Sindicalistas afines a Bukele amenazan a la Corte y diputados

Director de PNC no acató orden de Fiscal General que ordenó disolver protestas ante pandemia. Los grupos amenazan con mantener calles cerradas mientras diputados no aprueben ley de Emergencia.

Carros atravesados, pancartas y varias personas obstaculizaron el tráfico ayer desde las 4:00 de la madrugada y amenazaron que no parar si los diputados y el gobierno no llegaban a un acuerdo. Foto EDH / Menly Cortez

Por Jaime López

Jun 11, 2020- 22:00

Calles y avenidas que comunican con la los edificios de la Corte Suprema de Justicia y la Asamblea Legislativa en San Salvador permanecieron cerradas desde las 4:00 de la madrugada del jueves por acción de varios grupos de sindicalistas afines al presidente Nayib Bukele.

Junto a ellos varias patrullas policiales y aunque el mismo presidente Bukele y el ministro de Salud, Francisco Alabí han remachado que se debe evitar las aglomeraciones y respetar el distanciamiento social para bajar la curva de contagios del COVID-19 que a la fecha, está en los niveles más altos, la Policía no defendió ni hizo respetar la “cuarentena estricta” que ha sugerido el mismo mandatario.

Esta es la segunda vez, después de que el 1 de Mayo (Día del Trabajo) simpatizantes del gobierno de violentaron la cuarentena domiciliar y marcharan pese al riesgo de contagio y propagación del virus.

Casi ocho horas después de que los sindicalistas habían paralizado el tráfico e impedido a los diputados y magistrados ingresar a sus oficinas, el Fiscal General le ordenó a la Policía Nacional Civil que procediera con las acciones pertinentes a fin de disolver esas aglomeraciones, que se convierten en potenciales focos de contagio del COVID-19.

Te puede interesar: Sindicalistas afines al Gobierno impiden el paso de Bomberos rumbo a emergencia en Juan Pablo II

“Fiscalía gira dirección funcional a la Policía Nacional Civil. Reconocemos el derecho a la libertad de expresión pero este no debe atentar contra el orden público ni la integridad de las personas”, expresaba el Ministerio Público en su cuenta oficial. “La PNC debe proceder en flagrancia ante posibles violaciones al orden constitucional y garantizar el funcionamiento efectivo de los Órganos del Estado”, agregó.

Durante la jornada de protesta, un equipo de Bomberos intentó pasar por el bulevar Tutunichapa, pero los manifestantes lo impidieron. Video tomado de Twitter YSKL

 

La Fiscalía recordó a los manifestantes el riesgo al que se exponen a sí mismos y sus allegados al convocarlos a aglomeraciones, debido a que el país está atravesando una pandemia mortal.

El Diario de Hoy, que daba cobertura al hecho, preguntó a varios oficiales el porqué no habían acatado la orden de la Fiscalía General de la República, que mandaba a disolver la manifestación y abril las carreteras tomadas por los sindicalistas, la respuesta de algunos oficiales fue abstenerse de contestar y otros afirmaron que la orden no se había acatado porque no la materializó el director, Mauricio Arriaza Chicas, es decir, no se las hizo llegar a los agentes que estaban en el terreno.

“Además, nosotros somos agentes de Seguridad Pública y los encargados de disolver estas protestas son los agentes de la UMO o antimotines”, justificó una oficial.

Sindicalistas parte del plan

Lo cierto es que los sindicalistas cumplían una misión y era para exigir que la Asamblea Legislativa flexibilice su postura frente al Ejecutivo en el contexto de una discusión a cómo y cuándo se debe reabrir la economía y no en estos momentos en que los contagios siguen al alza.

“Estamos viendo en los hospitales que cada día llega más gente contagiada y si se abren los medios de producción en esas circunstancias, los trabajadores van a llevar el virus a la calle, las empresas, familias; y los hospitales ya no van a dar abasto”, afirmó Mario Arévalo, secretario del Sindicato de los Empleados del Ministerio de Salud de El Salvador (Sigesal).

La FGR indica que se reconoce el derecho a la libertad de expresión, pero este no debe atentar contra el orden público ni la integridad de las personas. Foto EDH / Menly Cortez

Arévalo amenazó con endurecer las protestas si los diputados y el Ejecutivo no llegan a un acuerdo para regular la actividad económica del país. “No estamos en contra de la economía pero que se abra de forma gradual y de bruscamente; esta es la manifestación de nosotros en apoyo del gobierno. Tenemos hambre pero no vamos a exponer al pueblo a que quede tirado en las calles”, afirmó Antonio Nerio Juárez, de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Azucareros del país.

En redes sociales, otras personas escribieron mensajes en las que instigaban contra los magistrados de la Sala de lo Constitucional por sus decisiones al punto de pedir que los vigilaran dónde estuvieran y llamaba a una insurrección nacional.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores del Órgano Judicial, Sittoj, Roswal Solórzano, uno de los grupos sindicales que hace una semana se reunió con el presidente Nayib Bukele, afirmó ayer en un video que ya es hora de que el pueblo responda como debe.

El dirigente hizo un llamado a la insurrección para el próximo jueves que está programado la reapertura de la economía del país y recordó que ese mismo día hay plenaria por lo que instó a prepararse.

“Llamo a todos los movimientos y sindicatos a la insurrección popular y ajustar las medidas con las basuras de la Asamblea Legislativa y con los magistrados de la Sala de lo Constitucional porque ellos atentan contra nuestras vidas pues nosotros tenemos que atentar contra su comodidad y su zona de confort e invocar el artículo 87. Pido al alto mando de la Fuerza Armada y de la Policía para que esté atento a las decisiones que se van a tomar”, advirtió.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad