Policía fue asesinado en zona con alta presencia de maras en Atiquizaya

Hay una fuerte sospecha de que un pariente cercano habría colaborado en el crimen. El mismo martes un grupo de esa pandilla había lanzado una amenaza de atentados; el crimen fue perpetrado a pesar de que la Policía difundió una alerta a todos miembros.

Un policía y su esposa fueron atacados a balazos el martes por la noche en cantón Las Dalias, Atiquizaya, departamento de Ahuachapán, informaron fuentes policiales.

Por Jorge Beltrán Luna

Ene 29, 2020- 22:40

El ataque fue directo contra el policía de la División de Turismo, Salvador Alexánder Ramírez pero una de las balas alcanzó a su esposa quien logró sobrevivir. Este ataque se registró el martes en la noche en el cantón El Salitrero, municipio de Atiquizaya, departamento de Ahuachapán.

Ramírez se convirtió en el tercer policía asesinado en el primer mes de 2020 a manos de miembros de pandillas. El crimen contra Ramírez y su esposa fue perpetrado por dos miembros de la pandilla 18, según indicaron fuentes policiales.

Aunque oficialmente no se pudo comprobar, policías que pidieron no revelar su identidad afirmaron que hay una fuerte sospecha de que un pariente cercano de Ramírez, involucrado con la pandilla 18, autodenominada Sureña, haya participado de alguna manera en el asesinato.

El crimen fue cometido cuando Ramírez y su esposa caminaban por la carretera internacional que conecta Chalchuapa con Atiquizaya, cuando fueron interceptados por dos hombres jóvenes que andaban en motocicleta.

Después acribillar al agente policial, los pandilleros tuvieron tiempo para robarle la pistola y luego huyeron en la misma motocicleta hacia la lotificación La Dalia, en la cual hay fuerte presencia de la misma pandilla.

En una casa de esa lotificación, la policía encontró la motocicleta que los pandilleros ocuparon para cometer el asesinato. Ayer al mediodía, había fuerte presencia policial en esa comunidad en la cual esperaban varias ordenes judiciales para registrar varias viviendas donde sospechaban que podría haber indicios sobre el crimen.

Los pandilleros mataron a pesar de la alerta

Fuentes policiales que pidieron el anonimato aseguraron que el homicidio de Ramírez fue perpetrado a pesar de que la institución había puesto en alerta a todas sus unidades y elementos debido a que la inteligencia policial había detectado que la Pandilla 18 Sureña “se iba activar”, es decir, que haría ataques a elementos policiales y militares.

Las fuentes indicaron que el sector donde el policía fue acribillado es de alta presencia de esa pandilla, sin embargo, el policía nunca dijo haber recibido amenazas por miembros de esa agrupación criminal o sentirse peligro por vivir cerca de uno de los bastiones de ese grupo criminal.

DATOS Y CIFRAS

800

Fuentes policiales estiman que esa es la cantidad de pandilleros que hay en los municipios de Ahuachapán, Turín, El Refugio y Atiquizaya, en conjunto, sin contar a los familiares de éstos.

Atiquizaya es un municipio con alta presencia de la Mara Salvatrucha (MS-13) y, en menor cantidad, de la 18. Entre las dos se han repartido ese territorio.

Policías de la Delegación de Ahuachapán estiman que entre la cabecera departamental, Atiquizaya, El Refugio y Turín, podría haber unos 800 miembros de pandillas, sin contar con los familiares de éstos.

A pesar de las carencias en recursos y personal, el asesinato del policía es el primero que se registra en el municipio de Atiquizaya, afirmaron fuentes policiales.

Un jefe policial indicó que desde el 4 de diciembre del 2019 no habían registrado una muerte violenta en todo el municipio.

Un policía ejemplar

“Mamá, hablale a Álex para que no vaya a salir porque hay una balacera”. Poco después de que la madre del policía recibiera esa llamada de parte de otro de sus hijos, la mujer recibió otra donde le informaban que era Álex al que habían matado.

En la corporación policial, Ramírez era conocido con el indicativo de Chacal, un policía que desde hacía mucho tiempo había sido asignado a la División de Turismo. Entre sus familiares más cercanos era El Negro, un hombre que en su tiempo libre asistía a una iglesia evangélica.

La víctima nació y se crió en el cantó El Salitrero, donde era muy apreciado, dijeron familiares y vecinos, por su humildad.

El homicidio de Ramírez fue cometido seis días después de que otro agente policial con una alta preparación como investigador fuera asesinado en una zona rural de Ciudad Barrios, San Miguel, mientras participaba en un operativo de captura de un cabecilla de pandillas, según fuentes policiales.

Luis Alberto Rodríguez era uno de los mejores agentes que tenía la inteligencia policial, afirmaron quienes lo conocieron.

Antes que Rodríguez, el 6 de enero había sido asesinado José Domingo Hernández Hernández, en el cantón Los Zacatillos, en el municipio de San Rafael Obrajuelo, departamento de La Paz. La víctima era parte de un grupo élite y estaba asignado a la delegación de Sensuntepeque, Cabañas.

FOTOS:

Luto y dolor en Atiquizaya por asesinato de policía de turismo

Familiares y amigos lamentan el asesinato del agente Salvador Alexander Ramírez Martínez quien fue atacado por pandilleros mientras se encontraba de licencia. Su esposa fue lesionada en el hecho.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad