Canciller salvadoreña va a EE.UU. para conocer condición de acuerdo de asilo

Alexandra Hill Tinoco dijo que viaja el miércoles para evaluar obligaciones y beneficios del convenio.

La canciller Alexandra Hill Tinoco (segunda de la derecha) afirmó a los diputados de la Comisión de Relaciones Exteriores que el convenio de asilo no implica “ser el tercer país seguro”. Foto EDH / Cortesía Cancillería

Por Eugenia Velásquez / Ricardo Avelar

Oct 07, 2019- 22:00

Evaluar las responsabilidades y beneficios del acuerdo migratorio que firmó el gobierno de El Salvador con el de EE.UU. el pasado 20 de septiembre, para recibir a solicitantes de asilo que buscan llegar al país norteamericano, es lo que mueve a la canciller Alexandra Hill Tinoco a viajar mañana a Estados Unidos.

“Vamos a una reunión cabalmente para definir los próximos pasos y el desarrollo del plan de trabajo conjunto para ver cuáles serán nuestras responsabilidades y cuáles serán los beneficios que vamos a recibir en términos de financiamiento, de medidas de seguridad, en términos de mejorar las condiciones de estas personas extremadamente vulnerables”, afirmó la funcionaria tras reunirse ayer con los diputados de la Comisión de Relaciones Exteriores, para responder sus inquietudes sobre ese acuerdo migratorio.

Mauricio Claver-Carone, asesor especial del presidente de EE.UU., Donald Trump, manifestó ayer en conferencia de prensa telefónica que tras la firma del convenio se está en la etapa de implementación, lo cual implica definir bien qué se espera de cada país y cómo se apoyará a fortalecer sus capacidades instaladas para poder ser aliados en el tema migratorio.

Los diputados de la Comisión de Relaciones Exteriores se mostraron preocupados de que el país acoja a migrantes de otros países, ya que su argumento es que no se tienen las condiciones para albergarlos.

“Yo hubiera querido ver en ese acuerdo que por cada miembro que mandarán (solicitante de asilo) enviarán recursos para su vestimenta, comida, trabajo, un monto semanal o mensual, que es lo lógico. El problema es que EE.UU. lo que ha hecho es un pupilaje de nosotros, solo que es gratis, porque las obligaciones son de nosotros. Es un pupilaje impuesto sin pago”, reflexionó el exembajador ante EE.UU. Rubén Zamora.

Al ser consultada sobre el asilo que El Salvador estaría brindando, Hill Tinoco respondió: “Eso es lo que vamos a negociar: cuáles serán las condiciones y limitaciones de todo eso”.

Afirmó que el gobierno del presidente Nayib Bukele no se comprometerá con nada con lo que El Salvador no pueda cumplir.

“No podemos pretender que si El Salvador no tiene las condiciones de seguridad absoluta, de resguardo y de protección a derechos humanos, no vamos a aceptar algo que no podamos cumplir y que esta población vulnerable no sea acogida como se merece y como se debe”, argumentó la canciller salvadoreña.

Hill Tinoco agregó que la visita de este miércoles a EE.UU. tiene el propósito también de dialogar con las autoridades estadounidenses para buscar una “solución permanente” para casi 200 mil salvadoreños y sus familias amparados al programa TPS.

“Eso es lo que estamos trabajando para tener propuestas, por eso estamos hablando con diversas autoridades de los EE.UU. para llegar a un acuerdo para el futuro inmediato de los ciudadanos”, aseveró.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad