Bertha María Deleón: “Así como me persiguen a mí, pueden hacerlo con cualquier ciudadano”

La abogada crítica del régimen de Bukele ha sido citada a la Fiscalía para notificarle la apertura de varios expedientes. Ella irá, aunque corre peligro de ser detenida.

Por Mario González

May 24, 2021- 21:30

A casi un mes del golpe del régimen de Bukele contra el Poder Judicial, Bertha María Deleón ha sido citada a la Fiscalía para notificarle cargos.

Destacada litigante en casos penales sonados, fiscal por siete años, como candidata a diputada por Nuestro Tiempo y por sus duras críticas a Bukele y su grupo, Deleón sabe que corre el riesgo de ser detenida inmediatamente porque el aparato de justicia y la Fiscalía están al servicio del gobernante. ¿Tiene miedo? Sí, pero no duda en llamar sus
colegas abogados a denunciar el quiebre del Estado de derecho; a la comunidad internacional, a pasar de los comunicados a las sanciones, y a los salvadoreños, a entender que esto que le ocurre a ella le podrá pasar a cualquiera en el futuro como en las pasadas dictaduras.

VER: Bertha Deleón: “El Fiscal de facto ha empezado a cumplir su rol de perseguir a quienes el presidente considera incómodos”

Está segura de que “la era Bukele terminará” en un tiempo y que los responsables de los atropellos y la corrupción tendrán que responder penalmente y de sus patrimonios por sus actos.

Estas son sus impresiones para El Diario de Hoy…

La Fiscalía la ha citado para el miércoles. ¿Con qué propósito?

Hay mucha preocupación de mi parte por la apertura de cuatro expedientes de investigación penal en mi contra. Uno de ellos ha sido abierto por el señor (Walter) Araujo, dicho sea de paso tiene un proceso abierto por expresiones de violencia en el que él es el agresor y está alegando desobediencia a la reserva de ese proceso. Desde que lo supe presenté a mis abogados y traté de tener acceso al expediente, pero no me lo han dado, lo cual es una falta al debido proceso.

Riesgo de detención

“Una de las posibilidades que se pueda proceder a una detención en esa diligencia. No tengo por qué huir, quiero darmi versión y afrontar lo que haya que afrontar”

Bertha María Deleón,

¿Qué podría suceder en la cita?

Se supone que es un proceso de “intimación”, es decir, hacerle saber a la persona señalada cuáles son las acusaciones en su contra. Una de las posibilidades es que se pueda proceder a una detención en esa diligencia. Hay gente que me dice “no vayás”, “te quieren humillar”, “te quieren sacar esposada”. Yo voy a hacer lo que me corresponde como ciudadana, no porque respete a (Rodolfo) Delgado y su figura de fiscal de facto. Voy a demostrar que no tengo
por qué huir, quiero que me muestren los expedientes, quiero dar mi versión de los hechos y afrontar lo que haya que afrontar como siempre lo he hecho. Y espero que haya garantías. Si ellos se aprestaran a detenerme, quedará claro que nadie tiene garantías en este país.

Deleón sabe que corre el riesgo de ser detenida inmediatamente porque el aparato de justicia y la Fiscalía están al servicio del gobernante. Foto EDH / Yessica Hompanera

 

¿Prácticamente es la apertura de procesos en su contra?

Sí. Llama mucho la atención con la que el fiscal del caso está manejando esto. Porque la denuncia de Araujo fue el 5 de mayo, si no me equivoco; el 6 de mayo estaban pidiendo informe a la jueza especializada y estaban comenzado a darle atención a ese caso, cuando hay otros casos muchísimos más graves en los que nunca se hace nada.

¿Es una venganza política?

Totalmente. Está claro que para ellos soy una figura incómoda. No sólo para Araujo, sino también por mis críticas al presidente, al gobierno, he tenido muchas represalias que ahora ya están pasando a acciones que ponen en riesgo mi libertad ambulatoria. Pero recibiendo represalias en redes sociales desde hace más de un año, coincidentemente
con el periodo de Bukele en el gobierno.

País sin garantías

“Nadie en el país tiene garantías constitucionales. La institucionalidad es un cascarón. Ellos (Bukele y su gente) ya controlan la Fiscalía y la Sala de lo Constitucional”

Bertha María Deleón,

¿Cómo ve que la Fiscalía y el aparato estatal se estén utilizando para esta clase de maniobras?

Es lamentable. No es la primera vez que la Fiscalía es usada para atacar políticamente a los que consideran “incómodos”, pero la esperanza que generó y que todavía genera Bukele está ya muy comprometida y esta es una de las formas: ha impuesto un fiscal sin los procedimientos constitucionales y ese fiscal está efectivamente rompiendo los procedimientos, violando derechos constitucionales como en mi caso: abrir un proceso arbitrariamente y dándole tanta atención.

¿Esto mismo le puede suceder a cualquier salvadoreño en el futuro?

Como me persiguen a mí puede hacerlo con cualquier ciudadano que sea considerado “incómodo” para ellos. Nadie en el país tiene garantías constitucionales.

Esto era lo que sucedía antes de la guerra. ¿Estamos volviendo a eso?

La institucionalidad es sólo un cascarón. Ellos ya han controlado la Fiscalía, que es la institución que tiene el monopolio de la acción penal, tiene un gran poder y por eso debe ser autónoma e independiente. Y otra de las cosas más graves es que ahora una sola persona controla la Sala de lo Constitucional, porque el mismo que impuso a su fiscal de facto impuso también sus magistrados de facto. Mucha gente me pregunta por qué no pongo un habeas corpus preventivo porque está comprometida mi libertad. ¿Y quién a va decidir el habeas corpus preventivo? Los magistrados usurpadores. Entonces, ¿qué sentido tiene? Ellos han estado rechazando los recursos contra sus nombramientos.

¿Y las gremiales de abogados?

Es lamentable la pasividad con la que las asociaciones de abogados, las gremiales, están tomando esto. Todos sabemos que no se siguió el debido proceso para quitar a los magistrados que estaban investidos de la autoridad constitucional. Nadie ha dicho nada en defensa de la democracia ni contra estos que fueron impuestos. Al final, ¿quién defiende lo poco de democracia que teníamos?

TAMBIÉN: Fiscalía confirma que ha abierto cuatro investigaciones contra Bertha Deleón

¿Qué debieron haber hecho las asociaciones de abogados y de jueces, los mismos magistrados de las demás salas de la Corte Suprema?

Hay mucho miedo en el ambiente, porque realmente el presidente es un matón que abusa del poder contra quien lo contradice. Está clarísima la estrategia del miedo.

Pero yo, sin querer juzgar, hubiera esperado más de las gremiales de abogados, de los magistrados de las otras salas que no reconocieran a los impostores ni se sentaran con ellos, porque simplemente no tienen legitimidad, no fueron elegidos con el procedimiento que establece la Constitución y ellos mismos estaban validando el atropello a los magistrados que quitaron. Aunque no es mi amigo, a mí me duele mucho el caso del magistrado Carlos Sánchez. Siempre he admirado su carrera judicial, ha sido un hombre muy técnico, muy estudioso y es muy lamentable lo que ha pasado con su carrera, que se la truncaron sin haberle seguido un debido proceso, atentando contra la independencia judicial, la separación de poderes y más lamentable es que lo hayan dejado solo. Tanto hablamos del derecho de defensa y a la hora en que tocan a nuestro gremio nadie dice nada. Es momento de unirnos como gremio en defensa de la independencia judicial. Es momento de ser valientes y defender la institucionalidad y no prestarse a lo que quiere Bukele, caer en el oportunismo y prestarse a procesar a otros, aunque no haya cometido delito.

Bertha Deleón está segura de que “la era Bukele terminará” en un tiempo y que los responsables de los atropellos y la corrupción tendrán que responder. Foto EDH / Yessica Hompanera

 

¿El gobierno se está convirtiendo en juez y parte de esta manera? ¿Qué tiene que pensar el salvadoreño cuando se imponen regímenes de este tipo y son los que deciden sobre la justicia y los derechos de la gente?

Hay mucha gente que, aunque no lo exprese en espacios públicos y en redes sociales, por el mismo miedo que existe, ya están cayendo en la cuenta de cómo este control total por parte del presidente sobre el Órgano Judicial y la Fiscalía está incidiendo en los derechos de los ciudadanos.

"La era Bukele pasará"

“Ahorita están embelesados por el poder y el momentum de ser “cool” ... Yo esperaría que haya responsabilidades internacionales para los que se prestaron para este golpe“.

Bertha María Deleón,

¿Quiénes, por ejemplo?

La población privada de libertad y sus familiares. Hay 67,000 privados de libertad y no todos son pandilleros. No tienen visita familiar desde que llegó Bukele, no hay visitas de sus abogados en muchos penales, lo que afecta el derecho de defensa. Hay gremiales de familiares que dicen “¿y de qué nos sirve presentar habeas corpus o amparos si la Sala ya está controlada por el mismo que está violando los derechos penitenciarios?”. La gente poco a poco y a puro dolor va a ir entendiendo para qué servía la separación de poderes y la independencia judicial.

¿Ha recibido amenazas de muerte?

Yo recibo amenazas de muerte y de que me desaparezcan todos los días en mis redes sociales. Es un proceso de estigmatización muy complicado, sobre todo por el nivel de violencia que tenemos en el país. No hay condiciones seguras para nadie, y menos para la que están denigrando constantemente con el aparataje paralelo del gobierno con esta serie de páginas como La Britany y seguidores, con este tipo de ataque artificial porque, hay que decirlo, este tipo de amenazas vienen del “trol center”.

¿Qué deben hacer la comunidad internacional, los embajadores, los que tutelaron el proceso de paz que ahora se está yendo al traste?

Hago un llamado a la comunidad internacional, a las embajadas, para que asuman un papel más protagónico en la protección de los derechos humanos. No sólo soy yo a la que están denigrando, amenazando y ofreciéndole cárcel. Que se pronuncien fuerte contra este tipo de amenazas a la libertad de expresión, de pensamiento, de movimiento. Ya es momento de pasar de los comunicados a las sanciones. Nunca hemos sido una democracia sólida pero lo poco de institucionalidad que había se lo han terminado en un día. Es importante que Estados Unidos, que tiene tantos fondos de cooperación, que hay tantos intereses salvadoreños de por medio (tres millones de salvadoreños que están allá, que tienen TPS), Estados Unidos, Alemania, España, deberían ser más contundente a la hora de pensar en sanciones porque es obvio que Bukele no va a retroceder con comunicados, con entrevistas, si la narrativa él la tiene ganada. No es un tema de comunicados, sino de consecuencias jurídicas a una persona que está controlando y acabando con la institucionalidad. Yo esperaría que haya responsabilidades internacionales para el Estado y responsabilidades personales para los que se prestaron para todo este golpe. Estoy hablando de demandas ante la Comisión Interamericana y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, porque hay violación de varios tratados internacionales. Ahorita están embelesados por el poder y el momentum de ser “cool” y estar del lado del que tiene el poder, pero yo creo que la verdad tarda y la impunidad no dura para siempre.

¿A usted ya le habían hecho una propuesta que, como se dice en ciertas películas, pensaron que era “imposible de rechazar”?

Me ofrecieron una embajada, salario, prestaciones, lo cual también es corrupción. Que se lo ofrezcan en términos de “andá a descansar”, “callate”, “no sigas en este rollo para que no te ataquen en las redes”, eso es corrupción. Como no quiere uno por las buenas, ahora usan la Fiscalía para callar.

¿Tiene miedo?

Sí, pero se trato de ir más allá del miedo. No paralizarme o huir o retroceder. Afecta a mi familia. Yo trabajo en la defensa de mujeres y me pongo a pensar ¿qué mensaje le estoy dando a las mujeres víctimas de violencia, a las niñas, a las jóvenes? Debo ser coherente.

¿Qué prevención les haría a los salvadoreños sobre su futuro?

Estoy clara: no importa si son cinco o diez años, la era de Bukele va a pasar. ¿Cuánto va a costar y a cuántos nos va a tocar? No sé, pero hay que prevalecer en los principios y unirnos del lado del sentido común y de la justicia. Si él realmente quisiera hacer las cosas de distinta manera y sin corrupción, ¿para qué va despojar de sus propias defensas al Estado? ¿Para qué quiere controlar la Fiscalía, el Órgano Judicial y el Instituto de Acceso a la Información Pública? Es obvio que está haciendo lo mismo que criticó. Lamentablemente la gente va a ver esto hasta que sea ya demasiado. De hecho ya viene siendo bien tarde…

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 1 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones