ninguna solicitud de derecho de rectificación y respuesta de esta administración con ningún medio de comunicación después de casos que han salido señalando potencial corrupción en el Ministerio de Agricultura, en el Ministerio de Seguridad o en Centros Penales. Por qué entonces el Gobierno no va y dice ante un juzgado me han inventado algo, no, lo que intenta es únicamente atacar al periodista que publicó.

En vista de los ataques por parte del Gobierno, ¿desde la APES se van a hacer cambios significativos o transformaciones para contrarrestar este tipo de acciones?

Una de las cosas que hemos venido trabajando y que queremos profundizar en este periodo es la seguridad de los periodistas.

¿Porqué en la seguridad?
Porque este Gobierno en aras de engañar a la población, a diseminado una serie de mentiras, el presidente es un mentiroso profesional y una de las mentiras es que los periodistas y medios somos panfletos, sectores políticos etc., este discurso no es solamente de una persona que se siente atacada, es un discurso que pretende que la sociedad crea que los periodistas son sus enemigos.

¿Porqué pretende eso?
Porque si yo hago ver que el periodista es mi enemigo u opositor político, en una sociedad tan violenta como la nuestra un discurso así alimenta la posibilidad de violencia contra los periodistas.

¿Cómo se garantizará desde la APES el libre ejercicio periodístico?
Como APES lo que nos interesa es exigir que hayan garantías mínimas para que los periodistas podamos seguir ejerciendo libremente en El Salvador.

Ante este panorama ¿qué medidas han considerado tomar en favor del gremio?
Desgraciadamente ahora estamos pensando incluso en protocolos de seguridad por si hace falta extraer a un periodista de El Salvador y tenerlo recolocado un tiempo fuera del país. A ese nivel hemos llegado.

¿Hay otras áreas de apoyo a los periodistas ?
Otra de las cosas importantes es brindarle apoyo o auxilio jurídico a los periodistas. Se acaba de aprobar un proyecto grande para los próximos dos años que va a hacer que la APES se convierta en un auxilio jurídico para ellos.

¿Ven posibles casos donde se acuse a periodistas o hayan detenciones arbitrarias?
Sabemos que no solamente puedan haber potencialmente casos donde quieran acusar falsamente a los periodistas de algo, detenciones arbitrarias es una posibilidad, necesitamos que la APES se convierta en ese refugio cuando se sientan acosados y tengan problemas legales nosotros poder ayudarlos.

¿Continuará la formación?
Vamos a mantener los procesos de formación, ya que para ser robustas nuestras investigaciones necesitamos formación.

¿Hay algún ejemplo donde la ciudadanía haya defendido el periodismo?
No hace demasiado, con el caso de censura de la revista Factum donde yo trabajo que fue censurado por una orden judicial a petición de la Fiscalía, y lo que pasó con esa censura sobre el caso Chalchuapa es que muchos ciudadanos empezaron a decir ya tengo la nota, yo te la paso, hicieron suya la información.

¿Qué es lo más fuerte que se ha dado en términos de censura a medios o periodistas?
En los últimos años se han incrementado las vulneraciones contra periodistas. Hay restricciones para que en el día a día los periodistas puedan ejercer, por ejemplo, cuando hay una intención de censurar a medios que dan cobertura a un caso tan importante que debería horrorizarnos como sociedad como el caso de Chalchuapa, cuando hay un Gobierno que dice estos medios pueden entrar a una conferencia de prensa, estos pueden preguntar y estos no.

¿Cómo ve el panorama a futuro?
Estamos preocupados porque creemos que la situación no va mejorando, en realidad va empeorando y si lo vemos con detenimiento cada vez está más complicado.

De acuerdo a su trayectoria. ¿Hay algo que marca la diferencia en este Gobierno?
En los 20 años que tengo de ejercer, nunca vi a un gobierno que prohibiera a toda su administración hablar con un grupo de medios de comunicación o periodistas.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

APES FACTUM Libre Expresión Periodismo Periodistas Política Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad