Semanario francés “L’Express” critica autoritarismo de Bukele

Ya sea justificándose por el coronavirus o la criminalidad, Bukele “gobierna por el temor”, dice el autor del artículo.

Foto de AFP / Marvin Recinos

Por Pascal Drouhaud / Corresponsal en París, Francia

May 21, 2020- 04:30

El semanario “L’Express”, creado en 1953 y por grandes figuras del periodismo como Jean-Jacques Servan-Schreiber y Françoise Giroud, de la corriente reformista de la época, publica un artículo escrito por el conocido periodista Axel Gylden. Se esperaba un texto alentador sobre El Salvador y su Presidente. En realidad, enfocándose en la política de lucha contra las maras, el artículo se transforma en una acusación implacable contra el autoritarismo naciente y en expansión contra la práctica del poder del presidente Bukele.

El título establece la escena: “El despiadado Sheriff de América Central”. El periodista abre con la política llevada a cabo contra las maras introduciendo una buena imagen: después de un decenio de conflicto interno (1980-1992) y tres de “terror de maras” parece que las medidas tomadas van a mover las posiciones. Después de una ola de homicidios en abril pasado, el presidente ordenó a todos los directores de las cárceles imponer medidas duras como el hecho de poner en los mismas celdas miembros de maras adversarias, como la 18 y Mara Salvatrucha), presentarlos encadenados y en ropa interior.

El mensaje llevado a través de las imágenes vistas por todos era sencillo: el Presidente de El Salvador seguirá con una política de “mano dura”. Es a partir de estos hechos que la tonalidad del artículo cambia, alternando sentimiento irónico y, a la vez, de desaprobación: “Hasta hoy, la represión excesiva permitió consolidar el poder de Nayib Bukele, uno de los dirigentes mas populares del continente”. “Entonces, por qué pararse en un tan buen camino?”, pregunta el reportero.

“Adepto a la oferta más alta y adicto a las redes sociales”, el presidente autorizó las fuerzas de seguridad pública a “usar la fuerza letal” contra las pandillas. A través de estos hechos, Axel Gylden pregunta si, luchando contra las maras como era esperado, El Salvador habrá encontrado su salvador millennial? Y hace aparacer la complejidad de la situación: a pesar de su juventud (38 años) y haberse presentado como el “caballo blanco de la lucha anticorrupción” con un “eslogan sencillo” (cuando nadie roba, el dinero alcanza”, se cuenta el conflicto que tuvo con el expartido gobernante FMLN, del que era miembro, por agraviar a una integrante del concejo capitalino, el cual presidía. En seguida recuerda cómo irrumpió con tropas en el Salón Azul de la Asamblea Legislativa el 9 de febrero.

Ahora, dice, obsesionado con el poder, ya sea justificándose por el coronavirus o la criminalidad, Bukele “gobierna por el temor”.

“Su estrategia contra la pandemia del COVID-19 no se apoya sobre ningún dato sanitario o científicos. Busca, sencillamente, restringir los derechos de los ciudadanos y alimentar la inquietud de la población, lo que le permite presentarse como el redentor”.

“Medidas desproporcionadas”, considera el autor, cuando se mira el número de muertos (23, al día en que se escribió el artículo) y sobre todo si se comparan las cifras con los países vecinos. Axel Gylden concluye, recordando que las medidas han sido endurecidas, ya que el presidente las quiere “absolutas” y “rígidas”. El propósito lo define con estas palabras terribles: “Infundir el miedo, una y otra vez, siempre”.

Politólogo francés.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad